Se acabaron las vacaciones

2 comentarios:
Todo llega a su fin, este es el último día de las vacaciones aunque para la mayoría de la gente sea el comienzo. Es una extraña sensación. Mañana Rocío vuelve al jardín, comienzan las vacaciones de mi querida nana y mi padre comienza sus tratamientos, por lo que mi madre cambiará de actividades terapéuticas y no podrá venir a echarnos una manito como nos tiene acostumbrados. Tengo claro que me tocará lo que a la mayoría, hacer todas las cosas de la casa y de la familia sola, y no me voy a quehar, pero obviamente me gustaría no tener que hacerlo, ji. Espero que Rocío vaya al jardín regularmente, es una pieza clave para que esto funcione!

Lo bueno es que en esta semanita que nos dimos siento que alcancé a hacer todo lo que quería hacer. Como ya sabía que venían estas semanas, y como sé que significan menos tiempo disponible para hacer ABR, intentamos hacer la mayor cantidad de horas que pudimos. Hicimos 3:30 diarias, lo que pretendo mantener cuando se pueda. Tal vez es mucho, pero mientras podamos quisiera hacerlo. Precisamente porque sé que no siempre vamos a poder, porque no siempre funciona el método de la tortuga de ir 'sin prisa pero sin pausa'. Porque las pausas no las hacemos nosotros voluntariamente, porque hay lluvia, tacos, terremotos... Y también porque queremos detenernos si aparece un arcoiris, queremos recoger girasoles si los vemos o simplemente jugar a la sombra de un árbol.

Sé que no se debe hacer, pero sumando horas manuales con máquina llevamos unas 60 horas! Todavía las horas de la máquina no 'despegan', estoy recién comenzando a usarla algunas horitas extras además de los ejercicios manuales, asi que recién comienzan a alejarse de las manuales (26 + 35). Aun si fueran siempre las mismas, duplicar las horas no deja de ser maravilloso. Creo que nos falta animarnos a usar la máquina de noche... Pero también es porque no queremos exigirle/exigirnos tanto tan rápido, las cosas con tranquilidad, hay que controlar la tremenda ansiedad de ver cambios. Les cuento que el ejercicio de máquina del abdomen lleva muchas más horas que los otros y es increíble como ha aumentado el volumen ya!

Lo importante es que hemos podido ajustar los ejercicios a nuestra rutina, ya está todo organizado y optimizado. Se hacen dos horas en la mañana, una en la tarde después del jardín y media en la noche. Ya se exáctamente cuándo conviene qué ejercicio, también cuál es el más difícil de hacer porque a ella no le gusta (ay, esa mejiiiilla!!!!) y cómo combinarlos perfecto con la máquina. Así que mi primer objetivo para esta semana 'libre' está absolutamente logrado. Aunque mi marido diga que soy obsesiva, yo estoy feliz de haber logrado un nuevo horario donde todo calza fantástico y podemos hacer todas las cosas que nuestra hija necesita. También en la nueva rutina está incorporado el casco de barro y la toma de tecitos, que por suerte ella comienza a disfrutar.

Mis otros objetivos eran más simples: hice las correcciones a un artículo que ya hace siete meses me sugirieron publicarlo y necesitaba hacer adaptaciones de formato, registré aunque sea solo el audio a Rocío cantando y ayer por fin también la llevé a la peluquería, ¡quedó hermosa! Me quedó pendiente descansar, jajaja, que creo que seguirá pendiente por varios años (aunque el lunes en la tarde me acosté y hasta dormité un rato), y me queda pendiente pasear un poco más con Rocío, pero pretendo los fines de semana poder ir a la playa o a la piscina en familia. Con este calor, no dan ganas de ir a ningún lugar al aire libre en pleno Santiago...

Adiós vacaciones, bienvenido jardín y ¿cómo es que funciona esa aspiradora nueva???? :)
2 comentarios:
  1. Buen post. Parece que nosotras las mamás (y no quiero decir ¨las mujeres¨para no sonar feminista) somos claves en esto de armar las rutinas y hacer que funcione la maquina. Y sabemos con anticipacion que cosa nos puede desarmar nuestra organizacion. Eso a los ¨papás¨les importa un bledo!es asi...

    Felicitaciones por la semana productiva y los mejores animos para esta que comienza.

    ResponderEliminar
  2. Coincido con Pilar... nosotras hacemos malabares hasta que todo queda organizado, jajaja!!! Los hombres (salvo raras excepciones... sí! soy feminista en esto, jiji!) solo dejan que las cosas fluyan... o que se caigan, jajaja!!!!
    Qué sea una buena primera semana de jardín!!!!!!
    Cariós
    Fabi

    ResponderEliminar