Por la inclusión

7 comentarios:





Como sabrán, últimamente he estado ocupada con el lanzamiento de nuestro libro 'Mamá Terapeuta', que los lectores de esta revista conocerán por el concurso se hizo en esta revista. Toda esta experiencia ha sido increíble, hemos ido a radios, dado entrevistas, aparecido en revistas, portales, diarios, movilizado en 'transportes de prensa' al estilo VIP, estado bajo reflectores y potentes luces... Ha sido una experiencia muy entretenida, ni hablar de la emoción misma de que exista el libro y esté en todas partes, que muchos lo estén comprando.

Muchos preguntan '¿cómo va el libro?' y yo me complico entera. Sé que se refieren a las ventas, pero para mí el libro ha sido un éxito por todo lo que ha sucedido desde su publicación en torno a este. Las ventas no son el motivo del libro, ni de esta columna, ni de nuestro blog ni de muchas de nuestras aventuras.

La razón es más simple: mi hija. Porque la parte más difícil de vivir con discapacidad no es la discapacidad misma, sino la sociedad que la rechaza y en múltiples formas. Yo quiero para mi hija una sociedad más inclusiva, que la integre y valore. Quiero una sociedad que no rechace las diferencias y ojalá no solo que las tolere sino que aprecie la diversidad, porque todos somos distintos y eso nos enriquece.

Es mucho pedir, lo sé, pero no por eso no haremos nada. Todo lo contrario, es por eso que hay que hacer todo lo que podamos, porque conozco a mi hija y sé que es muchísimo más que su discapacidad, que de hecho su discapacidad la convierte en una persona increíble. Porque conozco a muchos niños como ella, porque conozco muchas historias como la nuestra y no puede ser que el resto del mundo se pierda estas historias tan hermosas, tan llenas de amor, fuerza y esperanza.

En estos días he recibido muchos mensajes invaluables: la madre de una niña adolescente con discapacidad a quien su hijo mayor le regaló nuestro libro para el día de la madre y hoy se siente más acompañada y comprendida, la niña de 7 años con discapacidad que se sintió identificada con Rocío y le pidió a su madre que nos escribiera, la mamá de una niña de 2 años con discapacidad que pese a vivir a 5 minutos de mi casa no conocí hasta ahora. Quisiera poder compartirlos todos, pero esos son solo algunos. Es imposible explicar lo que se siente, solo puedo decir que me motiva a seguir.

El otro día en un capítulo de House lo explicaron bastante bien. Se trata del capítulo Private Lives en el que la protagonista es una bloguera como yo. El equipo médico piensa que es un síntoma el que comparta su vida privada pues no lo comprenden y entonces el Dr. Taub dice: "a cambio de perder privacidad, ganan una comunidad, vínculos". De eso se trata, de compartir nuestra experiencia con otros, generar vínculos tanto con quienes también conviven con la discapacidad, como con quienes les resulta ajena.

Porque mientras más nos conocemos, más evidente nos resulta que nuestras similitudes son más que nuestras diferencias. Porque muchos prejuicios solo son posibles desde la ignorancia. Porque la discapacidad no tiene porqué ser un tabú, es parte de la vida y no es obstáculo para ser felices. Porque cada día somos más los que queremos una sociedad inclusiva y cada vez estamos más unidos y esa unión nos da fuerza. Porque hoy, gracias al libro, creo que muchas personas más tienen una nueva imagen de la discapacidad infantil: una niña sonriente y feliz.
7 comentarios:
  1. Linda que emocionante, las quiero y las abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Bien muy bien, como siempre refleja lo que todas pensamos y sentimos.
    Gracias!

    ResponderEliminar
  3. Una creación como tu libro jamás tendría por motivo las ventas, creo que es algo que salta a la vista. Me encanto tu post y como me ha gustado la frase del Dr. Taub seguro a House se quedo perplejo porque a el no se le habría ocurrido semejante trueque jejeje como me encanta este personaje.

    ResponderEliminar
  4. Yo vi ese capítulo hace un mes y me pareció que cómo plantea la discusión acerca de la privacidad versus comunidad es muy interesante.

    Yo también puse algo de ello en mi blog, po si alguien le interesa.

    ResponderEliminar
  5. Sonia he puesto un enlace de esta entrada del blog en el facebook, lee el comentario q he escrito q seguro te gustará, y espero q llegue a mucha gente a ver si nos libramos d los dichosos prejuicios q tanto sufrimiento causan

    ResponderEliminar
  6. No habia leído este post... pero sinceramente es emocionante leerte Sonia, me siento feliz por poder identificarme con vivencias parecida..en fin no he parado de llorar.

    ResponderEliminar