Tres dias de paternidad intensiva

5 comentarios:
Hoy llamo mamaterapeuta para preguntar como estaba todo. Sonaba muy contenta, como de vacaciones. Creo que es la primera vez desde que nacio nuestra hija que mama no esta 100% encima de todo lo que tenga que ver con ella. Por supuesto, es primera vez que yo lo estoy! Afortunadamente, salvo un par de momentos en los que no se que terapeuta viene cuando o que hay que hacer en que orden, no ha sido tan complicado.
Aprendi que un dia es algo asi como despertar, ir al baño, volver a dormirse por que son las 7, despertar a las 8:30, recibir desayuno que trae la nana, dar mamadera, dar pan con palta, cambiar pañal, regalonear un rato, elongar, entregar a la nana para que la vista y peine, irse a la ducha, salir antes que llegue la terapeuta del dia, ayudar y acompañar a la terapeuta, entregar para que le den comida, irse a trabajar, volver, dar comida, lavar dientes, cambiar pañal, ponerla en el parador, elongar, jugar un rato, dormir.
En estos tres dias tambien he aprendido que no es tan facil como parece, ni tan dificil como parece. No es tan facil por que hay mucho, mucho que hacer. El primer dia estuve toda la mañana atrasado. Apenas logre llegar al almuerzo con una niña lista para almorzar. Y no es tan dificil por que mamaterapeuta tiene todo absolutamente organizado y a todos tremendamente entrenados. Me quede con la boca abierta muchas veces mirando cosas como a una terapeuta terminando su hora y mientras guardaba sus cosas a mi hija ya sentada almorzando.
Como ven, parece que logre sobrevivir. Ma
ñana deberia ser un dia normal, pero presiento que no lo sera. Ya no me asusta tanto quedarme solo y, espero, ya no deberia mamaterapeuta asustarse tanto que nuestra hija y yo salgamos o nos quedemos solos. Hoy se rio harto en el tunel lava autos. :)

5 comentarios:
  1. Notable! y es que siempre como mamás estamos tan encima de todo, es bueno dar espacios para que ustedes los padres se encarguen un rato 100% de todo lo que tiene que ver con los hijos. Te felicito papa-terapeuta por la entrega y dedicación a tu hija, es algo que no todas las mamás de niños como los nuestros podemos decir.

    Mis saludos.

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja!!!
    Impresionante!!!
    Al principio parece que los tiempos no alcanzan y que es mucho lo ue hay que hacer! Las mamás también sentimos eso al principio, pero luego, nos vamos organizando y de a poco, todo se puede!!!
    Es bueno repartir y compartir tareas, y es buenísimo que mamá terapeuta sepa que cuenta con papá terapeuta en un 100%.
    Felicitaciones!!!
    Mañana puede ser un día tranquilo!
    Fabi, desde Argentina

    ResponderEliminar
  3. Felicidades papito terapeuta!!!
    Es un gran paso como familia.
    Los 2 un 100%.
    ¡Que rico confiar en el otro! no?
    Que Dios les bendiga.
    Sandra, educadora.

    ResponderEliminar
  4. Se ve que efectivamente está todo muy organizado, ¡cuántas cosas!, pero se puede con todo. Es para darte felicidades, pero una vez una compañera me dijo que no se le debe dar a un hombre felicidades por hacer algo que hace igual que la mujer (en igualdad de condiciones), sería un largo debate, pero es decir, que si un día un hombre pone la mesa, no se le debe felicitar, porque no es una cosa por la que a una mujer se la felicite, así que TEORICAMENTE, no se debería hacer, pero... como no pienso exactamente así, como mi compañera no pasa de eso, compañera, y como además tiene muchísimo mérito todo lo que has hecho, ya que cansa pensarlo, dada la dificultad... FELICIDADES MERECIDAS... y a cuidar mucho más de su mamá terapéutica.

    ResponderEliminar
  5. Otra cosa, tiene mucho mérito la publicación en el blog. Me ha encantado. Se ve la implicación. Felicidades otra vez.

    ResponderEliminar