Un día maravilloso

1 comentario:
Como les había contado, ayer pudimos retomar nuestra rutina completamente. Nos tocaba jardín y luego piscina. A mí me tocaba después ir al gimnasio, fue un día un poco agotador. Pero nos fue fantástico. La recepción en el jardín después de una semana de ausencia fue tan cariñosa, tanto por parte de las tías como de los niños. Creo que ya todos me han conquistado, incluso esos que al principio encontraba distantes.

No pudimos quedarnos mucho rato pues teníamos que alcanzar a llegar a la piscina, pero estuvimos un poco más de 2 horas en las que jugamos bastante con otros niños, estuvo un rato en los brazos de las tías mientras yo armaba su silla, hicimos un trabajo más en el que ella pudo participar bastante (arrugar papel y ponerlo sobre la cartulina con cola fría, digamos que 'arrugar papel' podría ser su especialidad!), se comío hasta el último gramo de colación y partimos. Pero... Ella estuvo muy conectada. Los primeros días de jardín sentí que se bloqueaba y hasta se escondía, miraba para atrás o para abajo son su cabeza. Ayer no, ayer me sorprendió muchísimo su gran control cefálico. De verdad estuvo muy derecha y atenta, creo que a las tías también les sorprendió. Ahí me di cuenta de que los cambios son difíciles de ver para quien ve el lento progreso diario, pero basta con una persona o una actividad nueva para ver que las cosas están muy distintas.

Luego en la piscina una vez más fue maravilloso. Le gusta tanto el agua a esta enana... También en la piscina se nota como ha mejorado su control tronco-cefálico de manera increíble. Ayer comenzamos con un nuevo horario, otro día y un poco más tarde ajustándonos al jardín, lo que significó mamás que no conocía y una piscina más relajada. La kinesióloga por primera vez tuvo tiempo de conversar un poco y me contó que ha visto un montón de mejoras en mi hija. Cómo está disasociando las piernas de los brazos e incluso los brazos entre sí, ya que ahora puede ir a tomar un juguete mientras el otro se afirma. Además del control tronco-cefálico que es más que evidente. Me comentó que había trabajado de manera muy distinta ayer, pues había ido a un curso de hidroterapia y tenía un nuevo impulso. Hizo algunos ejercicios nuevos y en general le quitó asistencia, disminuyendo el uso de flotadores. Me comentó que uno agrega elementos por seguridad, pero pasa el tiempo y muchos ya no son necesarios. Eso nos pasa a todos, no? Pero me gusta mucho que se adapte, ella se da cuenta rápidamente de los cambios de mi hija y siempre le hace ejercicios nuevos.

Así que ayer fue un día maravilloso y creo que quedó en el pasado la sensación de que las últimas horas de ABR han sido en vano. Además se nos avecinan evaluaciones de los profesionales de acá. La doctora con la que trabajamos solicitó informes kinesiológicos cada 6 meses, nos pareció un periodo más que razonable, y esa primera evaluación es esta semana. Le pedí personalmente a la kine de la piscina que también haga el suyo, ya que ella la ha visto semanalmente todo este tiempo. Creo que la evaluación va a ser muy interesante.
1 comentario:
  1. Me alegra de que fuera un buen día! Desde que comenzásteis ABR ha habido un montón de mejoras en tu hijita¡cómo me alegra!

    ResponderEliminar