Conocimiento básico

No hay comentarios.:
Con 2 años de rehabilitación, hemos aprendido algunas cosas. Son muchas cosas las que hay que aprender desde el día mismo del diagnóstico. En nuestro caso, nos demoramos muchísimo. Recién ahora siento que tomamos el poder de nuestra rehabilitación y que sabemos lo que estamos haciendo. Creo que mientras antes uno 'atine', pueden darse mejores resultados (neuroplasticidad que le llaman, pero eso es harina de otro post). El diagnóstico no viene con un manual, pero de existir me gustaría que dijera al menos las siguientes cosas:

1. La rehabilitación no es sólo para el niño, sino para toda la familia. Lo ideal es que quien cuida al niño esté presente en las terapias y participe. Idealmente, que aprenda e incorpore los ejercicios a la vida diaria.

2. Usted PUEDE cambiar a cualquier integrante del equipo de profesionales que participa en la rehabilitación. Antes que un paciente es su hijo. Es importante que los dos se sientan cómodos y contentos con cada uno de los profesionales, pues conforman un EQUIPO de trabajo. Usted debe confiar en cada uno de ellos.

3. Si su hijo llora durante una sesión, puede estar rechazando al terapeuta y no la terapia. Intente con otro terapeuta.

4. Si su hijo no muestra resultados, puede ser el terapeuta. Me imagino que esto no corre para todos los casos, pero en el nuestro las diferencias fueron impactantes.

5. Todo se ve difícil al principio y resulta muy abrumador. Uno no alcanza a acostumbrarse a un tratamiento cuando ya empezó otro. Las terapias, las órtesis, las técnicas, los ejercicios... Todo se logra incorporar al día a día y uno se acostumbra más rápido de lo que espera.

6. Incribir a su hijo en el Registro Nacional de Discapacidad en FONADIS tiene beneficios. Es un trámite largo, más vale empezar a tiempo.

7. La rehabilitación es cara. Para hacer un cálculo, duplique lo que el doctor le dice que saldrá.

8. La familia es el primer núcleo social del niño. La adaptación dentro de ella (tíos y primos incluídos) es el primer paso para su incorporación a la sociedad.

9. No hay ninguna razón lógica para esconder a su hijo. La mayoría de las personas está más abierta a las diferencias de lo que uno piensa, especialmente los niños. Entre ellos juegan sin ver diferencias.

10. Los niños con discapacidad suelen tener gran fuerza y unas ganas de vivir increíbles. Son niños muy alegres que llenan nuestras vidas. Cada logro es el resultado de mucho esfuerzo y por ello nos hace a todos inmensamente felices. La discapacidad no es impedimento para la felicidad.

No hay comentarios.:
Publicar un comentario