La prematurez según Private Practice

12 comentarios:
Lo hizo de nuevo. Private Practice volvió a apretarme el estómago. Ya había hablado antes sobre este programa en el post "Programas médicos", refiriéndome especialmente a la protagonista: la súper cirujana neonatal con reconocimiento mundial. Supuestamente, me imagino, la heroína de la serie pero para mí, es definitivamente la villana.

En el capítulo de la semana pasada (voy un poco atrasada en mi comentario de series...), su caso me llegó mucho más de cerca. Se trata de un parto prematuro. Una mamá comienza el trabajo de parto a las 25 semanas de gestación, el límite de la viabilidad. Por supuesto, súper cirujana intenta salvar la situación y que todo salga perfecto, pero el bebé nace y es rápidamente atendido y llevado a una incubadora.

Si antes odiaba a Addison Montgomery, hoy además odié el capítulo. "Hasta que la muerte nos separe", capítulo 15 temporada 3, mostró una imagen bastante inquietante sobre prematurez, discapacidad y medicina. El resumen es más o menos el siguiente: el bebé nace prematuro de 25 semanas y es llevado a una incubadora. Obviamente no respira por sí mismo. Se le diagnostica enterocolitis necrotizante y entonces Addison sugiere que no lo operen y lo dejen morir... ¡Así nada más!

¿Sus argumentos? Que en el mejor de los casos el bebé necesitaría una colostomía y viviría para siempre con una bolsita para sus defecaciones y oh, no olvidemos que además lo más probable es que tenga daño cerebral y sea discapacitado. No recuerdo la cita exacta y me rehuso a buscarla, pero dijo algo como: "eso no es una vida que valga la pena vivir, ¿ustedes no quieren eso para su hijo, no?".

Pero eso no fue suficiente... La madre pidió en repetidas ocasiones poder tocar o abrazar a su hijo y se lo negaban, diciendo que sacarlo de la incubadora era sinónimo de matarlo. En esa parte yo ya ardía profundamente... Primero, puedes tocarlo sin sacarlo de la incubadora y segundo, puedes sacarlo de la incubadora sin desconectarlo del oxígeno ni de nada!!! Y por qué no, otro dato no menor: les hace muy bien a los niños el contacto con sus padres! Las unidades de neonatología cada día promueven más el vínculo con padres y familiares.

Finalmente la doctora logró su objetivo. La operación no salió bien y mucho más rápido de lo que uno creería, el pequeño bebé fue desahuciado. Entonces sacaron al bebé de la incubadora, lo desconectaron de todas las máquinas y se lo pasaron a la madre para que muriera en sus brazos. Fin de la historia. Harto corta diría yo.

Me causó conflicto. La gente de la televisión no entiende la responsabilidad que tiene. Por un lado me parece positivo que hayan mostrado que la prematurez es difícil, que no es solo cuestión de crecer calentitos en una incubadora. La prematurez es mucho más complicada que eso, pero se fueron al otro extremo. La enterocolitis necrotizante es una complicación bastante habitual en los prematuros, pueden ver este estudio titulado "ENC. Experiencia de 15 años" publicado por la Revista Chilena de Pediatría o aquí mismo preguntar cuántos pasaron por esto.

Pero sin duda mi problema es: ¿una vida con discapacidad no vale la pena vivirla? ¿No vale la pena salvarla? Además, ¿cuántas veces el pronóstico médico ha sido mucho peor que la real evolución del niño? Es un debate grandísimo que se presenta hoy a nivel mundial, donde en los países en que el aborto es legal se realizan exámenes para determinar por ejemplo si el niño tiene Síndrome de Down para que la madre tenga la opción de abortarlo. Y al parecer, la mayoría opta por abortarlos.

Es un tema muy complejo y duro. Si les interesa leer más sobre él, recomiendo el reportaje que revista Paula publicó este sábado llamado "A estas madres las dejamos solas". Madres que no pudieron abortar, porque en Chile es ilegal, y que tuvieron a sus hijos con discapacidad pero hoy no tienen el apoyo necesario para darles a sus hijos una mejor calidad de vida. En los comentarios se ha dado un debate interesante sobre las carencias de nuestro sistema de salud y además se presentan distintas experiencias y posturas.

Yo por mi parte intentaré no volver a sucumbir ante Private Practice, aunque creo que hasta que Violet no vuelva a aceptar a su hijo seguiré queriendo ver este programa, aunque tenga capítulos como este. ¡Vamos, Violet, tú sabes que lo quieres! Así como yo quiero a mi hija, con discapacidad incluída.
12 comentarios:
  1. Pucha... nunca he visto este programa, y hoy menos que nunca tengo ganas de verlo. Lo odio.

    Perdón la sinceridad.

    ResponderEliminar
  2. es como para mandarle una cartita a los señores guionistas...no???

