Paseos

5 comentarios:
Vaya fin de semana que nos tocó para comenzar nuestra paternidad al aire libre! Para el que no sabe, por estos días en mi país se celebran las fiestras patrias por lo que los días 18 y 19 fueron feriados. Es decir, se nos ocurrió comenzar a salir en un fin de semana que duró 4 días de los cuales solo el primero nos quedamos en casa porque hacía frío. Los otros 3 días han sido de un sol hermoso y temperaturas realmente ideales. Pero... había que empezar de a poco! Estamos muy cansados!

El primer día fuimos a la casa de unos amigos de mi marido a disfrutar de una tarde de sol familiar. El segundo fuimos a Granjaventura con unos amigos, un lugar realmente maravilloso en el que nos cansamos muchísimo, fue tan entretenido que merece un post aparte. El último día tuvimos una tarde familiar donde la abuela paterna, más tranquilo y en un ambiente conocido. Destaco el 'ambiente conocido' orque para mí ha sido el tema de estos paseos: abrirse a espacios nuevos.

Lo hemos pasado muy bien, pero algunos momentos o situaciones me han angustiado un poco. Salir con Rocío es toda una aventura. Es fácil ir a lugares que conocemos, que sabemos que son accesibles y donde la gente también nos conoce. Pero no podemos quedarnos con esos lugares, también hay que ir donde todos nos harán preguntas, donde ella se intimidará y pasará escondida toda la tarde y donde no sabes hasta donde podrás llegar con su coche ni si ella podrá participar de las actividades que habrán. Tenemos que empezar a conocer lugares, algunas veces tendremos suerte y otras no, e iremos conociendo de a poco cuales son nuestros lugares favoritos y aptos para pasar un rato en familia.

Me deprime un poco este tema principalmente porque siento culpa. Me encuentro a mí misma no incluyendo a mi hija en algunas actividades, me escucho llena de 'peros' y de 'es que...'. y ella al final está toda la tarde con los adultos en vez de jugar con los niños, experimentando cosas nuevas y pasándolo bien. ¿No querrá salir corriendo a jugar con los niños? Cómo comenté en el post de Fabi que reflexionaba también sobre este tema, salir con ellos no solo significa hacer una pausa en nuestras actividades terapéuticas o perder tiempo de descanso, sino también hacer esfuerzos tanto físicos como mentales para adaptarse a la realidad que encontremos en el paseo. Yo siento que no he aprendido a adaptarme todavía, aun se me arrancan esos 'peros'...

Por estos días nos ayudó mucho salir con otras personas que neutralizan mis miedos y también nuestra flojera! Tenemos una amiga, fiel lectora de este blog, que es increíble con los niños, ama a la Rocío y es además increíblemente energética y entusiasta. A ella se le ocurren muy fácilmente formas de incluir a Rocío, me impresiona! Mi madre también es menos temerosa, qué decir de mi hermana, bastante más aventurera que yo... Y bueno, papá terapeuta tiene cero prevención de riesgos comparado conmigo. ¿Será que las mamás somos más aprensivas?

Definitivamente todos tenemos algo que aprender de estos paseos. Hasta el momento, hemos aprendido un par de cosas fundamentales. Primero, es más cómodo llenar el auto con toda la infraestructura necesaria aunque eso signifique invadir el lugar al que vayamos, ya no es una opción tenerla en brazos todo el día pues esta posición no funciona ni para ella ni para nosotros. Segundo, los paseos son más entretenidos si se hacen en grupo, con familia y amigos. Puede que a todos esto les parezca básico, pero para mí esto recién comienza!

Por si quedan dudas, lo pasamos muy bien! Estamos un poco cansados, pero sin duda queremos que llegue el próximo fin de semana para salir a pasear otra vez! Bienvenida primavera!
5 comentarios:
  1. Me imagino tus "peros" y creo que es lógico que los tengas, pero se veo que los estás superando y eso es siempre bueno.
    Con respecto a los paseos acompañados con amigos estoy absolutamente de acuerdo, es agradable para los niños y para ustedes sentirse acompañados... Y para Rocío mejor aún para que se sienta más en confianza...
    Que bueno que hayan aprovechado estos días maravillosos...
    Cariños Paola

    ResponderEliminar
  2. Que bien lo de los paseos,aunque eché mucho de menos ver fotos en este post! Y lo que dices es tan cierto, cada salida a un nuevo lugar nos enfrenta a situaciones algo extrañas a veces.Por nuestra parte nos ha sido dificil que Bruno interactúe con otros niños de manera facil en plazas o lugares publicos, incluso en cumpleaños. Pero ya no me detengo mucho a pensar en eso, mientras a él lo vea feliz mejor no forzar las cosas.

    ResponderEliminar
  3. Si mama terapeuta, te entiendo muy bien...
    Nosotros también hasta hace poco empezamos a salir, y lo hicimos con la mamá de mi esposo y la tía (como son dos niñas, asi nos repartimos por momentos)
    Fue una bonita experiencia, cansado pero contentos por el cambio de rutina...
    Y... las fotitos? :)
    Un beso para tu enana...

    ResponderEliminar
  4. Qué bien sintetizaste lo que sentimos muchos...!!!
    Nuestras salidas "sociales" se limitan a visitar amigos que ya tienen sus casas adaptadas a "nosotros"... A los demás lugares, solo voy por breve tiempo...
    Pero de alguna manera tenemos que empezar!!!
    A disfrutar!!!!
    Besos
    Fabi

    ResponderEliminar
  5. Vamos que se puede... que lindo que se animen a salir más. Es cierto que se tienen aprehensiones pero creo que son mas rollos de los adultos y sobreprotección (soy una tía sobreprotectora).

    Ellos siempre disfrutaran de lugares nuevos, y ahora que se viene el tiempo agradable hay que aprovecharlo al máximo.

    El parque intercomunal de la Reina es un lugar simpático para ir a caminar, hay laguna con patitos donde se puede andar en bote y juegos para niños, nosotros llevamos a Ivan y disfruto mucho dandole maíz a los patitos, y anduvimos en el bote con él....

    Un abrazo grande
    Andrea

    ResponderEliminar