Mi espacio

15 comentarios:
Dicen por ahí que la basura de una persona dice mucho sobre ella. Yo quiero que conozcan un poco más sobre mí, no de mamá terapeuta, pero no les mostraré mi basura, no teman. Les quiero mostrar mi espacio de trabajo: el escritorio. Siendo una persona que trabaja en casa, aquí es donde casi todo sucede: escribo el blog, contesto y escribo correos, trabajo en mi tesis, anoto las horas de ABR, hago las compras del supermercado, el pedido de las verduras, 'gimnasia' bancaria, preparo mis clases... Casi todo lo que no es hacer ABR, lo hago en el computador, incluyendo algunas actividades de las que aún no les puedo contar!!! Solo puedo decirles que estoy trabajando en dos sorpresas magníficas que les diré en cuanto pueda.

Así se ve normalmente mi escritorio. Creo que faltó mi cámara de fotos y algo de comida o al menos una taza de te. Pero, capturando un solo momento, en mi escritorio pueden ver las siguientes cosas de izquierda a derecha:
  • Mi celular cargándose. Otro indispensable para mí, pues también tiene correo y me permite estar conectada todo el tiempo, incluso mientras hago ABR.
  • Arriba en la esquina apenas se ven hojas que cuelgan de cosas pendientes.
  • Atrás del celular están los DVDs promocionales de ABR que tengo que enviar (aumentó mucho la demanda de pedidos desde Chile a raíz del reportaje de la Paula y me estoy haciendo responsable de las consecuencias de mis actos! jajaja)
  • Atrás de los DVD hay una caja del indispensable Ginseng rojo koreano, un portalápices que tiene de todo menos lápices, la antena de la Wi-fi, un oso que me trajo mi marido de Alemania, un micrófono y una venda elástica para cualquier esguince
  • El computador, lo más importante. Sin él no sé qué sería de nosotros. Siempre está abierto el correo y minimizada la planilla donde anoto los ejercicios de ABR. Generalmente, junto con 4 ó 5 programas más. Si estoy trabajando, tiene que estar iTunes con Kevin Johansen sonando, siempre lo escucho cuando tengo que concentrarme.
  • Arriba del computador hay un horario que solía tener las terapias de Rocio. Hoy ese horario está vacío, por mucho tiempo solo decía comer - dormir. Ahora lo uso para anotar mis reuniones y en la parte inferior cuelga el cronograma del curso que dicto y la carta Gantt de mi tesis de magíster.
  • Arriba hay una foto de Rocío que no alcanza a aparecer.
  • Debajo del escritorio, donde debería ir el teclado, hay mil papeles para volver a usar por detrás y algunos libros con los que estoy trabajando en el momento.
  • Trás el teclado hay 50 pautas de corrección de los informes de trabajo que tengo que corregir esta semana.
  • Delante del teclado hay una de esas hojas recicladas con la lista de ese día de cosas por hacer para no olvidarme de nada (últimamente son tantas cosas y tan variadas que me he visto obligada a hacer estas listas)
  • Al lado de eso, está la impresora, otra gran aliada indispensable. Esta vez no tiene nada ya impreso en la bandeja, algo inusual, pero sí tiene encima todos los trabajos que debo corregir, las pruebas que tengo que entregar, cuadernos, libros y ya no recuerdo lo que está más abajo.
  • Un teléfono IP que casi nunca suena y menos aún ocupo.
  • Abajo del escritorio hay artículos de escritorio: corcheteras, perforadora, clips, tinta, scotch, etc. junto con hojas para la impresora, cajas de DVDs para lo de ABR y muchas carpetas que pretenden dar la ilusión de que algo está ordenado pero no lo consiguen (en esas carpetas están las órdenes médicas y resultados de algunos exámenes de Rocío). Ah! También nefersil en gel para el dolor de hombro y espalda.
  • En la pared hay dibujos de Rocío hechos el año pasado en el jardín, junto con la foto de curso que está más arriba.

