Un hijo con discapacidad según Desperate Housewives

13 comentarios:
Desperate Housewives es una de las tantas series que veo. Algunos ya se aburrieron de ella, como mi marido, pero a mí esta última temporada me tiene absolutamente interesada. Después del capítulo 10, en el que un avión cae sobre Wisteria Lane, hasta soñaba con la serie de lo ansiosa que estaba por ver el capítulo 11 de la sexta temporada. Y no me decepcionó en absoluto, todo lo contrario. Este capítulo, titulado 'Si...', es uno de esos capítulos memorables que incluso ameritan un post en este blog.

Se preguntarán ustedes qué tiene que ver esta serie con nuestra historia. Sucede que una de las protagonistas, Lynette Scavo, estaba embarazada de mellizos en el momento del accidente. No le pasó nada grave evidente, pero más tarde comenzó a sentirse mal y no les contaré la historia completa, pero en resumen le dijeron que uno de los niños podría tener alguna discapacidad, pues no estaba recibiendo suficiente oxígeno. La llevaron a pabellón para intentar solucionar el problema.

Mientras esto sucedía, ella se puso a pensar cómo sería tener un hijo con discapacidad. Cuando la voz que narra la historia dijo estas palabras textualmente, aumentó mi atención e inmediatamente pensé: ¿qué barbaridad van a mostrar ahora? Pero lo que mostraron me sorprendió mucho y positivamente. Lo primero que muestran es un bebé de meses llorando mientras... su madre lo elongaba. Era un momento de mucha tensión y al lado estaba la kinesióloga diciéndole que sabía que era difícil oírlo llorar, pero que debían hacerlo pues sin la terapia sus músculos se recortarían...

Lynette colapsa. Le reclama que hace meses que no ven progresos y la kinesióloga le aconseja dejar de pensar en lo que su hijo debería estar haciendo y centrarse en los avances, en lo que hay: y ella ve un hijo que llora y que no logra nada nuevo desde hace meses. Sale de la habitación rápidamente y su marido la sigue... La conversación que tuvieron entonces resume tan bien la situación!

La historia sigue, muestran al hijo hasta que llega a la universidad. La verdad es que todo lo hicieron muy bien en mi opinión, nos hicieron llorar de emoción a todos en esta casa. La escena que más me gustó a mí, en la que está el niño más pequeño, no fue la favorita del público al parecer, pues solo encuentro en YouTube "la escena del sandwich". Ojalá todos pudieran verlo, temporada 6, capítulo 11. Para quienes no puedan, aquí va el diálogo entre Lynette y su marido Tom.

Tom: ¿Qué pasa?
Lynette: No puedo hacer esto.
Tom: ¿Hacer qué?
Lynette: Esto. La kinesióloga, la terapia, las inyecciones, el equipamiento... Y nadie puede siquiera decirnos si algo de esto está ayudando.
Tom: Yo creo que está ayudando y aunque no, esto es lo que hay que hacer así que lo haremos
Lynette: Bueno, yo no puedo.
Tom: Puedes, pero no quieres. Yo tampoco, nuestro hijo tampoco. ¿Lo oíste llorando en la terapia? ¡Pero no tenemos opción! Así que vamos. La terapeuta tiene que irse a su casa pronto.
Lynette: Siento que me están castigando y no sé qué fue lo que hice.
Tom: No puedes pensar así..
Lynette: ¿Qué más puedo pensar? ¿Tener esperanza en el futuro? Quizás el ni tenga futuro.
Tom: Tiene 14 meses, ¡no lo condenes de por vida! Pero sí deberías comenzar a pensar en el futuro, porque inevitablemente llegará y te asustarás mucho o poco y sabrás que hiciste todo lo que pudiste por tu hijo o te arrepentirás.

Tras eso Lynette vuelve a la terapia y comienza a elongar a su hijo.

¿Alguien más se siente identificado? Creo que hicieron un muy buen trabajo. Mostraron bastante realistamente la situación, al menos en nuestra experiencia, y me alegró mucho eso, pues podrían haber usado cualquier cliché. Bien por Desperate Housewives! Claro que Lynette también habría podido buscar alternativas en vez de aceptar lo que le dijeron pese a que lo odiaba, su hijo lloraba y no veía resultados, pero... Para eso habrían necesitado más de un capítulo, no?
13 comentarios:
  1. YO !!! me siento identificada, la leucomalacia de Nico también fue por hipoxia perinatal y odiaba las terapias por que él lloraba tanto, tanto, pero los kinesiologos decían que no le dolía nada, que lloraba por que no le gustaba que lo tocaran, antes de entrar a las terapias me aparecia un intenso dolor de estómago por que de verdad no quería ir y pensaba que si no lo hacia sería yo la responsable de un mal futuro, que triste recordarlo y que absurdo lo que nos dicen los profesionales que se dedican a la rehabilitación, es una corriente que te lleva a conformarte "con lo que hay".
    Que bueno que ya estamos en otra parada y mirando el futuro con otros ojos, es una mirada positiva y llena de esperanza.
    Que bueno que al menos algunos programas se estén volviendo más realistas, si de todas formas asi es el mundo acá afuera.
    Saludos para todos.
    Elizabeth

