Control cefálico post Botox

No hay comentarios.:
Como efecto secundario de la aplicación de Botox, hemos perdido parte del control cefálico que nos tenía fascinados hace pocas semanas. Esto nos indica que el control tan maravilloso en realidad era producto de la espasticidad de las piernas, con la que lograba estabilizar el tronco. Lo que no es malo (patológico), ya que es el mismo recurso que uno utilizaría si va en una micro con mil bosas: uno se estabilizaría ampliando la base y poniendo rígidas las piernas.

Esta es la razón principal para la aplicación de Botox. No solo se busca conseguir el rango de los músculos infiltrados, sino mejorar los patrones de movimiento. Es decir, perdimos un control cefálico, pero lo entregamos con la confianza de poder conseguir uno mejor.

Es complejo todo esto.
No hay comentarios.:
Publicar un comentario