Autocuidado… la discusión tras las conclusiones

Este es un post invitado de Paulina Muñoz, licenciada en psicología, a quien le he pedido nos cuente sobre autocuidado porque es un tema muy importante y está fuera de mi área. Esperamos se anime a crear su propio blog prontamente para compartir sus reflexiones, hoy la encuentran en twitter como @paulinmg. Muchas gracias Paulina por tus palabras!

A propósito del post de autocuidado en el blog Mamá Terapeuta (primer post y conclusiones), me di cuenta de lo poco que se habla, conoce y aplica este concepto en la vida cotidiana. Por definición: “Actividades que el individuo realiza para procurar el mantenimiento de su bienestar y salud”.

Me sorprendió que la mayoría lo asocia a cuidados físicos, es decir: comer sano, hacer ejercicios y dormir, dejando de lado el aspecto psicológico o emocional que esto implica. Lo peor de todo es que si nadie les pregunta que hacen por su autocuidado, nunca se lo hubiesen planteado.

A todo esto se suma que tan solo la idea de hacer algo por o para sí mismas genera una culpa tremenda e injustificada. La mayoría de nosotras al convertirnos en madres, nos lanzamos a la incansabletareaincompatiblecontodaotraactividadapartedesermadredealguien y esto, seamos realistas, es en el mejor de los casos. Varias aparte trabajan fuera de la casa, entonces llegan agotadas y con culpa.

El tema también es que si con hijos autovalentes la cosa es difícil, con un hijo que requiere atenciones especiales el panorama cambia aun más. No puedo ni imaginar cuánto tiempo requieren las miles de cosas que deben hacer a diario con sus hijos. Pero sé lo que significa ser mamá de tiempo completo.

Entonces ahora es cuando retomo lo del principio y les digo: es un deber encontrar una instancia para sí mismas. Nadie está diciendo que dejen su rol de madre o que dejen de darle todos los cuidados necesarios a sus hijos, pero quiero que tengan presente que tanto como el cuidado por el cuerpo, es el cuidado del equilibrio psíquico y emocional.

¿Qué creen que es mejor: una No-súper mamá que entienda los limites de su fuerza, que no se sobre-exija y sea capaz de transmitir alegría o una que actúe como súper mamá tratando de abarcar mucho pero que sea una especie de zombie o mono a cuerda que funciones como autómata? Los niños con enfermedades crónicas o con discapacidad muchas veces se sienten como pesadas cargas para sus madres y aparte de llevar su pena, sus dudas y desafíos propios de cada condición, crecen y viven con esa culpa.

Muchas o todas van a decir yo disfruto cada momento con mi hijo, cada avance, cada logro es una alegría impagable y sería incapaz de reclamar, renegar de lo que hago o poner mala cara. No lo discuto, sólo digo que para ser buena madre la clave no está en vivir para y por los hijos y menos a través de ellos, si no en aprender a conocerse, a quererse y a cuidarse. Estar lúcida y en armonía, saber cuándo es necesario parar.

En un mundo ideal, todas podríamos ir al gimnasio, al cine, a tomar un café con amigas, a vitrinear, etc. Pero lo cierto es que muchas veces no existe una red de apoyo, no hay una abuela, hermana o nana que las releve por un ratito. Otras veces no hay siquiera un padre presente o asumido en su rol y las platas están destinadas a remedios y otras miles de cosas que necesitan los hijos.

Entonces podrán decir que esa instancia de la que he hablado es irreal o es casi un insulto, una burla a su realidad. El autocuidado entonces más que entenderse como una acción determinada que nos desconecte, aleje y separe de todo lo demás que hacemos durante el día, debiera ser parte de nosotras, debiera ser algo mucho más sutil que una actividad concreta como las antes mencionadas, es más, no debería ser tan planeado o estructurado.
El autocuidado debería ser parte de nuestras vidas y estar presente en cada rol que desempeñamos. El problema es ahora que cada quien debe encontrar su pequeño momento, situación o instancia que le entregue bienestar sin necesidad de hacer grandes esfuerzos.