    ResponderEliminar
  3. si así fue el ultimo capitulo de P P( lo vi)......... también tuve muchos sentimientos encontrados con las escenas de los padres, ya que cuando la anto estaba en la uti justamente había un prematuro que lo habían operado y me acuerdo del amor de esos padres hacia el.....al volver un día a ver a la anto ...ya no estaba...no resistió.....cuento esto porque a pesar de haber negligencia medicas en chile ( como la mia) aun se opta por la vida..gracias a dios.......pero si tienes mucha razón.....y si a muchas madres se les deja solas y a la vez ellas a sus hijos, escondiéndolos o abandonándolos........esto debe cambiar ...cuanto tiempo mas esa es la cuestión.......

    cariños sonia!!!!!!!!!!!!!.......

    ResponderEliminar
  4. Me has dejado helada al describir la situación con la frase “se lo pasaron a la madre para que muriera en sus brazos”

    Dios mío, y esa gélida y estéril alma que ostenta la villana pretenden hacer creer que es necesaria para ejercer la profesión.

    También me hizo pensar en un momento que vivi hace unos meses y se me ha despertado la necesidad urgente de escribir sobre ella.

    ResponderEliminar
  5. Uyyyy, entre rabia e importencia. Cuantas mamás y papás no le han hecho caso a los médicos y se han dejado abatir por sus nefastos diagnósticos, se creen dioses... Yo seguí un tiempo la serie, pero ya no la veo, cuantos doctores hay como Addison que les sentencian la vida a un recién nacido y no tienen idea de lo luchadores y valientes que son. Muchas veces son como los animalitos, diría incluso que menos que un animalito, que cuando tienen un cachorro "distinto" muchas veces lo dejan de lado para que muera. Será por eso que en la serie Addison no puede tener hijos?? Por que no tiene respeto ni consideración por un bebe "distinto"?? La televisión tiene mucha responsabilidad por lo que muestra!!
    Obvio que la primera opción es la vida, sea como sea... Y creo que nuestra vida como papás "distintos" tiene más satisfacciones. Nuestros hijos son los más adorados y admirados.

    ResponderEliminar
  6. "Así como yo quiero a mi hija, con discapacidad incluida" , cita textual, SIIIIII!!!! yo también quiero, amo, adoro ami hija con discapacidad incluida, de hecho tengo la certeza que la amo mucho mas por eso, por que la hace mía y única, por que vino a enseñarme sobre el amor incondicional , la belleza de las cosas mas simples que dejamos de percibir como los amaneceres abrazaditas, las sonrisitas cuando se esta durmiendo y me siente, los olores de nuestra vida juntas, pa variar me emocione, y bueno todo esta reflexión para decir que esta serie también me aprieta el estomago, con esa manera tan fría de ver las vidas, sin matices sin cuestionamientos morales o de amor, ese desamor que se manifiesta por la humanidad que se refleja en una guaguita por nacer o nacida pero con el "peor" de los diagnósticos, cuando los diagnósticos no son en la mayoría de los casos ni cercanos a ser certeros, recuerdo aun la frase del primer neurólogo que vio a mi Pepi y dijo ... lo mas probable es que sea ciega, sorda y muda... y como un vegetal, ja si supiera que lo único vegetal que tiene es el almuerzo y la cena y que ve mas allá que los demás, por que diferencia la esencia , oye tan bien que a veces me asusta y se ríe y dice mamauuu con la mas hermosa de las voces.
    Me embale, estoy de acuerdo contigo.
    Cariños;)

    ResponderEliminar
  7. UUUUF,todas tus palabras me suenan tan familiares,desde ese terrible día(solo por la sensación que experimenté)cuando llegué a la clinica y la super matrona dijo:"preparen pabellon aborto gemelar de 26 sem,fetos no viables"fue tan angustiante escuchar todos los murmullos y a veces cdo hablaban en voz alta que mis niños eran muy pequeños para vivir sobretodo en regiones,toda esa frialdad de algunos profesionales de la salud que solo trabajan por un fin económico y que la palabra empatía no existe,siiiii y a mi tambien me tocó eso de nooooo ,no lo toque ,no le hable porque desatura,no lo acaricie porque se pone inestable,mas aun cuando pedí los niditos para mis niños y en el siguiente turno no estaban porque decían que molestaban para hacer los procedimientos y hasta las carotas que me ponían cuando llegaba en la mañana super confiada y preguntaba¿como pasaron la noche?y me decian bueno ud.sabe nos hicieron trabajar bastante.uffff Sonia todas tenemos tantas situaciones en común,pero lo mas importante es mirar a nuestros tesoritos y dar gracias por sus vidas tan especiales,que a lo mejor para otros no son aptos para vivir por su discapacidad,pero para nosotros son el motor de nuestras vidas y los que nos impulsan a no creer en los pronósticos,a confiar en nuestros instintos y por que no?a soñar con ellos.
    -un abrazo para todas desde Arica la ciudad de la eterna primavera.......LORETO mamá de 5 angelitos...

