Segunda consulta al dentista

Pese a que no estaba para nada contemplado en nuestros planes, hoy tuvimos nuestra segunda visita a una odontopediatra, tras casi exactamente 3 años desde la primera! (ver post). Fuimos donde una nueva dentista que nos dijeron era muy amorosa (y era cierto). Quizás no es la dentista ideal, pero la verdad es que elegimos la que tenía la primera hora disponible. Fuimos por 'urgencia'.

Verán... Rocío lleva un par de semanas insoportable irritable. Entre tanta cosa, fue un poco difícil no sólo hipotetizar sobre qué le podría estar molestando, sino también tomar un poco de distancia y ver que algo no andaba bien. Que era el colegio, que levantarse temprano, que el estrés de la mamá, que el resfrío...

Pero todas esas cosas pasaron (excepto mi estrés, pero todos sabemos que he estado estresada antes y Rocío no reacciona así) mientras que su estado de ánimo odiosito persistió. Hasta que algo hizo click en mi adormilado cerebro: algo le molesta (soy seca, eh? jajaja). Y muchos de ustedes saben lo frustrante que puede ser esto con un hijo no verbal...

Había una cosa que estábamos pasando por alto: sus encías estaban hinchadas sobre el espacio de las paletas superiores que perdió hace unas semanas (qué linda se veía... nanai). Están hinchadas, en realidad. Como no pasó nada con sus cambios de dientes anteriores y estaba tan contenta porque los dientes nuevos venían sanitos, asumí que ese tema estaba libre de problemas.

Pero sus encías esta vez sí que estaban hinchadas... Se pueden ver los dientes que vienen cómo ensanchan las encías como si fueran... pues paletas de adultos, ¿no? :)

Cuento corto: me armé de valor y la llevé al dentista (si no me gusta ir a mí, imagínense llevar a la Ro...). Cuando digo me armé de valor, quiere decir también que le pedí a mi marido que me acompañara y sumé también a mi madre. Es que, ya saben, a veces cuesta mantener la tranquilidad y ya me imaginaba alguna intervención para drenar algo o algún tajo para ayudarla a romper la encía. Ambos escenarios requerían una red de apoyo física y psicológica!!!

Finalmente, fue absolutamente indoloro, ni siquiera nos cobraron la consulta. La odontopediatra, muy amorosa efectivamente, examinó los dientes de Rocío en su misma silla. Rocío, como buena ahijada de Murphy que es, se portó fantástico. No lloró ni se quejó, lo que tiene doble mérito por estos días. No les voy a decir que abrió la boca gentilmente, pero digamos que se portó mucho mejor de lo esperado.

Y lo mejor: en la opinión de la dentista, sus encías estaban normales. Me aseguré de mostrarle lo que yo veía, le dije cuántos días sangró la encía después de la caída del diente, la fecha de caída de los dientes, la toma de valproico, que no masticaba sólidos... ¡Y nada! Todo le parecía estar bien. Nos dijo que sus dientes estaban muy saludables, sin caries y que nos felicitaba porque sabía que esto era difícil en esta situación.

Bonito, no? Bueno, esa es la buena. La mala es que... ¿y por qué está incómoda entonces? Quizás sólo sea la dentición, que esas encías le pican. Son 3 dientes que vienen saliendo y además, según me informó la dentista, como a los 7 años normalmente salen las muelas definitivas :S. En resumen, ¡pobrecita! A esperar que pase la etapa... Con muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuucha paciencia!!!!!!!!!

Comentarios

  1. Niños, nanayyy!!! Si molesta un diente obvio que tres debe ser peor, sólo ella sabe lo que siente...
    Ojalá que ya para el viaje este no tan sencible.
    Cariños!

    ResponderEliminar
  2. Pobre Ro, se debe sentir tan incomoda, y mas encima se juntaron un montón de cambios que obvio la deben haber estresado también...
    Harto regaloneo nomás y mucha paciencia :D

    ResponderEliminar
  3. Menos mal que no era nada!!! Dale besitos de mi parte.

