Las OTP de la discordia

4 comentarios:

Así como Paris tuvo su manzana, nosotros tuvimos nuestras OTP para impulsarnos a elegir al equipo de profesionales que hoy trabajan junto con nosotros (si necesita más información sobre qué es una OTP, puede hacer click aquí). Por mucho tiempo, los terapeutas nos eran asignados y parecía que no teníamos mucho derecho a voto. Afortunadamente, un día aprendimos que sí y sabíamos que cualquier cambio que hicieramos iba a ser muy difícil, pero era necesario que nosotros estuvieramos cómodos con cada uno de los integrantes del equipo.

Mirando la historia retrospectivamente, me doy cuenta de que las OTP fueron quienes nos mostraron el camino. Inicialmente, teníamos instrucciones de usarlas 6 horas al día (lo que restando comidas, mudas, baños, terapias y otros, resultaba ser todo el tiempo). Fue difícil. Primero, comprar un par de órtesis para tu hijo es una experiencia dolorosa. Para nosotros, fue el primer choque con la realidad de 'discapacidad' que nos tocó vivir. Segundo, porque el uso de las órtesis incomodaba tremendamente a nuestra hija. Se tensaba completa con ellas, no podía caminar (no son flexibles), no la podía sentar en la silla... Ni siquiera la podía tomar en brazos, pues todas las piernas y el tronco se tornaban hipertónicos con las OTP. Como resultado: era IMPOSIBLE usarlas 6 horas al día. Mi remordimiento crecía día a día y no sabía qué hacer.

Luego me dijeron que mejor las usara en la noche, lo que me pareció mucho más razonable. Algo bastante difícil de lograr, que aún no logro del todo, pero factible. En este momento comenzaron a hacerse evidentes las diferencias de opinión entre profesionales. Para unos las OTP son algo completamente necesario, día y noche e incluso para toda actividad (¿cómo podrían las OTP facilitar el gateo?) y para otros, es necesario evaluar el caso particular del niño. Comenzamos a vislumbrar distintas corrientes, distintas maneras de enfocar el tratamiento. Una más de libro y otra de mayor contacto con nuestra hija. Me imagino que dicho de esta forma, es evidente cual camino decidimos tomar. Sobretodo porque se puede realizar el segundo sin dejar de lado la teoría.

Igual que con la manzana, hacer los cambios resultó ser toda una odisea. Pero por suerte ya contábamos con al menos un criterio claro que nos permitía saber el tipo de terapeuta que queríamos para nuestra hija, pues nos parecía que indicaba una particular perspectiva de trabajo.

Yo sé que la historia de las órtesis no es generalizable ni tampoco es tan entendible, pero me sirve para ejemplificar que hay criterios que nos ayudan a elegir al equipo. Me parece muy importante que todos 'remen para el mismo lado', que nadie tire el barco para atrás. Por lo demás, tal vez lo de la OTP fue solo una excusa... Uno debe elegir terapeutas igual como elige amigos, o incluso más selectivamente: igual que con las amistades, se debe sentir confianza, tener un trato agradable o superior y respeto mutuo, o lo que sea que cada uno busca en sus amistades.

4 comentarios:
  1. Lo importante en el tema de las OTP's y otras herramientas y terapias no es dejarse llevar por una opinión personal; si no recurrir al apoyo profesional necesario.
    En nuestro caso ha sido vital el profesionalismo de nuestros partner en el tratamiento de nuestra hija.

    Muchas de las terapias pueden resultar incomodas, estresantes y duras; pero ello no significa que no sean necesarias. Debemos poner mucho cuidado en ello porque si tenemos demasiada consideración (y conmiseración) y nos encontramos a expensas de nuestros pòpios criterios; un posible estado es no hacer nada, siendo este un error imperdonable.

    ResponderEliminar
  2. Es justamente el tema. Uno realmente no sabe de esto y necesita tener un equipo de profesionales de confianza para trabajar.

    Lo de las OTP no fue porque me resultara incómodo, sino porque su uso diurno era más contraproducente que beneficioso. Por eso digo que opté por un equipo que decide en relación a mi hija y no al texto teórico.

    ResponderEliminar
  3. Tenemos decenas de terapias incomodas que hacer todos los dias que nos ayudan y mejoran a nuestra hija. Las OTP eran un freno con las que la marcha estaba frenada. Hoy usa las OTP al dormir y en el dia anda con zapatos normales que le permiten dar pasitos. Con las OTP estaba hiperextendida y e inmovil.

    Lo que me lleva a la pregunta: ¿todos los papas pensaremos que lo sabemos todo? ¿o que no sabemos nada? ¿cual de las dos posturas sera mejor?

    ResponderEliminar
  4. Me parece mejor creer que no se sabe nada... Es la única opción que te permite aprender más.

    ResponderEliminar