Una semana rara

8 comentarios:
Esta semana, raramente, ha tenido como 'tema' el tratamiento convencional. Primero, en la piscina, la kinesióloga nos preguntó que pensaba ABR sobre el Botox porque, en su opinión, nuestra hija necesita particularmente en los gemelos. Ella no insistió, fue bastante respetuosa, aunque su cara evidenciaba algo como impotencia... Una mirada extraña que se me está haciendo familiar que parece decir 'pobre niña... qué triste que no hagan nada por ella'.

A mediados de semana, y 6 semanas después de la evaluación kinesiológica hecha por otra profesional, llegó el informe cuyo profesionalismo cuestiono pero prefiero no detallar. Esto fue realmente impactante, aunque no se bien porqué si no se podía esperar otra cosa. No me parece apropiado publicar el informe pero sí puedo resumírselos: MIEDO. Todo el informe es sobre el miedo que siente de que lo que estamos haciendo haga que mi hija sufra daños permanentes e irreversibles.

¿Miedo? ¿A dónde hemos llegado gracias al miedo? Yo no puedo decidir el tratamiento de mi hija en base al miedo. Yo no puedo decidir el tratamiento de mi hija en base a argumentos falaces, no racionales como 'si no haces lo que yo digo, tu hija sufrirá consecuencias irreversibles'. Eso es simplemente una falacia argumentativa donde además se busca apelar a los sentimientos de la madre. A ninguna madre le puede parecer bueno algo que hará sufrir a su hijo de un daño irreversible, lógico. Pero lo importante es que no tiene fundamentos para afirmar eso, simplemente lo piensa porque desconoce por completo este tratamiento y ella siente miedo a lo desconocido, algo que dentro de su paradigma está errado.

Yo no siento miedo. Con ABR dejé de sentir miedo por primera vez en su rehabilitación. Yo me cambié completamente de paradigma, entiendo como funciona ABR, nunca entendí como funcionaba la kinesiología, nunca sintieron que debían explicarse. Podría contestar a esa afirmación, si hubiera espacio para el diálogo, que ella ya sufrió daños por el tratamiento convencional, su colapso estructural se debe a ese tratamiento. Si hubiésemos tenido ABR desde los 3 meses, es posible que nada de esto hubiese ocurrido. Sin embargo, la postura es que solo lo OTRO, lo desconocido produce daños...

Esta semana volví a sentir esa CULPA, ese sentimiento clave de la terapia convencional. Por suerte, fue solo reflejo de opiniones ajenas. Hoy no siento culpa, hoy siento alegría y agradecimiento. Ahora celebramos todo lo que tenemos, en vez de estar permanentemente buscando más, trabajando por más, nunca conformes, nunca disfrutando lo que hay, algo que genera permanente angustia, enfocado en las discapacidades de mi hija. Hemos logrado muchísimo y estamos seguros, cómodos, felices y confiados de que estamos haciendo lo que es mejor para ella. Solo debemos tener la sabiduría necesaria para no olvidar que estamos en un paradigma distinto y minoritario y que los paradigmas hegemónicos siempre intentarán mantener su posición de poder. Como yo lo veo, un poder con un emperador desnudo.
8 comentarios:
  1. Lo más fácil es no cuestionar y hacer lo que cualquiera haría, lo que se hace en Chile, lo que indican los profesionales que hay a la mano. Y quedarse tranquilos pensando que hicieron lo "correcto" y delegando la responsabilidad en otros.
    Pero ustedes no se quedaron ahí, están llendo mucho más allá buscando lo que es mejor para la pequeña o más bien para los tres. Es súper difícil ir en contra de la corriente, sobre todo cuando se trata de nuestro hijos en que uno no está dispuesto a arriesgar nada. Pero a veces hay que hacerlo no más. A lo que voy con todo esto, es que los admiro mucho, porque no debe ser fácil atreverse, pero estoy convencida que lo que están haciendo ustedes es lejos lo mejor, que ustedes están en la vanguardia y lamentablemente Chile no. Espero que su experiencia sea además el primer paso para que estas terapias se empiecen a desarrollar acá también. Felicitaciónes y mucho ánimo!

    ResponderEliminar
  2. Lamentablemente estás, por ahora, del lado minoritario.
    La kine de Valen hizo el entrenamiento de ABR (a ella la llevó la mamá de otra paciente, para que pudiera entrenarse y colaborar en la terapia), y recuerdo que me comentó que le llamó la atención que solo asistieran padres. Que sería importante que los médicos y terapistas recibieran el entrenamiento o por lo menos un curso que les permita "formar parte" y difundir.
    El primer lugar al que acudimos es al médico, en un comienzo necesitamos de su orientación, o no? Luego podemos ir tomando las riendas y, ya con alguna experiencia, hacer nuestra propia selección de terapias.
    Quizás sería bueno que plantearan ésto en ABR y que ellos organizaran jornadas en los hosptales o centros de salud. Se que cada caso requiere de un entrenamiento a medida, pero debe haber una base sustentable que puedan hacer llegar a los profesionales.
    Estoy segura que de esa manera, ya no hablaríamos de una minoría.
    El miedo a lo desconocido no nos lleva a ningún lado... entonces, a conocer!!!
    Nadie dijo que el camino iba a ser fácil...
    Besos y abrazos
    Fabi

    ResponderEliminar
  3. Entiendo que en cada entrenamiento hacen una charla abierta a todo publico, al menos asi fue en enero. En esa opotrunidad habia una doctora acompañando a su paciente. Nosotros obviamente no llevamos a nadie por un tema de distancia y costos.

    ResponderEliminar
  4. The Doctors always use fear as a way of forcing us to do surgery or botox. Luckily, I no longer listen to them. Your daughter is looking fantastic. You are doing so well with your ABR. It is inspiring.

    ResponderEliminar
  5. Será cuestión entonces de que le hagan publicidad (ellos) o invitaciones a los médicos y profesionales. Creo que es bueno que lo den a conocer más.
    Me había olvidado de la charla abierta... (vos me lo habías comentado antes, me olvidé!)
    Besos
    Fabi

    ResponderEliminar
  6. Definitivamete esos "informes" no son nada necesarios. Solo refuerzan las ideas de la terapia convencional y les da pie para justificar su existencia. Hay que seguir el camino paralelo felices y disfrutando de los logros y avances que son ciertos, reales y permanentes.

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que es dificil encontrar a alguien que haga una buena evaluacion. Y simplemente es porque la vision de la terapia convencional es radicalmente opuesta a ABR. Hay que esperar no mas que el tiempo dicte sentencia y que la medicina acepte e incorpore esta tecnica. Lamentablemente habra que ver pasar mucha agua bajo el puente y muchos casos exitosos debidamente documentados, pero mientras esto pase simplemente no podemos esperar y debemos actuar.

    Animo y fuerza

    Tia Andrea (de Naranjito)

    ResponderEliminar
  8. ABR después de cada entrenamiento entrega su propia evaluación, esa es la que estamos ansiosos por conocer!!

    Muchas gracias a todas por sus palabras, estoy muy de acuerdo... Hay que vivir felices no más, sabemos que hacemos algo bueno por nuestros hijos. Estamos ACTUANDO, atreviendonos a ir un paso (o un kilómetro) más allá...

    A las que comienzan ABR en julio: recuerden esta página cuando ustedes necesiten un poquito de fuerza para seguir!

    ResponderEliminar