    ResponderEliminar
  4. Que bien que se porto de lujo... mira que es dificil que un niño se quede quieto en un consultorio de dentista, o sea, si ni yo me quedo quieta...

    ahora lo malo es no saber que le pasa, pero seguro debe ser los dientes que vienen, si se debe sentir lo mismo que se siente cuando salen los de leche, pican las encias, se hinchan, etc.... eso creo, porq a estas alturas ni me acuerdo que senti cuando me salieron, jajaja

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Pame: con lo patiperra que es, te aseguro que se le pasaría todo en el viaje!! Ya ayer sólo en el paseo al centro médico estaba fascinada jajaja...

    100%mamá: digamos que quieta quieta...mmmm... no, jejeje, pero que no haya llorado me parece increíble! :DD

    ResponderEliminar
  6. Qué horror esos dolores. Pero tengo una solución!!!!!!!

    Leyendo el post, me acordé de que a mi hija mayor le daba fiebre, vómitos por cada diente, súper mal.

    Y la solución es........El famoso bb anbesol, anbesol o el nombre que ahora tenga. Acá está el link:
    http://www.modna.com/public/mft/producto/p2607.htm

    Y aprovechando, un tip de belleza: Es tan doloroso, incluso hace llorar sacarse las cejas... la solución.....anbesol nuevamente. Colocar una pequeña porción en el sector, se adormecerá y a sacarse las cejas sin dolor. (Sorry por ocupar el espacio para esto;))

    ResponderEliminar
  7. Nanay odiosita rica, que bueno que les fue bien, pero me tinca que igual son las molestias asociadas a la salida en masa de lo dientes nuevos.
    Te mando de regalo mas paciencia ;)

    ResponderEliminar
  8. Debo confesar que recuerdo con TRAUMA la caída de mis dientes cuando era niña y no quiero ni imaginarme cómo será cuando a Martín y Miguel les de por mudar!!!

    No me siento preparada, realmente mis pesadillas ahora de adulta son con caídas de dientes...

    Noooooo... Yo voy a necesitar no una red de apoyo, sino toda una telaraña!!! Besosssss.

    ResponderEliminar
  9. Butterfly: tengo que retarte! Cómo es eso de pedir disculpas??? Si este espacio es de ustedes!!! Y BIEN si podemos compartir datos!!!!!!!!!! De eso se trata la red de apoyo!!!!!!!

    ResponderEliminar
  10. pobrecita Ro! bueno, no hay mal que dure cien años así que a aguantar un poco! por lo menos se le caen en casa, yo recuerdo haber tenido unas raíces gigantes y solamente el dentista podía sacarme semejantes dientotes.. =/ qué bien que se haya portado bien! yo estoy peleando con las muelas de juicio que me están saliendo y estoy insoportable! :p cariños!

    ResponderEliminar
  11. jjajjajajajj MT, pedí disculpa por el tip de belleza jjajajjaja.

    Inténtalo sé que te dará buenos resultados.. ;)

    ResponderEliminar
  12. Sonia: Como te entiendo... estamos pasando por las mismas etapas, Ivancito nunca ha sido muy reclamon y la semana pasada estubo muy mañoso y reclaba por todo, malo para dormir...huy pasamos varios días muy mal, no me dejaba hacer nada , je je, bueno descartando todo, incluso lo lleve al medico por si tenia algo más, pero nada, y sabes ya le aparecieron dos muelas y le estan por salir las otras dos, esas me dijo una odontologa si que duelen y molestan. Así que creo que en nuestro caso fue eso, hay que tener paciencia, cada niño es distinto, a Ivan solo se le han caido 4 inferiores y le salieron 2, más las muelas ahora, pero arriba aun no pierde ninguno.
    Un abrazo.

    Cariños
    Irene

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Sobre la homilía del Papa Francisco y la Discapacidad

Presidenciales Chile: Propuestas sobre Discapacidad de Beatriz Sánchez

Yo tengo un sueño