¡VOLVIMOS!

12 comentarios:
Parecía que este día nunca llegaría, pero llegó... Creo. Estaba asustada desde el año pasado por lo estresante que serían estos meses y ni contaba con que Murphy haría de las suyas y lo complicaría todo mil veces más. En el velador de mi marido dejé en enero un tierno e inocente papel que dice 'Ningún cambio hasta junio'. Y se lo mostré varias veces, cuando proponía desde cambios menores hasta cambiarnos de casa...

Pero Murphy no leyó mi papelito. Yo no contaba con que tendríamos un gran terremoto en Chile, tampoco contaba con que la empresa de mi marido cerraría, que nos quedaríamos sin nana y que la nueva traería más problemas que soluciones, ni que mi papá se enfermaría y pasaría casi tres semanas hospitalizado, ni otras tantas cosas que ya ni quiero mencionar más una larga lista de cosas que normalmente no me afectan, pero que en este equilibrio precario contribuyeron al estrés, como llevar un mes sin celular.

La vida se trata de aprender a bailar bajo la tormenta en vez de esperar a que pase y es algo que estoy aprendiendo. Creo que para la intensidad de estos meses, lo hicimos bastante bien. Básicamente, ¡sobrevivimos! San Nervoheel y mi gran amigo el Ginseng rindieron, aunque a todos se nos acabaron las pilas en estos últimos días y ya comenzaban a aparecer señales de estrés. Por supuesto gracias también a los amigos de verdad, de esos que me aguantan cuando estoy estresada. Estoy segura fueron más efectivos que los remedios ;)

Ahora estamos volviendo a la normalidad. El caos comienza a quedar atrás. Ya terminé la tesis (sí!!!), ya se publicó el libro y al parecer el boom mediático ha terminado. Mi papá ya está en la casa recuperándose. Terminó el último entrenamiento de ABR. Y así no más... Hoy saco la cabeza debajo de agua y tomo una gran bocanada de aire. ¡Ayer tocamos guitarra con Rocío! Primera vez después de mucho tiempo. Ayer nos quedamos en la cama un rato en la mañana descansando y en la noche nos dormimos los tres casi 3 horas antes de la hora habitual. Nos reponemos.

Obviamente hay mucho, pero mucho que contar. En estos días/meses Rocío no sólo ha contribuido a la sanidad mental siendo la niña más tolerante, feliz y adorable del mundo, sino que nos ha entregado momentos lindísimos y grandes avances que merecen que les dedique un post entero. Tan solo un adelanto: ¡SE LE SOLTARON DOS DIENTES DE LECHE!!!!! Porque la vida sigue durante la tormenta y, por suerte, la seguimos disfrutando igual.

De a poco nos pondremos al día, paciencia, tanto en este blog como con los mensajes que nos han llegado últimamente que no he alcanzado a responderlos todos. Estamos volviendo a la normalidad, recuperando todas nuestras energías para seguir trabajando como siempre. Porque se habrán acabado un montón de proyectos, pero tenemos muchos para el futuro! De hecho uno ya comienza mañana, es decir... ¡Mejor me voy a descansar rapidito!
12 comentarios:
  1. Esto es lo que me encanta de ti, eres siempre tan optimista que haces que miremos al rededor y digamos: pucha me preocupaba sólo de tonteras y lo mejor es que el optimismo se contagia :)
    Toda la razón con saber bailar bajo la tormenta, gran consejo.
    Estaremos esperando los post con los avances de Rocío y las fotitos también, muchos besitos para ella y un abrazo para ti.


    Elizabeth

    ResponderEliminar
  2. Es emocionante leer este resumen!!!!!Cuantas cosa pasaron... y se me puso la piel de pollo...jajaj...al leer lo de los dientitos de Ro!!!!!! que hermoso ver crecer a nuestros hijos no???? los felicito!!!!!!! a toda la flía...y muchos besosss...espero el post de ABR!!!!

