Una vida normal... ¿cómo y cuándo?

8 comentarios:
A raíz de esta maravillosa historia, de un joven con discapacidad que cuenta cuánto ama salir de vacaciones con sus papás desde que era chico, nos pusimos a reflexionar con mi marido... Queremos que nuestra hija tenga esas experiencias, esos recuerdos, esa sensación de estar de vacaciones, pero somos los dos tremendamente flojos en el sentido 'social'. Muy rara vez salimos los fines de semana y menos aún en nos pegamos un viajecito. Esto es de mucho antes de que naciera nuestra hija. Yo le decía: tal vez si tuviéramos otro hijo, nos veríamos más forzados a hacer cosas que a los niños les divierte, pero quisiera tener este 'motor' sin la necesitad de tener otro hijo.

Bueno, justamente hoy, después además de cuestionarme mi rol como mamá la última semana, el pediatra me dice: te dedicas mucho a la rehabilitación motora y estás dejando de lado el desarrollo normal (social e intelectual) que necesita todo niño. Plop. Por un lado, me encanta que mi pediatra sienta la confianza necesaria para decir esas cosas, pero también lo encuentro algo injusto pues nos conoce solo desde el lado de la medicina, donde obviamente comparto más las experiencias de rehabilitación y no las más cotidianas. Pero superando el desconcierto inicial, en realidad tiene toda la razón. Hizo dos recomendaciones sencillas: llevarla al jardín y sacarla a pasear mucho más seguido. ¿No debería ser tan difícil, no?
8 comentarios:
  1. Excelente! Descubrí tu blog hace poco y me encantó, me gusta tu postura frente a la vida. ¿Algún consejo para esta mamá?

    ResponderEliminar
  2. Me parece muy bien! Muchas veces nos preocupamos más de lo obvio, de lo que se nota, de lo que nos damos cuenta que de otras cosas, que bueno que te haya hecho sentido y sobre todo que te hayas dado cuenta, eso es un gran paso!
    Pero cuestionarte tu rol de mamá?? nooo, eso si que no.

    Saludos y gracias por el mail, muy interezante. Nos estamos viendo... tengo que copiar los cd!

    ResponderEliminar
  3. No se realmente ya lo que es "normal", cuál es el parámetro? Creo que simplemente se trata de encontrar algún equilibrio... y no es sencillo! Pero no te preocupes! no es sencillo para nadie!!! Buscar el equilibrio entre la familia y el trabajo, entre los amigos y la pareja, entre estudiar y disfrutar del ocio...
    Yo también me replanteo esto de la vida social con mi hija. A veces no nos queda mucho tiempo libre en la semana, y estamos haciendo un esfuerzo por compartir el fin de semana con amigos, sobre todo con los que tienen chicos! Valen los sigue mucho, se divierte de alguna manera. Incluso, comencé una búsqueda incansable de jardines maternales donde realmente trabajen la integración e inclusión de chicos con necesidades especiales... y hasta ahora solo encontré uno...
    Además, todavía no hemos pensado en viajar o vacacionar... espero que podamos hacerlo este verano! Creo que ella también merece un descancito y el cambio de "aire" nos vendría bien a todos!!! no?
    Creo que tenemos que relajarnos y disfrutar más...
    Un beso
    Fa

    ResponderEliminar
  4. Eeeh! Qué rico saber que no soy la única! Es difícil, cierto??
    Finalmente vi el lado positivo a los comentarios del doc: si me viera colapsada con la rehabilitación o que no lo estoy haciendo bien, no me pediría que agregara más cosas, no? Ahora estamos buscando una silla neurológica para poder hacer estos paseos, que no es un tema menor.

    ResponderEliminar
  5. hola! conocí tu blog a traves del de Da y fa, y me parece muy interesante, principalmente porque es la vida misma. Si se me permite opinar, creo que ya lo hacéis sobradamente bien, yo de vosotros me plantearía un descansito (pero para vosotros) basta con un par de días pero a solas, es muy importante no olvidarse de la pareja y de uno mismo, ya que a la larga nuestra salud personal y como pareja puede resentirse, y que carai, que está muy bien... bueno, os seguiré leyendo.

    ResponderEliminar