Nuestros terapeutas gatunos

8 comentarios:
Llevo casi un año compartiendo nuestra historia en este blog y se me ha olvidado mencionar a dos agentes que cada día se tornan más significativos para nuestra rehabilitación. Se trata de nuestros gatos, así es, mi hija desde que nació convive con dos gatos (eran tres antes de que ella llegara). A estas alturas son dos viejitos próximos a cumplir 9 años muy adorables y regalones.

Al principio eran las cosas peludas que podrían causarle alergia y que disfrutaban de un buena siesta en su cuna, su coche... en cualquier lugar donde preferiríamos que no durmieran. Pero hoy nuestra hija se beneficia con su presencia, tanto sensorial como afectivamente. La gata hembra es 'una gata terapeuta', no se pierde ninguna sesión y en realidad muchas veces participa activamente. Además es blanco con negro, ideal para la estimulación visual. El gato macho, el plomo, más bien cumple la función de estimulación tactil, ya que duerme y regalonea todo el día.

Ambos han sido siempre muy amorosos con ella, la acompañan a veces en sus siestas, acurrucaditos con ella que los apachurra como peluches, y en general le tienen toda la paciencia que uno podría pedirles para que ella los peine, les tire los bigotes, les tire pelotas, etc. ¡Son lo máximo!



8 comentarios:
  1. Oye! Son nuestros! Eran tuyos, ahora son nuestros y te aseguro que si vivieran lo suficiente después serían de ella!

    ResponderEliminar
  2. Jajaja!!!
    Me llenó de ternura el post y los comentarios!!!!
    Los animales en general son fantásticos para estar con los chicos, pero los gatos en particular son lo más!
    Nosotros también tenemos un gato, muy viejito, en general regalón pero también mañoso... Sin embargo a Valen le tiene tanta paciencia!!!
    Es verdad, se convierten en gatos terapéuticos... jejeje
    Fabi

    ResponderEliminar
  3. Olvidé decir: qué bonitas las fotos!!!
    Gracias por compartirlas!
    Fabi

    ResponderEliminar
  4. Gracias! Que curioso que ustedes también sean gatunos!

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo! En nuestra casa tenemos dos gatas (hembras) Pima tiene 12 anos y Xena 7 anos. Ambas son protectoras de Matthew.

    Lindas las fotos.

    ResponderEliminar
  6. Saludos desde Puerto Rico. He llegado a tu blog por referencia de Fabi. He estado leyendo algunos de tus posts y realmente son admirables.

    Que curioso, en estos días he estado pensando en una mascota para mi hijo de 7 años con Autismo. Antes él le tenía horror a los perros y gatos pero ya le gustan. Un perro creo que seria más difícil sinembargo creo que me estoy inclinando por un gato. Y tu post me inclina aún más.

    Muchas Bendiciones para tú hija, y para ustedes mi admiración.

    ResponderEliminar
  7. Yoly, bienvenida! Te había visto en el Blog de Fabi y había estado mirando tu blog, hermoso tu hijo.

    ¡Suerte con el gato! De verdad son entretenidísimos y si crece junto a tu hijo desde chico, es muy probable que se lleven de maravillas.

    ResponderEliminar