El día 1

2 comentarios:
Acabo de dejar a mi hija en el jardín. Con la mejor de las sonrisas, explicándole a dónde iba, que yo se que las tías la van a cuidar muy bien y que tendrá muchas cosas con que entretenerse, así que la paso a buscar más tarde... Hasta diciéndole que la envidiaba porque yo nunca fui al jardín (lo que es cierto). Siempre tratando de conservar la calma, obviamente.

Dentro de todo estoy batante calmada, creo que más que susto lo que tengo es emoción. Comentábamos con papá terapeuta que hubo un tiempo en el que pensábamos que esto jamás sucedería... Y sucedió. Nuestra hija se incorpora a la vida 'normal', a las rutinas de todo niño. Al menos yo lo siento así, quiero que ella empiece a tener su vida y sus amigos. Lo que más me interesa del jardín es que ella desarrolle sus habilidades sociales, pues creo que en un niño con discapacidad son aun más fundamentales que en el resto de nosotros.

Aquí estoy, esperando que llamen porque fue un desastre o que pase la hora que acordamos que estaría hoy. Con hormigueo en los brazos, un nudo en la garganta y los ojos lagrimosos. Escuchando mi música en una casa tranquila, sola, sin saber realmente qué hacer.
2 comentarios:
  1. Viste!!!!! Todos pueden vivir una parte de esta vida "normal". Tu princesa y ustedes también!
    No te preocupes, todo va a salir bien! Ella se va a entretener y lo va a disfrutar. En un tiempo, te encontrarás en la puerta del jardín con otras madres y hablarán de cualquier cosa, como cualquier madre que va a retirar a su hija.
    Existen las diferencias, es verdad, nos consta! Pero también existen similitudes en la vida. Toda madre está nerviosa y ansiosa el 1er día de jardín de su hija/o. O no?
    Después queremos un post con los detalles de la vivencia!
    Bravo!!!!!! Con Valentina, brindaremos por el 1er día de jardín de tu princesa!
    Besos y abrazos!
    Fabi

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Fabi, me emociona mucho tu comentario, tu apoyo, comprensión, entusiasmo... Ayudan en un día como hoy! Creo que siempre asumí que este día lloraría, a lo que le tengo susto es a que se demore mucho tiempo en adaptarse y no sepamos si seguir dándole tiempo y abortar la misión... Esperemos que me sorprenda!

    ResponderEliminar