Lindos momentos

4 comentarios:
No quiero dejar pasar el tiempo y olvidarme de escribir sobre los lindos momentos que pasamos este fin de semana. No, no tienen nada que ver con el día de la madre, lamentablemente no pudimos ir a la celebración del jardín y por mi casa no se celebró. Lo que sí tuvimos fue un cumpleaños, el de la más chica de mis sobrinas (5). Lo pasamos muy bien, incluyendo mi hija.

Me sorprendió que desde que llegamos se conectó, mantenía su cabeza arriba para mirarlo todo, estaba muy alegre. Me dió la sensación de que no se cohibió, normalmente en situaciones sociales ella no se siente muy cómoda. Puede ser que ya hemos ido varias veces a la casa de las primas y que ellos ya la tienen muy incorporada también, lo que me emociona y alegra.

Jugó con sus tías y primas, les hizo cariño, conversó con todos, rompió papeles de regalo (realmente es su deporte favorito...), recorrió toda la casa, anduvo en el autito eléctrico de las primas, fue al baño (sé que no es lindo, pero también es un avance digno de mencionar!) y se murió de la risa cuando cantamos el cumpleaños feliz. Varios familiares nos comentaron que la veían mucho mejor, más derechita y más participativa, alegre.

El otro gran momento fue ayer, cuando retomamos el jardín. Se puso tan contenta cuando llegó, le sonreía a todas las compañeras, les contestaba sus preguntas. Normalmente (o antes) cuando llegaba y se tiraban todos encima de ella a saludarla, se ponía nerviosa y lloraba. Ayer sonreía y conversaba. Inmediatamente la tomó la tía favorita y yo acomodé su sillita mientras tanto. Cuando terminé levanté la mirada y estaba absolutamente feliz en medio de un grupo escuchando un cuento. Estaba emocionada y risueña. Me fui, con una sensación de felicidad increíble de saber que ella estaba feliz y yo tenía un ratito para mí. Lloró cuando la fui a buscar. Probablemente porque era muy temprano (alcanzó a estar de 3 a 4:30), porque teníamos piscina.

Al preguntarle en la noche qué había hecho, era evidente que lo que más le había gustado del día era haber vuelto al jardín. Lo decía con una alegría tremenda, mucho más que cuando le preguntábamos por la piscina. Fue un buen día ayer. Es lindo esto de no estar enfermos!
4 comentarios:
  1. Que bueno escuchar de estos tan lindos momentos! Espero que puedan seguir disfrutando de estos grandes logros. Y que la salud las siga acompañando...
    Besos desde Córdoba!

    ResponderEliminar
  2. Son 2 situaciones muy significativas!
    Llenala de besos de mi parte!!!
    Fabi

    ResponderEliminar
  3. creo que con tu hija y los avances y progresos puedes celebrar todos los días el día de la madre... ya vendrán más celebraciones en el jardín...
    con respecto al cumpleaños... guau... muchos progresos... todos dignos de felicitarse...
    los felicito a todos!!!

    sabes... hace tiempo no pasaba a leer... y siento que en este par de meses tu hija se ha pegado un gran salto...

    qué emoción... no me preguntes por qué me emociono... pero lo hago... me alegro mucho

    ResponderEliminar
  4. Qué interesante lo que dices, Michele... Lamentablemente uno se acostumbra día a día a los detalles y solo algunos logran destacar por sobre la rutina y el cansancio.

    Creo que los post hasta han cambiado de temática y son un muy buen reflejo de cómo van cambiando las cosas.

    Gracias por todo!! Muy sabias palabras.

    ResponderEliminar