Reflexiones de padres

7 comentarios:
Hace varias semanas, el país se estremeció por la tragedia ocurrida a un personaje nacional, un hombre de letras: su hijo de 5 años murió en una piscina. Desde entonces, en su columna ha compartido las más emotivas reflexiones. La de esta semana, "A ti", fue especial para muchos. Es un mensaje para todos los afortunados que tenemos a nuestros hijos a nuestro lado. Señala que su hijo le enseñó una cosa: "¡Eres feliz y no lo sabes! Eso es lo que enseñan los niños que mueren, eso lo aprendemos de un golpe los que morimos con ellos, eso es lo que los vivos como tú no pueden escuchar."

Esta columna ha generado varias reflexiones entre otros padres, entre los cuales me incluyo, esperando que la comparación no le moleste a este padre. Leí hace un tiempo en el libro "You will dream new dreams" palabras que me impactaron. Decían que tener un hijo con discapacidad significaba también perder un hijo, pues el hijo que esperábamos moría en ese inolvidable instante del diagnóstico. Los padres teníamos que lidiar con ese luto, recuperarnos de esa pena mientras nos las arreglábamos para empezar una nueva vida con ese hijo que está vivo, que nos necesita y que lo cambia todo.

Recuerdo haber escuchado, en los primeros meses de esta nueva vida, a otros padres decir que esto era una bendición y yo pensaba "esta gente está loca, esto no puede ser una bendición para nadie, es terrible". Con el tiempo efectivamente los comprendí, tener un hijo especial es absolutamente maravilloso, agotador, pero maravilloso. La vida se torna maravillosa, uno aprecia las pequeñas cosas de la vida y es feliz por cosas muy sencillas. Y tal vez tiene que ver precisamente con la reflexión de Warnker: la muerte de un niño te enseña que eres feliz, solo que en nuestro caso ese hijo realmente sigue con nosotros dándonos las penas y las alegrías más grandes que un padre puede tener. Los padres especiales valoramos cada pequeña cosa que hacen nuestros hijos, nos es difícil que la vida con ellos parezca una aburrida rutina porque las cosas están siempre cambiando y cada mejora es un sueño hecho realidad y cada cosa que empeora es un desafío más por el que trabajaremos juntos, como el equipo maravilloso que somos como familia. El presente nos parece maravilloso porque jamás creímos que podríamos lograr nada de lo que tenemos.

Tres años más tarde digo con seguridad: sí, son una bendición. ¿O acaso puedes dejar de mirarlo? ¿Puedes dejar de llorar cada vez que hace algo nuevo? ¿Puedes dejar de sorprenderte de todo lo que ha logrado? ¿Puedes dejar de sentirte afortunada por conocer a ese niño que es tan especial y maravilloso pero que solo pocas personas realmente conocemos? Yo no, yo también soy feliz. Valoro y agradezco todo lo que tenemos.
7 comentarios:
  1. Siempre he pensado que mi niña es una bendicion...ha acercado a mi familia, mis papas van juntos con ella a las terapias...ella nos llena de alegria y amor, es muy cariñosa, es bella. Me imagino que su niñita es una personita llena de luz y que está en sus vidas con un objetivo definido: iluminar sus dias. Y uds iluminan los de ella. Yo tambien soy feliz. Mis dos niñas son mi luz.

    ResponderEliminar
  2. Si mama terapeuta, eso es lo que a diario escychamos.. Son una bendicion!! al principio no lo entendemos, al principio cuando estamos de luto por el que murio nos da rabia y los ¿porque a mi?, es fuerte.. Uno los ama, como no amar a tu hijo?? sea lo que sea, hasta la mama del peor delincuente del mundo debe adorar a su hijo..
    Feliz dia de la mujer, por ser mujer luchadora a diario por y para tu hija!!

    ResponderEliminar
  3. hola sonia:creo que todos pasamos por esa etapa,por el luto, un luto diferente por cierto porque nuestros hijos estan ahi solo que no los miramos ni los sentimos con los ojos del alma,los vemos en ese instante con los ojos de una realidad que duele mucho.pero que con el tiempo pasa y abrimos nuestros corazones para mirarlos de nuevo con calma y con el alma.
    mi valentina dijo ayer TIA y le salio clarito estabamos todos super contentos,que niñeria ¿verdad? . bueno un besito a rocio un abrazo con cariño AMPARO.

    ResponderEliminar
  4. Que curioso, antes de leer tu blog me había llegado un correo con la columna de C. Warnken a la que haces referencia, y minutos después te la había enviado a tu correo y a dos amigas mas , madres de niños como los nuestros. Esta historia es muy triste, lloré bastante por la muerte de este niño aún sin conocerlo, porque las palabras de Cristian tocaron lo mas profundo de mi corazón. Y hoy lo siguen haciendo con esta columna. Pensé en las veces me he quejado por lo que vivimos, por el eterno cansancio de cada día interminable, preguntando a veces en esos días que todo se ve mas negro ¨por que a mi hijo?¨, o comparando nuestra vida con la vida de otros padres de niños que van a las plazas o al jardín felices y sanos. Pero pese a todo, a lo terrible que puede parecer desde fuera para otros, nuestros hijos están a nuestro lado, vivos, sorprendiendonos día a día con nuevos logros, mostrandonos su fuerza.

    ResponderEliminar
  5. Otra cosa que escuchamos mucho es que Dios envia "hijos especiales" a "padres especiales". Yo siempre me he preguntado ¿que de especial tengo yo o mi eposo? Al contrario, creo que más faltas no podiamos tener.

    Sinembargo si hemos aprendido a convertirnos en mejores seres humanos, a apreciar las cosas simples que nos ofrece la vida, a dar Gracias a Dios cada día por el solo hecho de amanecer vivos.

    Hemos aprendido a no cuestionar lo que nos toca vivir, sino aceptar y hacer de la vida de nuestro hijo y las nuestras, lo mejor posible.

    Y SI, un hijo es una Bendición.

    Abrazos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola soy madre de un niño con paralisis cerebral, tiene 28 años y le han operado 18 veces, es duro porque voy a decir lo contrario, hay dias que estoy tan cansada que no puedo ni dormir, pero cada vez que mi hijo sonrie, que es casi todo el día, o me mira con esos ojos de inocencia y de felicdad me siento bién y no voy a mentir no se me pasa el cansancio ni mental ni fisico, pero me hincha el corazón, es muy duro sacar adelante un hijo así sola y otro de 22 que gracias a dios esta perfecto y terminando su carrera, pero cuantas noches he pasado llorando y rebelandome contratodo, muchisimas, porque no solo hemos de luchar por luchar por nuestro hijo, si no que además hemos de luchar con los médicos, tyerapeutas, colegios especiales .... pero vale la pena aunque estemos tan cansados que nos quisieramos dormir por meses y meses, pero ahí están ellos para darnos su amor sin pesir nada a cambio, solo sentirse queridos, no voy a engañar a nadie es duro muy duro pero hay que seguir todos los días.RENDIRSE JAMÁS.
      un abrazo
      tere

      Eliminar
  6. Hola soy mama de un pqueno de tres anos tengo un diagnostico de trastorno generalizado del desarrolloi y es muy doloroso ver como tu pequeño sufre cada vez que tienen que hacerle un estudio apenas ha iniciado a silabear y para mi es un logro ver como se esfuerza al tratar de comunicarse y en efecto es dolor tan grande ver que tu pequeño es diferente y que me necesita tanto lo amo y voy hacer y buscart ayuda para apoyarlo.

    ResponderEliminar