Ayer

6 comentarios:
Ayer fue un día muy intenso. Afortunadamente pudimos dormir bien porque era necesario descansar después de un día como ayer. Partiendo porque habíamos pasado una muy mala noche y tuvimos que levantarnos temprano porque teníamos por primera vez en 5 ó 6 meses piscina nuevamente. Hubo que condensar las actividades de la mañana, pues no voy a dejar de hacer el ejercicio matinal de ABR ni el casco de barro para llevarla a la piscina, pero con un poco de locura y otro poco de estrés, logramos llegar solo un poco atrasados.

En la piscina mi hija estuvo maravillosa. Se demoró unos minutos en acordarse del agua y comenzar a sentirse como un pez en el agua, o tal vez una sirenita... Se movió como nunca antes, con sus brazos largos y manos relajadas tocaba el agua con una fascinación tremenda, también aleteaba y pataleaba, con sus extremidades sueltas (pese a llevar 1 año sin botox ni elongaciones) y muy movedizas. Por sobre todo, con una conexión y motivación mucho más marcadas que antes, más actos voluntarios, respuestas más rápidas (inmediatas para mis ojos) tanto motoras como verbales. En fin, lo disfrutó mucho y para qué decir cuánto disfruté yo viéndola además de feliz, mucho mejor que antes.

Después de eso, almuerzos, siesta y otro ejercicio de ABR. Luego llevarla al jardín, donde estamos un poco más avanzados en la adaptación y me quedé solo una media horita. A la casa, tuve mis 20 minutos de descanso horizontal, partí a ver una casa en arriendo que era hermosa pero no está muy cerca del jardín, donde me gusta llevar a Rocío a pie para tener paseitos diarios (he aprendido que recibir algo de sol es importantísimo, por ejemplo, para evitar crisis epilépticas. Sabían que aumentan en invierno?). Todavía medito si podríamos o no mudarnos ahí, me gustó porque sentí que estaba en un campo de vacaciones. Tiene árboles frutales, patio, 4 dormitorios, está en una calle muy tranquila y con arboleda, estacionamiento para todos los chiches de mi marido....

Estuve como una hora mirando la casa, también conversando sobre rehabilitación con los corredores que ya me conocenen y muestran mucho entusiasmo por mis historias. Entremedio mi madre fue a buscar a Rocío al jardín para luego ella hacer la hora de ABR de la tarde. Luego llegué yo a preparar las hierbas, el baño, la comida y dejar todo listo para partir junto a mi marido a... redoble de tambores... donde el médico naturista de la familia. Si!!! Ayer fuimos nosotros dos como familia y como individuos a que nos ayude para que nuestro alimento sea nuestra medicina. Yo particularmente tenía mucho interés en saber si podía ayudarme con mi disautonomía alópatamente intratable. Y encontré respuestas y soluciones... Una vez más me pregunto, ¿por qué esto no es lo tradicional?

A las 22:30 horas llegamos de vuelta a la casa, bastante tarde. Tardé unas horas en bajar mis revoluciones y poder conciliar el sueño. Fue un día muy intenso pero absolutamente imprescindible. Hoy compraré todo lo que necesitamos para mañana comenzar nuestra nueva dieta y de a poco procesaré todo lo que ocurrió ayer! Definitivamente un gran día para esta familia.
6 comentarios:
  1. que bueno que quedaste contenta con el Doctor!!
    la casa suena muy bien...arriendenla!!! jeje
    Sobre la piscina...sí..Rocio se veía feliiiz ;)

    ResponderEliminar
  2. Y como no podía se menos, hasta ayudaste en la distancia con tan poco tiempo!!!, como no vas a ser una SUPER MAMI!!...Me encantó que Ro se la pasase tan bien en la pisci..que rico!

    ResponderEliminar
  3. Me gusta cuando cuentas las cosas lindas que hace tu enana y cómo las disfruta!

    Una agenda muy apretada pero muy productiva para la gran familia!!

    Un apapacho para tu sirenita...:D

    ResponderEliminar
  4. Me encantó todo lo que hicieron, la piscina, la nueva dieta. Pero me encanta mucho la idea de una casa con espacio para disfrutar el "afuera". Es tan importante que puedan sentir el sol, el aire, el pasto. Que tengan suerte!!!

    ResponderEliminar
  5. Intenso y maravilloso!
    Seré curiosa... qué pasó con la casa...?
    Fabi

    ResponderEliminar
  6. Jijiji, la casa fuimos a verla este domingo, mi marido no la había visto por dentro y... le cargó.

    Lo bueno es que sirvió para darnos cuenta de que queremos vivir en una casa cuanto antes!!!

    ResponderEliminar