Discapacidad motora y obstáculos II

3 comentarios:
Tal vez las sucesivas noches de insomnio han afectado mi redacción o mi comprensión lectora o tal vez ambos. Tal vez la preocupación de muchos va por otro lado... Pero por alguna razón, mi post anterior titulado Discapacidad y obstáculos, que hoy veo que está mal titulado pues yo suelo hablar solo de lo que conozco y por discapacidad me quise referir solo a la discapacidad motora, tuvo eco en algo distinto a lo que yo quería compartir. No me malinterpreten, me ha encantado el intercambio de comentarios muy profundos que por primera vez me parece tienen algún nivel de discordia, eso se agradece. Me encanta que se den estos espacio y se dialogue con respeto. Pero, mediante dos historias intentaré reforzar la idea original que no soy capaz de poner en palabras después de tantas vueltas, pero que gira en torno a la idea de que las discapacidades de un individuo no nos impidan ver sus capacidades.

La primera de casualidad llegó hoy al blog de Bird, uno de los blogs gringos que leo de familias que hacen ABR y que he compartido, como pueden ver en el recuadro de la derecha. A modo de traducción, el post se titula 'Una historia de éxito' y cuenta sobre una chica de 17 años, con parálisis cerebral, específicamente con cuadriplejia, que se moviliza en silla de ruedas y se comunica mediante comunicación aumentativa. Es decir, un daño físico considerable. Sin embargo, ella tiene las mejores notas en su colegio (un colegio con integración) y es una alumna con honores. Las palabras con las que Bird finaliza su post son: "Es agradable saber que con esas limitaciones ella ha sido capaz de resolver cómo ser exitosa. Esto nos da esperanza".

La segunda historia se trata de una antigua lectora (creo) de este blog, que algunos de ustedes posiblemente recuerdan. Se trata de Verónica, cuyo sobrenombre era filocorpus, que incluso nos ilusionó un día con que escribiría sobre la integración en su blog, que lamentablemente aun no ha desarrollado. El hecho es que Verónica es de Argentina y en uno de nuestros viajes a Buenos Aires por ABR, ella se tomó la molestia de ir al lugar del entrenamiento y buscarme solo porque necesitaba decirme que por favor no dejara de enseñarle nada a mi hija, que ella tenía parálisis desde pequeña y hoy es profesora de filosofía y habla 4 idiomas. Agradezco mucho a Verónica por este gesto, para mí fue una experiencia impactante que me emociona mucho. Pienso que su urgencia por decirme que por favor no dejara de educar a mi hija dice mucho.

Me gustaría dejarlos con las palabras de Glenda a un adulto amigo de los padres de una niña de 8 años con parálisis, el post se llama 'The gift is within'. Es la respuesta a una pregunta de esta persona y luego unas palabras dirigidas a la niña. Glenda, como siempre, es muy motivadora y recomiendo enfáticamente leerla. Ella sabe perfectamente de qué está hablando. Sus palabras de cierre, que serán también las mías, son: Con tu apoyo, el de su familia, profesores y amigos, ella va a alcanzar todo su potencial y mucho más.
3 comentarios:
  1. Completamente de acuerdo...nada mas que agregar. Solo (y como si fuera poco) me preocupa la realidad de nuestro pais en el tema de la integracion...o inclusion? la mayoria hablamos sin conocer mucho como es esta realidad aqui y ahora. Los que van mas adelante con sus hijos de mas edad saben que no es facil, y nunca lo ha sido. Bueno, de eso se trata tambien la vida.

    ResponderEliminar
  2. Creo que coincidimos en que a los niños con cualquier tipo de de discapacidad hay que desarrollar al máximo su potencial.
    Pero como dice la mamá de Bruno-Sol el tema de la integración / inclusión es todo un tema.
    Hace poco fui a un conversatorio, donde un grupo de profesoras con experiencia en este tema, comentaron de todos los inconvenientes que tienen ellas y los niños y concluyeron: de que solo, de buenas intenciones no se logran las cosas y que necesitan de políticas y planes específicos para lograr una “real inclusión”, y que si bien estas se manejan actualmente en teoría queda pendiente su real implementación.
    En fin, es un tema que muy pronto nos tocara vivir en carne propia y seguramente en su debido momento lo comentaremos.
    Rosio

    ResponderEliminar
  3. Se me había olvidado comentarte algo. El otro día hablé con mi marido de este post y del anterior y me dijo algo que pienso refleja totalmente lo que dices aquí. Me dijo "el problema de la gente en el tema de un niño con cualquier discapacidad es que de alguna forma esperan a ver cuales son las capacidades del niño para luego explotarlas. La mamá del blog que me hablas (o sea tú) no hace eso, ella cree que su hija no tiene límites y creo que esa es la forma correcta de educar a cualquier hijo, no sólo a un niño que tiene discapacidad". Parece que te conociera... jaja.

    ResponderEliminar