Una tarde diferente

5 comentarios:
Después del post anterior, se imaginarán que hoy tuve una espectacular tarde de descanso aprovechando el primer día rutinario que tenía, no? Pues como les habrá advertido la foto (cortesía de Terra), no fue así, aunque sí podría decirse que fue una tarde espectacular. Me disponía yo a echarme a ver tele con un buen trozo de sandía servida para lograr ese anhelado descanso cuando... Horror, ¡me llega un olor a humo tremendo! (Vivo en el piso 11 de un edificio...)

Miro por la ventana y veo mucho humo pero no la fuente de este. Escucho a alguien del otro edificio gritar '¡Baje por las escaleras!'. Llamo al conserje para preguntar si el humo era de acá o no y me contesta otro habitante que quería averiguar lo mismo. Tomo las llaves y comienzo a bajar las escaleras inmediatamente. Por fortuna en el piso de abajo una vecina estaba afuera y me dice que es el edificio del frente, ella lo estaba mirando y estaba llena de impotencia porque los bomberos aun no llegaban. Bajo por el ascensor a ver qué pasaba. Al otro lado de la calle ardía al rojo vivo un departamento en el quinto piso. Por suerte, no se veía gente en ese u otros departamentos cercanos.

Vuelvo a subir para cerrar las ventanas (ya era tarde, todo el departamento olía a quemado, dejé las ventanas que dan hacia el otro lado abiertas). Tomé el celular, el medicamento de Rocío que solo se vende con receta médica (las cosas...) y me dispongo a bajar. Entonces, suena una alarma en mi edificio. Ouuuuuuch. Era la alarma del ascensor que se echó a perder con gente adentro. Escucho los golpes y los gritos de los ocupantes. Bajo los 11 pisos y voy a buscar al conserje encargado, que por supuesto estaba afuera. Él atendió a los primeros afectados por el incendio, uno con serias quemaduras y otros seriamente choqueados. En cuestión de segundos, sacó a las personas del ascensor.

Mientras, llamo a mi madre para que vaya a buscar a Rocío al jardín y tome una ruta alternativa de vuelta. Agradezco que Rocío no haya estado en casa en este momento!! Las esperé abajo ya que el tránsito, las puertas, los ascensores... TODO funcionaba irregularmente. Mientras las esperaba, veo partir una ambulancia de niños y veo correr a los padres a subirse a otra para acompañar a su hija. Me quiebro por completo... Sé que la niña estaba bien, probablemente solo inhaló un poco más de humo de la cuenta, pero cuando se trata de un hijo... ¡Ningún daño es menor!

Finalmente llegaron mi madre y Rocío, con globos y todo porque hubo un cumpleaños en el jardín. Ella hermosa siempre llena de alegría... Le tomé la mano fuerte y llegamos a casa (el edificio tiene dos ascensores, en realidad es un edificio muy accesible y de hecho viven varios niños con discapacidad más). Y de ahí a la rutina de siempre... felizmente. Aunque recordando la fragilidad de todo, sabiendo que la vida de algunas familias hoy cambió drásticamente y sintiéndonos nosotros tremendamente afortunados.

¿Y la sandía? Me la comí finalmente, pero no tenía el mismo gusto.

NUEVO: Ver video del incendio en Terra.cl
5 comentarios:
  1. Qué susto!!

    Lo bueno es que nadie salga lastimado y uds estén bien... y que alivio abrazar a tu enana!!...

    Besos a Ro...

    ResponderEliminar
  2. Puffffff que fuerte, horrible.
    que bueno que están todos bién.
    Un abrazito y besitos a Roci
    Pucha que tengo ganas de conocerla, te juro que me muero de ganas, algún día no lejano espero y si no me agüanto voy a Stgo. y nos encontramos allá ( je je )
    chau
    Ah vienen mis suegros el miércoles siguiente y se van el dgo.

    ResponderEliminar
  3. Huy que susto más grande, pero gracias a dios ustedes estan bien, que bueno que Rocio no estaba en casa, aunque el estar cerca de situaciones así atemoriza, pues el panico es general.
    Muchos cariños.
    Irene

    ResponderEliminar
  4. Chuuuuta, medio sustito. Pero como me alegro que ustedes estén bien.
    Pero también se me erizaron los pelos cuando contaste lo de la ambulancia para niños... en un momento así la desesperación puede ser horrible...
    Muchos besos a la Ro, que sale cada día más hermosa en las fotos que publicas...

    ResponderEliminar
  5. Primero que todo, que bueno que no paso nada importante a nadie. Y por tu parte, que bueno que no estaba Rocio en casa. Creo eso te hubiese generado confusión a saber que hacer con rapidez. De todas formas tienes razon, ésto y mas nos demuestra la fragilidad de la vida, y como debemos darle importancia a lo verdaderamente importante. Cada dia me doy de ésto, mucha mas cuenta.
    besitos.

    ResponderEliminar