    ResponderEliminar
  8. Siempre que te leo.. y leo los comentarios, me da un poco de angustia de no poder hacer algo, lo que sea por hacer de este mundo un lugar mejor.
    Como padre de tres hijas, me siento bendecido por tenerlas a mi lado y poder reflejarme en sus sonrisas.

    Leer el post me dejó helado, tengo la desgracia de conocer a estos "diostores" , que tratan a los pacientes con esa actitud paternalista que parece esconder un tremendo desprecio por los pacientes, como si sólo fueran una extensión de su billetera

    Un abrazo
    Mauricio

    ResponderEliminar
  9. Hola Sonia, que rico que comentaste sobre el reportaje que nos hicieron creo que es importante difundir esto, lee mi ultimo post,y comprenderás la rabia y frustración de no poder hacer nada por el Osvaldo no duerme llora de dolor de estomago hace más de 10 días se que no todos comparten mi postura sobre el aborto, pero es una opción que debiera existir.

    Sonia compre tu libro y te felicito, y agradécele a Dios cada día de tener los medios para tu hija y poder hacerle todas esas maravillosas terapias, imagínate por un lado yo sigo mendigando la operación del Osvaldo como si fuera un favor y no un derecho para él.

    Me gustaría que hablaras más en tu blog de la discapacidad cuando no hay recursos ya que tu blog es más leído y puede que alguna autoridad de este país se le ablande el corazón y se digne hacer algo.

    un beso grande a Rocío y toda la familia.

    ResponderEliminar
  10. Uf, cuantos comentarios. Como siempre muchas gracias, enriquecen muchisimo este espacio y la discusión.

    Qué bueno saber que no fui la única a la que le pareció bastante horrible este capítulo y en general esta 'villana'.

    Paola: qué fuerte lo que cuentas... Pero tienes razón en lo que destacas, en lo que yo he experimentado en Chile siempre se hace todo lo que se puede, con mucha fe... Aunque sí conozco también médicos que ofrecen dejarlos morir (y hoy día son niños maravillosísimos!!).

    Betzabé: me encantó tu post! Quiero leer la continuacion YA!

    Pamela: diste en el clavo... Sentencian toda su vida en un segundo y cuando aun el futuro es totalmente incierto...

    Carolina: me encantó tu 'embalamiento'!! Justamente lo que falta al tomar estas decisiones tan 'eticas' supuestamente es valorar los sentimientos, las emociones... Lo que de verdad enriquece la vida y le da sentido!!!

    Loreto: me paraste los pelos! Enfermera BRUUUUTAAAAAAAAAAAAAAA. Por todo lo que has pasado con tus niños, son de todas maneras unos luchadores y resilientes!!! Un abrazo para los que disfrutan la eterna primavera.

    Mauricio: saludos! Me encanta leer también a un padre por estos lados. Yo creo que ya con interesarte y conocer este 'otro lado' ya estás haciendo mucho. Ese es el primer paso y es totalmente necesario para poder hacer cualquier otra acción. Un fuerte abrazo, me encantó tu comentario.

    Karen: Qué alegría que hayas leído este post donde justamente mencionaba tu reportaje. Muchas gracias por tomarte el tiempo para dejarnos un comentario.
    Es una tarea muy grande la que nos toca a todas nosotras y, por mi parte, creo que lo primero como le decía a Mauricio es concientizar. Creo que nuestros niños necesitan que se les de el lugar en la sociedad que merecen, qeu dejen de ser excluidos. El simple hecho de que se den cuenta que son PERSONAS incluye que les devuelvan el derecho a la salud que han perdido.
    Hago todo lo que puedo por ayudar en esta causa, muchas cosas no las publico en este blog. Pero creo que es muy importante primero precisamente mostrar que sus vidas valen la pena, que valen ser salvadas y luego bien cuidadas pues merecen una vida digna. Ese es un mensaje importante y necesario para seguir avanzando en la inclusión.

    ResponderEliminar
  11. ME PARECE QUE MERECE LA EXPERIENCIA UN HIJO COMO LOS NUESTROS , PREMATUROS Y LLENOS DE NECESIDADES ESPECIALES , PERO DULCES , LUMINOSOS, QUE NOS HACEN SER MAS FELICES QUE ANTES. SI¡ MAS FELICES¡.
    LA DISCAPACITADA MENTAL Y ESPIRITUAL ES LA DOCTORA ¡¡¡
    QUE PENA¡¡¡

    ResponderEliminar
  12. Sonia me temo que la continuación de la historia no la podre publicar hasta dentro de unos cuantos años, estoy en negociaciones con mi amiga para que me de permiso para publicarla cuando las dos estemos viejas y ya no nos "importe nada" contar nuestras visicitudes. Lo siento, los puntos suspensivos seran largos.

    ResponderEliminar