Papá terapeuta es top

No hay comentarios.:
Hoy fuimos a la plaza, como solemos hacer los fines de semana. Afortunadamente, este domingo los columpios no tenían ketchup.

Lo impactante en este paseo fue que conocimos al papá del año. Llegan corriendo dos niños: una de 3 y otro de 1 (calculo con mi mal ojo) y muy detrás un papá con el diario bajo la manga. La niña se sienta en el columpio y empieza a tratar de poner el columpio en movimiento. Pero no podía, era muy chica. "¡Papá! ¡Colúmpiame!" y el papá inmóvil en el escaño leyendo el diario.

Finalmente, el hermano de 1 año ayudó a su hermanita, quien cuando logró columpiarse dijo feliz a su ausente padre: "¡Papi, mírame! Me estoy columpeando". Eso ocurría mientras yo me columpiaba feliz y mi marido, hoy conocido como el mejor papá del mundo, columpiaba a nuestra hija.
No hay comentarios.:
Publicar un comentario