Put on your mask first

7 comentarios:
En los aviones, parte del instructivo de seguridad tiene que ver con las mascarillas de oxígeno que caerían en el caso de haber una descompresión. El instructivo dice que aquellos adultos que viajen con niños deben ponerse su propia mascarilla primero y luego ayudar al niño. Esto siempre me ha complicado... ¡Mi hija tiene una condición delicada, no le puede faltar oxígeno! Bueno, a mí tampoco, pero la madre en mí es más fuerte. Tenemos entonces con mi marido un pacto: si alguna vez pasa, él se pone su mascarilla, yo le pongo la mascarilla a Rocío y finalmente él me pone la mascarilla a mí. Para algo somos un equipo, no?

En la vida real no nos caen mascarillas de oxígeno, pero la regla de ayudarte a ti mismo primero para luego poder ayudar a otros sigue siendo igual de válida. ¿Por qué será tan difícil entenderlo? ¿Seré yo o les pasa a todas? ¿Nos pasará más a las mamás de niños con necesidades especiales que dependen y demandan tanto? Es mi impresión que principalmente es un problema de tiempo, ¿en qué momento voy a dormir siesta? ¿en qué momento voy a ir al doctor? ¿en qué momento voy a poder almorzar tranquila? Y así un sin fin de necesidades nuestras que dejamos de lado y que a la larga nos van pasando la cuenta.

Comprendo la importancia de seguir el desarrollo personal paralelamente a nuestra maternidad especial. Con todo lo difícil que eso es, me parece que vale la pena el esfuerzo. Por eso entré hace dos años al magíster y, afortunadamente, no fue difícil sino más bien fue de mucha ayuda. Este año a la tesis del magíster que tengo pendiente, se han sumado otras actividades 'extra-curriculares' que me tienen complicada de tiempo y agotamiento. Es difícil hacer cualquier cosa cuando solo se tiene libre de 3 a 6 de la tarde! Claro, podría darme más horas, pero tendría que 'sacarlas' de la rehabilitación de Rocío y me rehuso a que se vea afectada, la considero mi principal deber. Entonces la máquina este marzo ha trabajado harto...

Esta semana decidí parar. Bajar el ritmo, ponerme la mascarilla. El sábado antepasado nuevamente tuve una crisis de 'vértigo' (descubrí que así se llama lo que me pasa de vez en cuando y que sería consecuencia de la disautonomía). Luego otra noche no pude dormir porque cada vez que cerraba los ojos todo se movía, ¿quién puede dormir así? Ese día decidí que tenía que respirar. Así como estaba no podía hacer nada, ni siquiera cuidar a Rocío. Por primera vez tuve que enviarla al jardín con nuestra nana y perderme nuestro paseo diario que me encanta, además de ignorar todas mis aprehensiones. Ese día dormí siesta, dormí DOS siestas. Yo soy una persona que odia las siestas y que le cuesta mucho dormirse, pero ese día bastaba con acostarme. Al día siguiente también dormí siesta.

Desde entonces, todo ha andado mejor. Esta semana comenzó a primera hora con mis clases (me fue muy bien), pero luego las tardes de lunes y martes fueron libres y descansé. Los otros días siempre hubo algo extra-curricular pero funcionó todo mucho mejor, creo que me tomé las cosas con más calma. He exigido también un poco más de apoyo del resto del equipo, probablemente más del que ellos quisieran, jiji, pero me ha ayudado mucho. Ha ayudado también que Rocío hasta anoche que durmió mal, todo el resto de la semana durmió fantástico y eso hace una gran diferencia.

Este fin de semana ha estado dedicado al relajo, cosa también inusual en mí. Ayer estuvimos mucho tiempo simplemente tirados en la cama regaloneando los tres. Pude disfrutar de un giro de 360° que se mandó nuestra gorda exquisita, que terminó de guata sacando el brazo que antes quedaba atrapado, llevando los brazos adelante y levantando su cabeza feliz. ¡Grandes cambios! Luego fuimos a tirarnos a la plaza amiga donde también aprovechamos de disfrutar ver a nuestra enana columpiarse firmemente. Cómo sería que esta vez yo le pedía a papá terapueta que le diera más vuelo, ¡por primera vez la columpiamos fuerte! Su cabeza siempre firme... Claro que está acostumbrada a otro movimiento y ayer quiso bajarse rapidito, jiji.