15 comentarios:
  1. Me ha encantado este original post. Nos hace estar un poquito mas cerca de ti y compartir un poco mas tu vida.
    Lo que mas me gustó:
    -las ojas recicladas y la lista diaria..AH, Y los dibujos en la pared de Ro.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Kenia, por tu comentario. Cada vez que escribo algo personal me lleno de verguenza y tu comentario me hace alegrarme de haberlo escrito :)

    ResponderEliminar
  3. jaja. Me alegro!. vaya vergonzosa, con lo tierno que suena este lindo post.
    Un besito. y supongo que les gustará a muchos.

    ResponderEliminar
  4. Sabes qué?? para ser tu área de trabajo y donde pasas mucho tiempo del día... se ve bastante ordenado!!! :D

    Tienes lo necesario para hacer cualquier cosa y no tener que perder tiempo en ir a buscarla, todo a la mano...(aunque todavía estoy preguntándome: Y la venda elástica para qué?)jijijiji :)

    Hasta me agoté solo de leerte, pero he reido con lo de 'gimnasia bancaria', son malabares con $$, estira, estira?
    No sé cómo tienes tiempo para leer libros y hacer tantas cosas... yo desde que tuve a mi primer enana no he podido retomar esa costumbre que tenía, no encuentro cómo!!!

    Un post muy refrescante...y verguenza?? nooooo... es rico que nos cuentes tu cositas también...
    Un abrazo a Ro...

    ResponderEliminar
  5. Ay, Mami, me hiciste reir...
    La venda es porque cada tanto me lastimo los pies y tengo que inmovilizarlos.

    Los libros no son por gusto!!! Tengo que hacerlo para terminar mi tesis, ahora justo estoy escribiendo el marco teórico (la parte más difícil según yo)

    Y la gimnasia bancaria es pagar tarjeta, hacer depósitos, etc... Todo por internet! Aquí se ocupa mucho el término gimnasia bancaria de los tiempos antiguos, cuando uno tenía que ir a cobrar el cheque, ir a pagar las cuentas, etc y se lo tenía que recorrer todo y hacer mil colas.

    ResponderEliminar
  6. AH! Y lo del orden... Pasa por varias etapas durante el día :)

    ResponderEliminar
  7. Me resolviste la incógnita de la gimnasia bancaria. Creí eras parte integrante de la bolsa de valores, y lo mismo trabajabas desde casa. jaja

    ResponderEliminar
  8. Me asombra el orden. Aquí el que más trabaja en casa es mi marido, con lo cual "hay oficina" por todos lados, sobre la mesa del comedor, arriba de la chimenea, en las habitaciones...
    No,definitivamente, no estamos para la foto.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. pero que ordenado!!! el mio es un desastre, igual que mi cartera...

    ResponderEliminar
  10. Sonia que ordenado tu espacio! muy bueno el post habla mucho de vos, la verdad que el mio no es para tomar una foto!!!muy simpatico todo lo que tenes a mano! besos a Ro..

    ResponderEliminar
  11. Ah yo crei que solo me pasaba a mi, pero ya se que somos varios,los de este maraton diario.

    Me alegra saber, que somos todos ,ja,ja,ja,

    Sonia gracias por compartir tu espacio.

    ResponderEliminar
  12. Por si se preguntan... yo tambien uso la oficina hogareña pero soy mucho mas 'paperless'. Tengo el 99% de mis cosas en formato electronico y casi no uso papel alguno. Si recibo algo, lo escaneo, me lo mando por mail y luego lo boto. Lo unico que tengo en papel son las compraventas de autos, que son mi vicio y hobby, todo en uno.

    El desorden masculino lo tengo. Solo que es desorden electronico y no fisico...

    ResponderEliminar
  13. Sugieres, querido papá terapeuta, que mi escritorio está lleno de papeles? Jajaja ;) (sé que lo está)

    ResponderEliminar
  14. Que entrete poder conocer tu lugar de trabajo, esta bastante ordenado y tienes todo lo que necesitas a mano, además es una caja de Pandora tu escritorio.

    ResponderEliminar