    MARILEN

    ResponderEliminar
  3. Debo decirte que lograste bailar muy bien bajo la tormenta de la cual saliste airosa, no era fácil y lo lograste, me alegra mucho que hoy ya todo tome su rumbo y que disfrutes de los días como siempre lo has hecho llena de energía y positivismo los queremos mucho y nos alegra mucho que se sientan así de bien un beso enorme para los tres :)

    ResponderEliminar
  4. Uf!que intensa narración de lo que ha sucedido, que bueno que tu papa esta de recuperándose y que bueno saber de ustedes, ya las extrañaba, que nervios que a ro se le soltaran dos dientes,como ha crecido, lo que me lleva a pensar en cuando le ocurrirá a mi Pepi jiji ;)
    Ojala todo resultara bien con ABR, el libro se lo encargue a mi tía en Santiago así que el fin de semana lo leo, como siempre les mando muchos cariños y fuerza.
    Besos
    Carolina

    ResponderEliminar
  5. Te das cuenta Susanita,todo lo que hiciste estando bajo una gran tormenta,aparecio el libro,fuiste famosa jijiji,y lo mas importante ayudaste a tantos papas dentro de los que mi incluyo,sonia como te lo he dicho antes fuiste una inmensa ventana que se abrió en mi familia,todos tus consejos y palabras de animo han sido una inyección de optimismo y sobretodo me ayudaste a creer en mis instintos como mamá y estoy segura que Dios te puso en mi camino y en el de mi pequeño milagrito,muchas bendiciones y por fin ya se fue la nube sobre tu cabeza jajaja
    Un gran saludo desde Arica los queremos muchoooo.
    Loreto

    ResponderEliminar
  6. Y poco a poco nos contarás en detalle verdad??? :)

    A descansar y re-organizarse...

    PD. Quiero fotitos de los hoyitos de los dientes...:P

    ResponderEliminar
  7. Puh, Sonia, tu plato ha estado bien lleno. Pero descuida porque de tu entorno sale sólo amor y felicidad: ayer vi tu libro en una librería y me emocioné profundamente!!!!! La sonrisa de Rocío es lo máximo.
    Suerte en tus quehaceres, que todo se normalice o tranquilice para que puedas estar menos cansada.
    Viva Nervoheel!

    Cariños

    ResponderEliminar
  8. Ah, otra cosa: me gustó mucho tu sabia frase de la tormenta, la adoptaré.

    ResponderEliminar
  9. Me cansé de solo leerte... me alegro que ya estes tomando aire y que al fin hayas terminado tu tesis.
    Espero esa foto con los ratoncitos de Ro
    besos... eseq

    ResponderEliminar
  10. Fuerza!
    Segunda Anónima

    ResponderEliminar
  11. Holis, perdonen de nuevo la demora... Yo insisto con ilusionarme con que la vida se tranquiliza, pero tengo una tendencia irreversible por meterme en problemas ;)

    Para todos los que les gustó la frase, obviamente no es mía, se la escuché a otra mamá y hoy me sumé al grupo facebook La vida No es esperar que pase la tormenta, es aprender a bailar bajo la lluvia.

    Elizabeth: el optimismo y la buena onda se contagian, sin duda! Y la mala onda también... Me quedó clarísimo en estos días ;)

    Marilén: yo no me lo podía creer!!!! Creo que tuve etapa de negación ajajaja

    Nancy: gracias! No esperaba menos de una de mis compañeras de baile ;)

    Carolina: cuantas cosas!!!!!! Creo que publiqué esto justo cuando preguntaste en otro comentario cómo estábamos, jeje... Coincidimos! Espero que te guste el libro y que la Pepi se mejore!

    Loreto: Pucha, mil gracias. Ojalá muy pronto podamos conocernos!

    Lissette: siii, ya va, ya va... Pero no se hagan muchas ilusiones ;)

    Flo: sip, viva nervoheel. Y es increíble lo valioso que es tener un entorno positivo y cariñoso, es casi como la clave de la felicidad!!! Que lindo que eso se transmita en la portada ;) (me imagino que adentro también jeje)

    Eseq: jaja... Si, por fin la terminé. ahora solo quedan los trámites, pero el trabajo contundente ya está hecho. Fiu!

    Segunda Anónima: pero si ya todos sabemos tu nombre! :D Igual me encanta que no te hayas vuelto a perder ;)

    ResponderEliminar
  12. Sonia,
    Es que yo no tengo pasta para la fama como tú, psss, me encanta andar de anónima por la vida. Y ojalá fuera transparente.
    CAriños, Segunda anónima

    ResponderEliminar