De shopping

Ayer nos fuimos de shopping con Rocío. Partió siendo por necesidad, llegarían los días fríos (de hecho, hoy) y la ropa de invierno del año pasado ya le quedaba chica a mi pequeña gigante. Pero camino a la multitienda cercana, mientras disfrutábamos del sol y de los árboles, le pregunté si quería ir a comprarse ropa: SIIIIIII!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Es que a veces se me olvida lo trapera que es!

Sucede que para nosotros la ropa es algo más que ropa. Todos los días ella elige qué ropa ponerse y le fascina hacerlo. Se hiper emociona cuando nos sentamos frente a su cómoda y abrimos el cajón para que elija. Generalmente, yo saco dos poleras que me parecen apropiadas para el clima y le doy a elegir entre ellas. Algunos días tenemos más tiempo y le muestro toda la pila de poleras una a una hasta que con una grita de alegría y levanta el brazo para tomarla.

La ropa es algo que ELLA elige. Yo después la elogio, le digo que le quedó muy bien su tenida, que a mí también me gusta ese color, que se ve incluso más bonita ella, etc... Y ella sabe que es suyo. Si la vistes sin preguntarle antes, rezonga. Así hemos aprendido que alguna ropa que le compramos simplemente no le gusta, pues nunca quiere ponérsela. Hemos conocido sus gustos: le gusta la ropa bien colorida y los colores fuertes, le gusta la Minnie y el color verde. ¡Y a mí me encantan sus gustos! Siento que la conozco a ELLA, que obviamente es mucho más que una cara bonita! :)

Así que cuando se puede, ella participa de las compras. Le muestro dos o tres prendas que le puedo comprar por el precio y corte, que sean de la misma categoría (chalecos con chalecos, poleras con poleras, etc) y ella elige. Ayer por ejemplo, le mostré un chaleco calipso y otro blanco con un gato. Pensé que eligiría el gato, pero olvidé que no le gustan los colores claros... Y así, compramos muchas poleras manga larga, una calza que nos encantó a las dos y un chaleco calipso sin gato.

Debo decir que esto de elegir fue lo más importante que nos enseñó la psicopedagoga. Me enseñó que 'elegir' era una forma de desarrollar la personalidad, que era mucho más que decir sí o no, era tomar decisiones, lo que refuerza su autoestima y su independencia. Comenzamos a los 2 años dándole a elegir el babero de comida (cosa que hacemos hasta hoy) y entonces la respuesta era una carita de alegría con uno más que con el otro. A veces eran los ojos que miraban uno, luego fue que la sonrisa venía junto con un 'iii', después el brazo para agarrar lo elegido y ahora también un 'ooo' cuando no le gusta. Siempre acomodándonos a la respuesta que ella nos puede dar.

Lo que ella pueda hacer, que lo haga. Las decisiones que ella puede tomar, que las tome. Simple y muy entretenido. Es maravilloso conocerla a ella, sus gustos, me encanta cada vez que ella se 'manifiesta' porque es ella! Tanto así que la primera polera que ella eligió, que acompaña este post, ayer pese a que ya le queda chica, no la pude sacar de la cómoda. De algún modo, es su primera polera. Una polera linda, pero mucho más linda porque la eligió ELLA.

Comentarios

  1. Ay enana, no dejas de sorprenderme!
    Ahora que tenemos estos datitos, sabemos que buscar; (espero que el paquete llegue y no quede en aduana :P).
    Eres realmete hermosa, bueno mamá; vos también! Gracias por darnos fuerza y energía a diario con tus hermosos detalles, un abrazo asssssssssssssssí de enorme princesa!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la polera que ha escogido!!!. Me has hecho reflexionar con eso que ella decida influye en su personalidad, etc. Eso me lo dice mi mamá por Cova, pués nota que yo a veces decido mucho con gestos lo que quiero que decida y ella termina haciendo lo que yo sutilmente le "sugería", lo hace por agradarme y me regañó. Es cierto hay que dejarles que decidan bastante mas de lo que a veces lo hacemoos. Y si que se siente feliz uno cuando nota que deciden solitos. jiji

