Mi primera vez

12 comentarios:
Hoy fui a sacar el carnet de mi hija y nuestros respectivos pasaportes. Por primera vez, me puse en la fila para discapacitados. Debo decir que fue toda una experiencia...

1. El guardia fue muy cortés. Pensé que podrían pedirme el certificado de discapacidad, pero sería ridículo ya que para sacarlo necesito el carnet para el cual hago la fila... Y además sería ridículo porque su discapacidad es evidente. Después de un buen rato me preguntó qué tenía, siempre muy amable y cariñoso. Preocupado más que otra cosa.
2. La fila es compartida con tercera edad, niños menores de 2 años y embarazadas. Ergo, tienes niños preguntándote qué le pasa a tu hija que se mueve de esa manera y que pululan modelando todas sus destrezas, tienes abuelitos del siglo pasado que dicen "pobreciiita... y pensar que era tan linda" y tienes abuelitas que te preguntan mil cosas "¿nació así?", "¿tú sientes que te entiende?", "¿hace rabietas?"...
3. Finalmente me atendieron por otro módulo, cuando se dieron cuenta de que llevábamos bastante rato esperando. Se 'apiadaron' de nosotros, y por primera vez, no me dio lata ser receptor de ese sentimiento.

Me sentí mal. Pensaba que con 3 años de experiencia en el tema y estando todo lo orgullosa que estoy de mi hija, ya no me molestarían estas situaciones. Pero no... Me sentí tan interrogada y fue un shock tan grande 'exhibirnos' ante gente que no entiende nada del tema. Se me llenaron los ojos de lágrimas muchas veces, incluso en algún momento casi me fui. Hasta que me puse a cantar con ella y con su risa se me pasó todo, pero reconozco que fue una forma de encerrarnos en nuestro mundo.

Creo he tenido mi primer caso de 'terrible palsy'.
12 comentarios:
  1. Las miradas, los comentarios inocentes de otros niños, las preguntas...situaciones que nos abren algunas heridas. No es facil, y cuando uno cree que ya lo tiene superado, ahi estamos otra vez tan vulnerables. Que mas puedo decir, son sentimientos que nos unen como padres que recorremos caminos similares.

    ResponderEliminar
  2. En terrible palsy justamente hoy vi un video que no puede dejar de linkear.

    Veanlo... http://papaterapeuta.blogspot.com/2007/11/que-ves.html

    ResponderEliminar
  3. Qué dificil, no? A veces nos topamos con estas situaciones, y volvemos a revivir todo lo que creíamos superado!
    Pero hay que pasarlo..., así es la vida!
    Un beso!
    Fabi

    ResponderEliminar
  4. Es que nos cuesta tanto convivir con las diferencias!!!
    Pero, sin duda podemos aportar educando y traspasando nuestras propias experiencias (Como Uds. lo hacen).
    La vida es un ciclo, existen momentos de alegría, de tristeza, de rabia, de gozo, de pena, etc. Así es y debemos convivir con ella y aportar desde los pequeños detalles.
    La semana pasada iba en el metro con mi hijo(de 4 años), de pronto a vox populi, me preguntó mamá por qué el toma leche de niño?? (Se refería a un joven con enanismo que venía junto a nosotros) Me quize morir!!!
    Yo, que tantas veces había sentido las miradas o preguntas curiosas cuando iba con mis alumnos ahora estaba en la otra vereda.
    Por suerte, me calmé y simplemente le dije: Hijo, todos somos diferentes, algunos altos, otros bajos, unos rubios otros morenos, etc. Por suerte me dijo Ah!! Ya.
    La verdad es que siempre se lo repito y no es la primera vez que lo recalco y es que pienso que si todos tuvieramos esta convicción y compartiéramos más PUCHA QUE SERÍAMOS DIFERENTES!!!
    Un abrazo.
    SAndra

    ResponderEliminar
  5. Yo cada vez que acompaño a mi hijo al médico, aunque sea por un catarro, se me hace dificil, y si me pregunta el médico un poco más de la cuenta, me brillan los ojos, es la impotencia...

    ResponderEliminar
  6. Gracias a todos por los comentarios. Da muchas fuerzas saber que uno no está solo en esto.

    ResponderEliminar
  7. So...
    te quiero mucho.
    siento tanto que tengas que vivir ese maldito escrutinio. que no es ni negativo ni positivo, pero duele hasta las tripas.
    cuando pienso en lo que a mi me duele, y el llanto que no contuve en la salida de mi ultima reunion de apoderados... en que lo de andres no es evidente hasta cierto momento y lo de la chio es evidente en todo momento, no alcanzo siquiera a dimensionar lo fuerte y duro y doloroso, porque a mi se me desgarra el alma cada vez, porque se lo que se siente en un porcentaje infimo comparado con el tuyo.
    impotencia, malestar, dolor. apretar los dientes, contener el llanto, no siempre se puede.
    rabia tambien, claro que si...

    ResponderEliminar
  8. Hola a todos,
    Me alegra mucho encontrar este blog.
    Soy la mama de Matthew, mi primer y unico hijo (hasta ahora). Matthew cumplio tres anos este mes y tiene paralisis cerebral tipo espastico cuadriplegico.

    Matthew es muy sociable y mi esposo y yo lo sacamos a todas partes y todavia hay ocaciones en las que me siento vulnerable. Es dificil pero se que asi es la vida.

    Un abrazo,
    Eugenia

    ResponderEliminar
  9. Eugenia, qué alegría encontrarte también! ¿De dónde son ustedes?
    Cuéntanos un poquito más!
    Cariños,

    Mamá terapeuta.

    ResponderEliminar
  10. Simplemente matar a algunos de entre el tiempo de clase en Digg y descubrí su artículo. Que normalmente no se lo que quiero leer, pero que era absolutamente el precio de mi tiempo. Gracias .

    ResponderEliminar
  11. Lo que me molesta descubrir es encontrar un blog que me puede capturar un momento sin embargo, su blog es diferente. Bravo .

    ResponderEliminar