Nuestra navidad 2009

3 comentarios:
No les voy a hablar de lo rica que estuvo la comida, no les voy a hablar de con cuanta gente lo pasamos ni de lo mucho, mucho, mucho que disfrutó Rocío de abrir los regalos. Les voy a hablar de algo más aburrido, pero muy importante y que ha sido el tema de nuestro 2009: el sueño.

Como ustedes saben, desde noviembre de 2008 hasta noviembre de 2009 en pocas palabras no dormimos. Hasta que una gloriosa noche de noviembre y quien sabe por qué razón, Morfeo volvió a nuestro hogar para no abandonarnos. Desde entonces, además de disfrutar de enternas y maravillosas 8 horas de sueño continuo, hemos tenido que aprender a 'convivir' con esta nueva realidad. Hemos tenido que ponernos muy rigurosos con los horarios, despertarla todos los días muy temprano aunque no nos guste y respetar sus horario de sueño. Cosas muy razonables, pero que ahora se hacen con absoluta rigurosidad.

Imagínense el temor ante una noche como la Navidad: comer a las 22 y después abrir los regalos. Uf... El año pasado el horario fue similar (aunque uno quiera comer a las 8 siempre termina siendo más tarde) y Rocío ya tenía demasiado sueño para la apertura de los regalos. El resultado fue que no disfrutó nada y nosotros nos molestamos y frustramos. Probablemente prometimos para este año hacerlo distinto, por ejemplo, que los regalos se abrieran al día siguiente (según yo, una opción mucho más amigable para los niños) pero las costumbres son las costumbres.

Ayer nos preparamos. Tomamos medidas. La primera fue dejarla dormir la noche anterior hasta que quisiera. Un día normal la despertamos a las 8, para que duerma siesta antes de ir al jardín. La decisión fue no despertarla... y ella se despertó a las 8:15 por voluntad propia. Esto de los hábitos es poderoso! La segunda medida fue no despertarla de la siesta. Un día normal la despierto entre los 40 y 45 minutos de siesta, sagradamente ni más ni menos porque las consecuencias han sido dormirse camino al jardín si la despierto antes o estar despierta de 3 a 7am si la despierto después. Como ven, me he transformado en la 'tuto nazi' (the soup nazi!!!! Qué buena que era Seinfeld...)

Volviendo a la historia, con la siesta nos fue un poco mejor. Se durmió tempranamente, yo le hice 1 hora de ABR y luego la dejé seguir durmiendo, mirando el disfraz de bruja guardado en el velador. Y durmió y durmió... Pasaban las horas y Rocío seguía durmiendo. A las 2:15 de siesta circunstancias ajenas a mí se encargaron de despertarla. Me molesté yo y se molestó ella, curiosamente, luego de 2:15 despertó con más sueño que tras 40 minutos... Pero dimos vuelta la página y nos levantamos. Ya a esas alturas a tomar once.

Y así llegamos a nuestra cena de navidad. Rocío hizo el amago de aburrirse y querer dormir, pero bastó con tomarla en brazos y compartir un par de espárragos para mantenerla despierta. Llegó medianoche y con ella los regalos. Rocío abrió enérgicamente cada paquete, suyo, nuestro, de la tía... No importaba, ella ama abrir paquetes. Miró con emoción mucha ropa nueva que le encantó y curiosamente no con tanta fascinación los juguetes (tenemos una traperita en la casa :D) .

Como por arte de magia, se acabaron los regalos y llegó el ataque te tuto instantáneo. Un tímido llanto... Nos disciplinamos altiro, agarramos nuestros regalos, nos pusimos para la foto grupal, agradecimos y partimos apresurados por llegar a nuestro hogar. Rocío se tranquilizó en el auto pero por suerte no alcanzó a dormirse (a todo esto, la navidad fue donde mi hermana en su nuevo hogar a unos 5 ó 10 minutos de mi casa). Casa, pañales, pantalón de pijama, almohada, tuto.

Durmió ininterrumpidamente, pero (lamentablemente) se despertó como a las 7:30. Sin éxito en su misión de despertarnos a nosotros hasta un buen rato después. Ahora está a mi lado durmiéndose para su siesta y... tampoco será despertada, ya que hoy también salimos más tarde. Posiblemente estemos estirando mucho el elástico, pero si no tenemos suerte hoy me parecería completamente comprensible. El que hayamos tenido éxito ayer, me parece un logro absolutamente festejable. Vale la pena ser la tuto nazi.
3 comentarios:
  1. Que bien por tí, pero la Flopina se durmió tardísimo, estaba hiperventilada, pero lo pasamos genial.
    abrazos,

    ResponderEliminar
  2. Pero si ponias musica y baile lo mismo quería mas fiesta, no?.jaja. De todas formas claro que la disciplina hasta en los horarios del sueño (al menos yo siempre he echo lo mismo). Me alegro lo pasaran bien!. FELIZ NAVIDAD (aaunque tarde)

    ResponderEliminar
  3. Kenia, volvieeeeron!!!!!!!! Espero que hayan tenido una linda navidad!!!!

    ResponderEliminar