    ResponderEliminar
  3. Me encanta!! Ella es torpísima y tiene su personalidad muy marcada, tiene sus gustos bien claros, que rico poder conocer más de la princesita.
    Cuando le regale la mamadera fue una niña muy educada la recibió y aunque yo note que no le gusto mucho, ella trato de que no me sintiera mal porque no le gusto jajjajaja es simplemente exquisita

    ResponderEliminar
  4. jajajaja siempre Ro tan linda!!
    Me la imagino haciendo gestos y asombro cuando le gusta algo!

    Mis enanas igual, ellas eligen que ponerse y me dicen lo que quieren que les compre...independencia a los 3 y 4 años???

    Yo recuerdo que mi mamá nos elegía la ropa hasta los 9 años aprox... cómo han cambiado las cosas!!! :)


    Un abrazo a Ro-fashion...:)

    ResponderEliminar
  5. A nosotros nos encanta que nos pregunten qué queremos hacer, comer, vestir, etc.... Porqué pensar que los niños no gozan con eso mismo?
    Me encanta ver la consideracion que tienes con tu princesa.... Más allá de sus limitaciones o habilidades, muchas veces a los papás les es mas cómodo decidir por ellos, sin pensar que parte de crecer es elegir, optar y con eso conocer los aciertos y/o errores dependiendo de lo que escojas...
    Además eso de hacerla decidir entre dos cosas (previamente escogidas por ti) me parece excelente para guiar su decision, para que su inexperiencia o desconocimiento no la haga escoger un traje de baño en un día como hoy!!!
    Como siempre, mil felicitaciones a la mamá, y sobre todo a Rocío que tiene un gusto bellísimo!!!!!
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Ayyy Sonia y las que te vendrán cuando Rocio tengas mas herramientas para argumentar jijiji

    Esta semana Diego quería usar el uniforme del colegio con unas chancletas rojas que le compramos el fin de semana, tuvimos que negociar para que se pusiera los zapatos escolares y se llevara en la mano las sandalias, y luego que las dejara en el carro justo antes de entrar al colegio.

    Cuando estábamos en la tienda y el chico de la tienda me dijo mirándome a mí y no al “cliente”:

    Señora le traigo estas en numero 23/24 hay amarillas, hay rojas…

    Diego volteo rápido a mirarme y con una gran sonrisa dijo OOOGGGOOOO (rojo)

    ¡Rojas! ¡tráigalas rojas! Le indique al muchacho.

    Y salimos de la tienda con las sandalias puestas y a cada rato se las quitaba para mostrarnos que en el fondo tienen incrustado un carrito jijiji

    Creo que definitivamente es muy importante fomentar la toma de decisiones en todo lo que se pueda, aunque eso implique que no siempre es lo que nos cuadre… a veces quiere cosas que ya le quedan pequeñas, que no combinan, que no le toca, jajaja y pues no siempre puedo estar en todo y mostrarle una selección predefinida como has hecho tu sabiamente, Diego ya abre gavetas, entra al closet, saca, busca, pide lo que no encuentra… ;D

    ResponderEliminar
  7. Puedes creer que me emocione con este post?
    Es que me encantan y sorprenden las manifestaciones de Ro, es genial, y sabes voy a empezar a mostrarle prendas a ver si se motiva mas o menos por alguna!!!
    Cariños

    ResponderEliminar
  8. Jajajja, Carolina, claro que te creo. Para mí fue un post (y un momento) súper emotivo :)

    Después nos cuentas los gustos de la pepi!!!

    ResponderEliminar
  9. Yaaa, que entrete, cariños para ustedes tbn. :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Presidenciales Chile: Propuestas sobre Discapacidad de Beatriz Sánchez

Se busca colegio (con integración...)

Sobre la homilía del Papa Francisco y la Discapacidad