Imagen de la semana #47

8 comentarios:

La imagen de la semana se la dedico con muchísimo amor a mi gato, que murió esta semana. Era un gato viejito, nos acompañaba desde casi 11 años, y simplemente su organismo no dio más. Sufrió una falla renal que lo deterioró muy rápidamente, de la cual no hay vuelta atrás. Comenzó a perder peso hace un mes, pero una semana antes todavía tenía las mismas energías de siempre. Hasta que dejó de comer y se escondió. Tras hospitalizarlo, recibir oxígeno, suero, hidratante a jeringazos... Murió en mis brazos, regaloneando.

Sé que poco tiene que ver con este blog, pero él fue muy importante para mí y no puedo no mencionarlo. La verdad es que es extraño esto de las mascotas. Insomnio fue mi primer gato, mi primera mascota, mi regalón infinito y no se puede expresar la compañía que fue. Este guatón me conquistó rápidamente porque él sólo quería regalonear y hacerle cariño era lo mejor. Se podía quedar horas tranquilo, feliz, ronroneante. No me extraña para nada que haya querido morir así y fue un gusto poder regalonearlo hasta sus últimos minutos.

La casa se siente un poco vacía. No hay nadie en su sillón, ni en su silla, ni en nuestra banca de ABR cuando queremos usarla, ni en el clóset, ni arrancando de la aspiradora... Y no está esa bola peluda poniéndome su guatita cuando llego a la pieza para desestresarme. No se escucha ese aullido agudo, que le hizo merecedor de su nombre, exigiendo cariño. Hoy el agua es para uno, la comida de gatos es para uno, hoy somos sólo 4 en esta familia.

Adiós, Inso, fuiste el mejor gato que podría haber tenido. Para los que se preguntan cómo está Rocío, ella está totalmente indiferente. Insomnio era mi gato, Prudencia es la del pueblo, la piérdete una, la que está siempre haciendo cucharita con la Rocío, nos acompaña a hacer terapia, intenta ver cómo lograr que mi sobrinito le haga cariño y, en general, está siempre acompañándonos. Así es la vida, así son los gatos...
8 comentarios:
  1. Lo lamento mucho, tenemos que conformarnos que se le dio mucho amor y se le cuido. Ahora descansa.
    Yo también tengo un gato macho y tienen 12 años, mi bebe.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Creo que Insomnio disfrutó mucho de tus cuidados y apapachos, tanto cuando era él solo como cuando tuvo que compartir tus cariñitos,

    No sufrió mucho y fue feliz hasta el final, ya descansa y te dejó a ti un sentimiento de cariño y la alegría de haber compartido su vida con uds.

    Un abrazo...

    ResponderEliminar
  3. Aqui estamos Sonia!!
    Mucho Animo!! lo mejor de todo, si cabe decir... es q lo tuviste, te acompaño y tu lo acompañaste hasta el final tal cual como le gustaba a el.

    ResponderEliminar
  4. Ohhhh que pena!!!!!! lo siento mucho!!!!! Un abrazo!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Sonia lo siento mucho y ni siquiera puedo ponerme en tu lugar porque me duele demasiado: tengo una gata y un perro de 7 años de edad y no quiero ni pensar cómo me sentiré cuando se mueran.

    Lo importante es que se disfrutaron al tope y que guardás los mejores recuerdos. Un abrazo y todo mi cariño. Y por supuesto que Insomnio merece todo el espacio en este Blog!!! Hizo parte de él. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Qué tristeza! Lo siento muchísimo! Ojalá que el precioso Insomnio haya tenido una vida muy feliz, (en realidad me consta) y una muerte tranquila. Creo que fueron muy afortunados los dos por haberse tenido mutuamente y queda Prudencia para calmar los ánimos :)
    Cariños!

    ResponderEliminar
  7. :'( sabes mucho es perder aun gato que estubo atu lado por siempre :(

    ResponderEliminar