Tranquilidad

1 comentario:
Justo cuando somos presionados por doctores y kinesiólogos, cuando quieren sembrarnos dudas sobre el tratamiento que hemos elegido y realizado, para 'idealmente' hacernos desistir, ABR se encarga de mostrarnos una vez más su efectividad. Mi hija hoy tiene movimiento de sus piernas más independiente. Antes, si doblabas una pierna la otra subía en conjunto. De hecho, una de mis sobrinas cuando lo descubrió lo encontró muy divertido. Hoy, levantas una y la otra permanece estirada y horizontal. Más la izquierda que la derecha, pero el cambio es evidente. Esto no era así para la filmación que hicimos hace unas semanas.

¿Me preocupaba la subluxación de caderas? No y con mayor razón ahora, porque comienzo a ver con mis propios ojos (algo siempre agradable) cómo se ven beneficiadas indirectamente mientras el tratamiento se enfoca en el tronco superior. Esto es la evidencia que contraargumenta la gran crítica que la terapia tradicional le hace a ABR (al menos en el lugar del mundo en el que estoy parada): ya que el tratamiento comienza enfocado en el tronco superior, las caderas y extremidades inferiores sufrirán daños irreversibles.

Eso no es más que falta de información. Es tan solo cuestión de mirar con los ojos y el corazón.
1 comentario:
  1. Buenísimo!!!!
    No te das una idea cuánto me alegro!!!
    No solo por el progreso de R., sino también por la desaparición de las "dudas"!
    Besos
    Fabi

    ResponderEliminar