Segundo día de vacaciones

1 comentario:
Hoy ha sido un poco más agotador que ayer. Los jueves son día de piscina y, como en mis vacaciones me quedo sin babysitter, me tocó ir sola. Con lluvia, con niña, con bolso de piscina y la leche para después más toda la pega que hay que hacer para que esto ocurra. Todavía me tiemblan los brazos... En días como hoy dan más ganas de que pueda sostener su peso de alguna manera, ya sea sentarse, pararse o al menos que se pueda quedar acostada donde la visto para poder moverme dos metros a botar el pañal sin rodar al piso. En fin...

Lo bueno es que en la piscina, al ser semanal, se notan los cambios.
Parece ser que está logrando un mejor control tronco-cefálico (sostiene mejor su cabeza con extensión de columna) y mejoró su trabajo de cintura escapular (no solo estira los brazos... además busca afirmarse e intenta descargar peso). Todo esto es realmente maravilloso. Ayer que la bañé en estos aros para guagua por primera vez en mucho tiempo, quedé muy sorprendida al ver que si bien no se sienta bien a nivel de pelvias, el tronco y la cabeza lo sostenía casi de manera autónoma. No se imaginan lo esperanzador y tranquilizando que eso es.
1 comentario:
  1. Hola!
    Te comprendo perfectamente... si bien la patologia de mi nena es diferente, muchas de nuestras vivencias son similares.
    Reconozco los brazos temblorosos por el esfuerzo, la necesidad de tener un brazo elastico para poder acercar o dejar cosas a lo lejos sin por eso descuidar a la gorda... en fin! El agotamiento del cuerpo!
    Pero tambien reconozco la satisfaccion por el minimo detalle que marca una pequeña diferencia, un gran avance!!!
    Vamos que podemos! Gracias a ELLAS, nosotras todavia podemos!
    Un abrazo desde Argentina!
    Fabi

    ResponderEliminar