Con trompita

11 comentarios:
Escena: en el comedor, a la hora de la cena de Rocío. Papá un día llega temprano y decide "voluntariamente" darle comida él a Rocío, lo que tiende a ocurrir sólo los fines de semana. Preparamos la comida y nos sentamos los tres a la mesa. Entonces papá terapeuta comienza a darle comida y mamá terapeuta es poseída prontamente por mamá bruja.

Mamá Bruja: ¿Y por qué le dejas caer la comida en la boca?

Papá molesto: siempre le doy así y no hay ningún problema.

Mamá Bruja: pero si ella sabe sacar la comida de la cuchara. Espera a que ella te haga trompita para recibir la comida y después va a cerrar la boca para sacarla de la cuchara.

Papá dudoso: ¿sí? - Y dirigiéndose a Rocío preguntó: ¿Haces eso, preciosura mía? A ver...

Papá chocho: Waaaaaaaa... ¡Qué lindo!

Papá llena de besos a la niña con la trompita más linda del mundo y Mamá Bruja desaparece hasta nuevo aviso. Los tres felices porque a todos nos encantan las sorpresitas de Ro. Como se imaginarán, una vez más MT pensó: aprovecharé que no estoy sola para fotografiar esto, pero la modeloca dejaba de comer pues solo quería mirar la cámara!! Aun así, conseguimos nuestras fotos bellas de la trompita y el cierre. Eres totalmente hermosa, enana.


*** NOTA: solo funciona cuando ella QUIERE comer ;).
11 comentarios:
  1. Ehhhh!! trompita hermosa!!! (me dio risa la NOTA...)

    ResponderEliminar
  2. Que linda, me encanto el cuento de la princesita y su trompita, da gusto leer el relato de estos bellos momentos, buena lectura para comenzar el día, un beso a la princesita y sus bellos papis.

    ResponderEliminar
  3. Que linda su boquita, le voy a enseñar eso a Nico, por que él saca la comida de la cuhara con los dientes superiores, muy buena idea Rocío.
    Además de divertida la situación que describiste, me resultó bastante familiar y cotidiana, siempre somos las mamis las que más conocemos a nuestros hijos, pero lo lindo es que eso se puede compartir con el resto de la familia :)

    Elizabeth

    ResponderEliminar
  4. Es una cosita linda esta roció, me encanto el cuento, y su trompita genial todavía me rió jajaja.
    Serán coincidencias esto de la mama bruja por que a veces yo también me transformo en ella :P jajaja.
    Gueno el post!!!

    ResponderEliminar
  5. Ahhhhhhhhhh, que historia tierna y cercana. Siempre mi suegra hace lo de papá terapeuta y yo le digo lo mismo.. Espera que ella cierre la boca y coja, no se la "tires" dentro por favor!!!. jaja. Ro te ves preciosa con tu trompita!
    kenia

    ResponderEliminar
  6. BRUJAAAAAAAAAAAA!!!! pero no eres la unica , me recuerda la frase.."la niña debe comer en su silla", jajaa mi Rocio linda ella, si tiene su genio, igual que todos.
    Y mi amigo Don Duaddo... que no pueda hacer nada sin k le paren el carro , pobre papa terapeuta, a las manos k fue caer , justo cuando su dulce señora se transforma en "Chucky" ...
    saludines!

    ResponderEliminar
  7. jajaja.. me encanta Ro con sus sorpresas y también tu narración con los diferentes roles... :)

    Y tú terminaste siempre como Mamá bruja?? noooo... mamá dedicada/conocedora mejor..y Papá T tuvo una buena evolución, molesto-dudoso-chocho...:D

    Pero lo mejor es la fotito de la tompita de Ro!!!

    Un abrazoooo

    ResponderEliminar
  8. Super Ro, felicitaciones...
    cariños,

    ResponderEliminar
  9. Una porción importante del trabajo de madre(bruja) es demostrarles a los demás que no son locuras nuestras las cosas que hacen nuestros hijos!!!!
    PD: Genial, Ro!!!

    ResponderEliminar
  10. qué lindos están los comentarios, me encantaron todos!!!!
    que haría yo sin todas estas brujas ;)

    ResponderEliminar
  11. Nanayyyyyyyyyyyyyyyyyyy, nany nanayyy!!! No se me ocurre otra cosa que decir... Cosita...
    Creo que todas tenemos una bruja dentro, que aparece cuando nos cambian el sistema o no nos hacen caso... Lo bueno es que desaparece rapidito, ejeje...

    ResponderEliminar