Accesibilidad en aeropuertos

4 comentarios:
Pasaron las fiestas y eso significa que el próximo entrenamiento de ABR está a la vuelta de la esquina!!! Hoy quedan exactamente dos semanas para partir, ¡ya me comienzan los nervios! Esta semana comenzó a armarse el ambiente, aumentaron las llamadas y correos con otros papás, las organizaciones, las dudas... Lo más rico de todo es que cada vez somos más! La primera vez partimos solitos, sin más que la familia de Bruno alentándonos a la distancia,. Hoy ya somos más de 10 familias de Chile y agradezco también tener contacto con otras que se suman de España, Argentina y Paraguay. Esto lo hace mucho más emocionante y entretenido!!!

Considerando las dudas que algunos papás me han pr, para ayudar, para compartir con todos otro capítulo más de la vida diaria con discapacidad física y también para recordar y aumentar el ambiente 'carnavalero', quisiera compartir cómo vivimos nuestro último viaje en términos prácticos: la accesibilidad de aeropuertos sudamericanos o cómo viajar en aviones con un niño con discapacidad física.

1. Pueden surgir problemas con la aerolínea, porque no hay común acuerdo sobre si necesitan o no nuestros niños viajar con un informe médico (MEDIF). Nosotros en ambas oportunidades hemos viajado sin dicho documento, pese a llenarlo la primera vez inocentemente. Aprendimos que se necesita cuando el pasajero requiere cuidados especiales por parte de la tripulación durante el viaje. Nosotros para ellos en términos prácticos no somos más que una familia viajando con un bebé.

2. En Chile, el aeropuerto cuenta con mangas para llegar hasta el avión, lo que facilita mucho el paseo. Esto significa que Rocío llega hasta la puerta del avión sentada en su coche. En Argentina la situación cambia, puede tocarte manga como puede no tocarte. La última vez no nos tocó... Coincidió que viajábamos 4 de las 6 familias chilenas juntas en el mismo vuelo, por lo que nos dieron un trato preferencial. Abordamos primeros y... llegamos al avión de los últimos. El trato 'preferencial' es más problemas que otra cosa, hay que recorrer una distancia tremenda para acceder a una especie de camión de carga en el que te suben al avión. No es muy digno... Si puede tomar a su hijo en brazo para subirlo al avión por la escalera, prefiéralo.


3. Una vez en el avión, nosotros contamos con nuestro súper asiento de espuma confeccionado por nuestro provedor favorito: DOI. Este asiento se amarra al coche para traslados (como pueden ver en la foto de arriba) y luego en la puerta del avión lo sacas, mandas el coche a guardar y te quedas con el asiento que calza muy bien en el asiento del avión, amarrándolo con el cinturón. También sirve una vez en Buenos Aires para adaptar sillas de restaurán o usar de silla de auto, pues aunque no cuenta con las medidas de seguridad necesarias es mejor que llevarlos en brazos.



4. En general no esperen ningún trato preferencial para discapacitados. Lo único que entregan es preferencia al abordar, al igual que toda familia que viaja con coches. Pero si necesitan algo más, deben exigirlo ustedes. No esperen ascensores en todas partes, sobretodo en el aeropuerto de Buenos Aires. Recuerdo específicamente uno en la entrada que está... fuera de servicio permanentemente y uno debe bajar por una escalera larguísima. Afortunadamente, los aeropuertos tienden a ser superficies planas para que las maletas y equipajes rueden cómodamente.

Como en todo, paciencia, energía y buena voluntad es la mejor receta. Al llegar allá, la verdadera aventura comienza!


4 comentarios:
  1. Cuando yo viaje con romy en avión, ella no caminaba por tener hipersensibilidad en la planta de los pies, tuve que programar todooo antes de irme, porque estando sola con ella viajando desde Santiago a Uruguay, y desde Uruguay hasta Santiago, pensé que muy poca gente me iba ayudar. Por suerte en el aeropuerto de mi país, por ser chico, había mucha gente haciendo ocio jjaja y me ayudaron cuando no podía sacar el pasaporte.

    Igual es increíble, que habiendo un alto porcentaje de discapacitados físicos en el mundo!!, hay algunos aeropuertos sin contar con rampas, o accesos directos o rapidez o comodidad en los aviones.

    Suerte en la próxima etapa de la terapia!!

    :D

    Andrea

    ResponderEliminar
  2. Cuando viajamos el pasado julio, habiamos dado aviso a la aerolinea que viajamos con un pasajero discapacitado. Al final, lejos de ayudar en algo, fue un problama porque eso nos obliga a estar 2 horas antes del vuelo en el aeropuerto, ademas de no poder hacer el check in (se escribe asi?) por internet, lo que ciertamente facilita las cosas y disminuye el estres del viaje. Asi que en esta oportunidad, nos hacemos los lesos, y nos ponemos en primera fila igual solo para molestar a la gente...jiiii, aunque eso no signifique mucho ya que los demas desconsiderados pasajeros pasan por encima de nosotros muy apurados como caballos de carrera.

    A todo esto, miraba la foto de Rocio y Bruno, hoy estan muy cambiados!!

    ResponderEliminar
  3. Sonia: espero que todo vaya mejor esta vez. En Argentina tenemos una gran capacidad para querer sentirnos del primer mundo, cuando no estamos ni para el cuarto o quinto!!!!
    Muchos cariños, qué poco que falta!!!

    ResponderEliminar
  4. A Argentina le falta mucho... lamentablemente!!!
    Recuerdo cuando te fui a buscar en enero de 2008 a Ezeiza... tuve que pelear para conseguir que me permitieran estacionar el auto en un acceso más cómodo... teniendo el logo de discapacidad y todo...
    Es lamentable que no faciliten las cosas...
    Cariños!!!
    Fabi

    ResponderEliminar