Back to normal

4 comentarios:
Después de unos días en pausa, estamos de regreso. No solo en el blog, sino en la vida. La semana pasada como ustedes saben Rocío se enfermó. Estuvo más de una semana resfriada, recién ayer la vi bien y hoy la llevé al jardín. El siguiente en enfermarse fue papá terapeuta y el jueves, también caí yo. A esto se sumaron varias situaciones extrañas de la semana pasada que me generaron diversos sentimientos, también hubo muchas noches sin dormir y, como guinda de la torta, el sábado papá terapeuta se lastimó las espalda y estuvo en reposo hasta hoy. Lo raro es que también fueron días de 'cura de sueño', si bien algunas noches no dormimos, la mayoría dormirmos muchísimo y también dormimos siestas.

Fueron días perezosos. Fueron días para guardarse, para compartir en familia y fortalecerse en muchos sentidos. Entremedio de todo esto, se realizó el taller de desarrollo infantil, sábado y domingo toda la mañana. Se me hizo difícil ir con mis niños enfermos, yo enferma y habiendo dormido el sábado apenas 1 hora. Creo que eso no me permitió aprovechar el curso, pero sí fue una experiencia enriquecedora, sobretodo por lo que compartimos con las compañeras del curso. Fue un taller que me hizo reflexionar mucho. Marcela fue también el primer día y pueden ver por la extensión de su resumen que fue muy interesante. En su post podrán entender qué hacía yo en un taller de psicomotricidad: el enfoque era el respeto por el niño, la importancia de respetar sus etapas de desarrollo y no forzarlo a posturas o movimientos para los cuales no está preparado y las implicancias que esto tiene en su desarrollo emocional. Muy interesante.


Confieso que disfruté los días de reposo de mi marido. Él no suele ser un buen enfermo (un enfermo simpático), pero como esta vez el problema era la espalda su ánimo estaba bueno y nos divertimos bastante, 100% regaloneo. Vimos los primeros capítulos de las nuevas temporadas de Héroes, Dexter y Big Bang Theory. Hicimos mucho ABR mientras mirábamos tele. Lo demás fue dormir, comer helado para aliviar el dolor de garganta y pensar sobre muchas cosas. Se sintió rico olvidarse del mundo por unos días.

Hoy oficialmente la familia retoma sus actividades. Papá terapeuta volvió a trabajar y Rocío a su jardín. Ahora retomamos nuestros proyectos con más ganas, mi tesis avanza como nunca, las horas de ABR suman como no lo hacían desde hace tiempo y una gran sorpresa en la que estoy trabajando ha pasado a la siguiente etapa. Comparto con ustedes el bello oso que trajo hoy Rocío del jardín. ¿Les conté que fue feliz?
4 comentarios:
  1. Que bueno que todos estan mejor..!!! ahora a seguir adelante! besos...

    ResponderEliminar
  2. Me gusta leerte asi!!
    Realmente es bueno tomarse una mini vacación (si no se enferman creo que no hubieran bajado el ritmo) pero les ha servido para disfrutar como familia el atrincheramiento... :D

    Y lo mejor es que no afectó a Ro en su deseo de ir al jardín!!

    Saludos a los ex-enfermos y un besitillo para Ro...

    ResponderEliminar
  3. Hola damas!
    Primero : DEXTER? no sabía que había empezado de nuevo! gracias por el datoo, me encanta esa serie! jeje.
    Segundo : eso es lo lindo de estar enfermito "el regaloneo", que bueno que puedan estar juntos y no olvidarse que pese a ser padres son pareja.
    y por último, besos a Rocio y las ganas que pone para retomar el jardín luego de una gripe!


    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Pues entonces en alguna medida "bienvenidos" los dias de malestar, es que el cuerpo es sabio y asi dijo: pausa par todos!. aqui es hora de darnos todos un respiro!. Me algegro que ya estén bien y que hayan aprovechado para todo lo que no se puede con el trajin de la vida. Me ha encantado ese oso!, ya se lo enseñaré a su amiga!,
    Un beso!

    ResponderEliminar