Quiero mi rutina!

No hay comentarios.:
Desde el viernes (5 días) nuestra vida no es la misma. Doctores, remedios, termómetros, maña, inapetencia (por su parte) y falta de sueño, cansancio, apetencia y preocupación (por la mía).

Sé que normalmente reclamo que nuestros días están llenos de ejercicios, terapias, órtesis y todo tipo de exigencias con una tarea tras otra, pero en este momento extraño muchísimo esos días. Extraño ver a mi hija trabajando, logrando cosas, conversándome, haciéndose la difícil para comer, reclamando por sus elongaciones. ¡Riéndose! Hecho de menos su risa encantadora.

Ella es muy feliz con su rutina. Tal vez es hora de que yo los vea también como su ocupación, sus juegos, y no tanto como obligaciones. Evidentemente, yo las disfruto tanto como ella. Son nuestra vida diaria y señal, aunque suene contradictorio, de que todo está bien. Son nuestra normalidad y me encanta, ella es feliz.
No hay comentarios.:
Publicar un comentario