Y así... Todavía no he resuelto cómo organizar mis actividades extra-curriculares pero al menos ya me di cuenta de que tengo un límite y que es uno bastante bajo. Sé que hay que resolver algunas cosas y eso es lo primero que se necesita para que las cosas mejoren. Buscar soluciones no es algo nuevo para nosotros, estoy segura de que las encontraremos. Mientras tanto, seguiré en modo de relax y deseando que pronto termine esta temporada de 'reclamos' y comience la temporada de cosechar y compartir los frutos.
7 comentarios:
  1. Esto es un temazo....estamos acostumbradas a posponernos. Y al final de cuentas, perjudicamos a toda la familia con esto de querer ser mamás heroes.No vamos al medico hasta que no damos más, no dormimos siesta hasta que colapsamos...Es dificil llegar a un equilibrio, pero hay cosas que son igual de importantes y que pertenecen al mundo que llevamos cada uno dentro y merecen tambien atrencion. Estando nosotras bien, estaran mejor nuestros hijos y la familia en armonia.

    ResponderEliminar
  2. Uffff la organizaciòn, llevamos 5 años tratando de organizarnos, y siempre hay algo que no nos permite llegar al optimo, por tanto creo 2 cosas: una es que hay que acostumbrarse al constante cambio, saber que la vida con estos peques es asi no mas y segundo como tu dices hay que tomarse tu tiempo, que como dice Pilar debemos tratar de estar bien y eso significa que aunque hay que establecer prioridades nopodemos hacerlo todo.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Siempre me ha chocado de corazón también esta instrucción en los aviones. Pero en realidad desde un punto de vista de lógica la única forma de ayudar a los otros (que nos necesitan) es estar bien y tener oxigenadas las neuronas para tomar la decision correcta..

    Cuídate mucho, tu eres el pilar de tu hija ponte la máscara y respira profundo necesitas mucha fuerza para seguir.

    Andrea

    ResponderEliminar
  4. ay Mamaterapeuta yo me la paso quejandome de que no duermo, de mi dia de 20 horas, lo malo es que no cuento con muchas personas a quien acudir (mi mami murio hace 6 años)tengo la sensacion de que todas las mamis nos las pasamos cansadas: del trajin, de las terapias, de la ansiedad... claro que nos da un descansito ver a nuestros niños evolucionar y reir, pero es duro,habra que tomar muchas vitaminas, ah¡ y no seas exigente que tu haces muchas cosas y muy bien asi que tienes derecho a relajarte un monton,

    PD tenia mis dudas de si eras terrenal jajajaja ya vi que si

    ResponderEliminar
  5. mamaterapeuta, me sentí identificada con lo que decis...y éste año por primera vez en cuatro años me tomé vacaciones...no trabajé con Santi por 2 meses y no hacíamos nada más que disfrutar de nuestro tiempo libre...y qué bien me hizo...por primera vez, me puse la máscara yo primero...y resultó bárbaro tanto para mí como para mis tres hijos. Cuando tenía que empezar salió la oportunidad de irnos 10 días a la playa y lo hicimos...y hoy estoy felíz, Santi empezó el cole y creció muchísimo!! Y decidí bajar las revoluciones porque mi marido decía que me estaba quejando mucho...y cómo explicarle mi cansancio...lo nuestro es increíble! Sigo sin parar ni un minuto, cuando los dejo en el cole tengo a la de 2 años que no me deja dormir siesta...pero las leo a ustedes!!! Bueno la verdad es que como dicen en los aviones, hay que ponerse la máscara primero para sacar a los nuestros adelante, mejor. Me encantó el tema y por lo que leí a todas nos pasa lo mismo!!JA! besos Bettina

    ResponderEliminar
  6. Tan ciertas tus palabras... Es realmente difícil hacer cosas para mi, porque pienso que le "robo" tiempo valioso...
    Pero es lógico, si no hago tiempito para relajarme o dedicarme un poco a mi, no lograré estar al 100% para ellas...

    A veces es tan difícil lograr el equilibrio!!!

    ResponderEliminar
  7. Este es un Temazo. si, como bien dicen. Aunque atrazado no queria dejar de darte mi opinión. El oxigeno a nosotras: IMPRESCINDIBLE para seguir corriendo en familia, todos juntos. Ayer me puse en el pecho ensima de mi a Cova en la siesta. Desde luego fue oxigeno mutuo por el descanso y el contacto de nuestros cuerpos. Un regalo para el cuerpo y el espíritu.

    pd: Tuve vertigo en los inicios de la noticia del la p.c de Cova. Resulta que se fomentaba con el estres, al tener pinzamiento en cervicales por el mismo, y esto a su vez evitaba el buen riego sanguineo: Hacerlo todo pero con una sensación de tranquilidad ayuda, y ejercicios de respiración profunda entre otras.
    besitos

    ResponderEliminar