Día de montaña rusa emocional

No hay comentarios.:
Hoy fui a retirar las radiografías de pelvias de mi hija, sin ninguna sospecha de que podría haber algo mal. Los problemas de cadera en niños con trastornos motores son muy frecuentes y hay una lista de ellos que son esperables, entre los cuales hay uno que se puede evitar y debemos hacerlo porque no tiene solución una vez que ocurre.

Pues bien... Se me ocurrió leer los resultados en plena clínica y cuando lei 'coxa valga bilateral' mis ojos se pusieron llororos. Según lo que recordaba, eso era lo que no tenía que pasar. Me la sufrí toda (se darán cuenta ya que la historia tiene un final feliz). Me sentí casi igual que el día en que nos dieron el diagnóstico o cuando los doctores nos decían cosas como: jamás se podrán comunicar con ella, no va a caminar, 'esto' es lo que llamamos un handicap y todo tipo de leseras. El futuro se veía negro, la culpa me invadía y las lágrimas fluían una tras otra. Pensé: si superamos esas cosas, superaremos esto también y espero que no sean muchos más los obstáculos que se nos presenten. Pero el futuro era negro.

Después racionalmente pensé y el plan era el siguiente: 1) matemos al mensajero, hay que averiguar si este radiólogo es bueno 2) preguntémosle a la kinesióloga que debe estar por llegar 3) no puede ser tan malo si en la vida diaria su bipedestación está muchísimo mejor. Pero irracionalmente, seguía sin parar de llorar.

He aquí el final feliz: llegó la kine y me dijo que eso no era lo terrible sin solución que no debía pasar. Además, esto ya estaba informado en la radiografía anterior solo que yo nunca me había dado cuenta (el equipo que teníamos antes no nos explicaba las cosas y, lo que es peor aún, nosotros sabíamos que era mejor que ellos no nos explicaran nada) y en comparación a esa vez, estaba mejor. Se han desarrollado algunas cosas que no estaban, los fémures se están incrustando en la pelvis (no sé las palabras técnicas para esto) y creo que los techos están mejor.

Es decir, lo que no tiene que ocurrir aún no ha ocurrido y lo que tenemos ahora es una falta de desarrollo por falta de bipedestación, es decir: lo 'bueno' que tiene que ocurrir, tampoco ha ocurrio pero un retraso y no un retroceso. ¿Se entiende?

Día de montaña rusa emocional. Me rehuso a crearlo como etiqueta del blog, espero no tener más días como este, fue horrible. No me sentía así desde hace mucho tiempo y no lo extrañaba para nada. Sentí que perdía las fuerzas y no me sirve eso. Volví a mi personalidad anterior a ser mamá, sin energía suficiente para hacer cosas, sin motivaciones fuertes y muy pesimista. La yo mamá no es así y me gusta mucho más.
No hay comentarios.:
Publicar un comentario