    ResponderEliminar
  2. Ahhhhh!!!
    Cuando lei el tema también lo primero que pensé fue:"Lo tomarán por el lado superficial... como la
    mayoría de personas". Pero al parecer si se preocuparon por documentar la situación...y nos describieron a muchas mamás

    No era este embarazo el que Lynette no quería?

    Con un tema tan amplio, sí que sería necesario profundizar... pero la frase de Lynette duele más que otra cosa:"Quiza el ni tenga futuro", ese el pensamiento de muchos papás con niños con discapacidad, por eso no buscan como sacarlos adelante...

    Un abrazo a tu enana...

    ResponderEliminar
  3. Veo que no fui la única! Qué interesantes sus comentarios...

    Elizabeth: me revolviste el estómago de solo recordarlo. Por qué será que como que siempre la culpa la tenía uno, no? Falta de autocrítica...

    Lissette: Sí, este es el embarazo que no quería. Pero cuando terminó de imaginar cómo sería ese hijo con discapacidad, ya lo amaba totalmente y lo encontraba el ser más maravilloso del planeta.

    ResponderEliminar
  4. :)
    Si es asi, Lynette se convierte en mi "esposa desesperada" favorita...

    ResponderEliminar
  5. Debo confesar que comence a ver ese pedazo con "horror". Que basura irreal van a poner ahora, pero termino sacandome unos lagrimones por razones obvias ;). La conversacion de ambos es increible, la escena del sandwich tiene una carga fuerte, pero la verdad... cruzaremos ese puente cuando haya que cruzarlo XD... yo creo que la conversa entre ambos esposos es mas fuerte hoy para ustedes, y por tanto para nosotros. A mi me gusto mucho el capitulo.
    Las basuras que me ha tocado ver de diabetes en private practice, ER y Brothers and sisters, ah y en Strong medicine... me hacia comenzar a ver este pedazo de la historia con mucho escepticismo y me fue capturando, buenisimo!

    ResponderEliminar
  6. Lissette: No, no quiero contar el final pero finalmente Lynette no tiene un hijo con discapacidad.

    Mariana: es como si estuviera hablando yo!!! jajajaja. Exactamente eso me pasa con lo del sandwich, entiendo que fue mas fuerte pero todavía no me identifico con esa parte, jeje.

    ResponderEliminar
  7. No, pero con sólo el hecho que al final lo llegó a amar y pensar que él era el ser más maravilloso del planeta (en el supuesto) ya es bastante...:)

    Ya buscaré el capítulo completo...:)

    ResponderEliminar
  8. Toda la razón, Lissette! Si lo ves, nos cuentas! :D

    ResponderEliminar
  9. Ains yo no lo vi y no tengo acceso a youtube para ver lka escena del sandwich!!!

    Si quitan elongar y ponen tratamientos Biomedicos esta podria ser una conversacion entre mi marido y yo.

    "No puedo hacer esto"... y es definitivo.

    ResponderEliminar
  10. Hola!!! te quería comentar que en mi blog puse un post acerca de los comunicadores, después de leer un post tuyo me interesó mucho, todavía no estan en castellano pero eventualmente hay otras opciones, otros modelos, por ahí a alguien les sirve, te invito a ver el post. Besitos.

    ResponderEliminar
  11. Por lo general mi marido odia esta serie, la puse en medio del cansancio del trajin del dia y sin darme cuenta me la dormi, de pronto senti un empujoncito, era él diciendome: "mira, escucha, es como lo hemos vivido, han dicho y se han pregutado las mismas cosas, esto esta bien hecho" me desperte vi los estiramientos, la escena del sandwich, la de la graduacion. Me conmovio, me quito el sueño y me puse a fantasear...
    Bueno Sonia, yo no tengo tiempo para el ciber espacio, ni para la tele, pero mira tu que en los veinte minutos que tuve me encontre con esta buena cosa, me alegra que la comentaras, por que pues ya sabes que no con todo el mundo podemos compartir esto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Hola Claudia Patricia! Me encantó tu comentario, gracias por tomarte unos minutos para compartirlo...

    Qué gracioso que a los maridos también les haya gustado, no? Es que estuvo bien hecho y eso se agradece!!

    Y por supuesto que aquí hay que compartir este tipo de cosas, ¿dónde más sino? :)

    Espero que se relajen un poquito más tus días! Un abrazo

    ResponderEliminar