Sólo bastaría con aprender a disfrutar de instantes que a veces se desvanecen entre los quehaceres y que pueden ser realmente terapéuticos ayudándonos a reconectarnos con otro papel distinto del de madre. Por ejemplo, tomar una taza de té o café pero sentada y a la temperatura adecuada (no muy frío porque quedo para después de hacer una y mil cosas o muy caliente porque hay que tomarlo rápido antes de…), observar la naturaleza o escuchar el sonido de las hojas con el viento, tomar una ducha, ir al baño y tomarse el tiempo necesario, leer un libro, ojear una revista, escuchar la música que nos gusta, subir el volumen… cantar.

Tomarle la mano a la pareja y ver la tv o conversar de todo o nada. Incluso cocinar puede ser entretenido si en vez de hacerlo como un trámite sintiendo que le están robando tiempo a su hijo/a lo/a incluyen dejándolo/a meter sus manos a la mezcla o tocar los ingredientes permitiendo también que conozca diferentes texturas.

Para resolver el tema de ¿qué hago como autocuidado? no se necesita tanto. La única misión es encontrar su pequeño momento, situación o instancia que le entregue bienestar sin necesidad de hacer grandes esfuerzos. No importa el qué, el cómo, el cuándo ni el dónde, lo importante es que te haga sentir feliz=saludable.

La próxima vez que les pregunten ¿qué haces por tu autocuidado? tal vez no podrán decir: me arranco una vez a la semana a comer con amigas o con mi marido, voy al gimnasio o a la peluquería, pero sí podrán responder tomo conciencia de mis necesidades, de mis límites, de lo que me molesta y de lo que me hace disfrutar.


P. M. G

Comentarios

  1. ¡Excelente! Voy a robar la última frase, y la voy a escribir por todos lados hasta que me quede bien grabada y la haga realidad!!!
    Gracias Paulina y Sonia :)

    ResponderEliminar
  2. Repito lo que dice Alejandra : EXCELENTE!! :)

    ResponderEliminar
  3. Absolutamente de acuerdo!! Felicidades a la invitada y a la anfitriona (y buen viaje!!!)

    ResponderEliminar
  4. Uuuh que buen post, me encantó, no podemos dejar de compartir tan sabios consejos. Muchisimas gracias Paulina Muñoz y a ti MT por difundir.

    Maravilloso

    Elizabeth

    ResponderEliminar
  5. Buenisimo, muy de acuerdo en todo lo que dices... lo tendre en cuenta, de eso estoy segura.... gracias!!!!

    ResponderEliminar
  6. Totalmente de acuerdo con este post. Y ahora me doy cuenta que tampoco estaba en un nivel avanzado en el tema del autocuidado, me faltaron matices que aprendí con vosotras. Gracias Paulina, gracias Sonia.

    Cristina

    ResponderEliminar
  7. Agradezco a Sonia por esta posibilidad y a todas uds por sus comentarios. Me siento muy halagada, muchas gracias.

    ResponderEliminar
  8. Creo que nos hacía falta saber, parender, aprehender el concepto de autocuidado, es tan simple que no lo vemos!
    Hoy aprendí qué es el autocuidado y me empiezo a mentalizar para practicarlo!
    Gracias Paulina en palabras tan simples quedó todo claro eso que nadie nos dijo nunca!
    Sonia que tengan un excelente viaje, estadía, etc. Qué lleguen con energías nuevas y satisfechos.
    Un abrazo grande para los cuatro, en especial para la Ro... Seguro se porta como reina!
    Cariños

    ResponderEliminar
  9. Buenísima conclusión, me encanto por que descubrí que si me cuido, cuesta obviamente pero lo hago ehhhhh!!!
    la ultima frase lo resume:
    "tomo conciencia de mis necesidades, de mis límites, de lo que me molesta y de lo que me hace disfrutar".
    Ahora que quede claro que cuando la vida me lo permite lo aprovecho.

    ResponderEliminar
  10. Sonia, me lanzo a escribir un comentario sin haber podido leer este post y tam`poco los iniciales de este tema (con las ganas que tengo), pero bueno, ya me desquitaré de lecturas pendientes en unos dias que se avecinan relajados...
    En lo que quiero colaborar con mi opinión es que es ABSOLUTAMENTE OBLIGATORIO CUDIDARNOS, hoy mismamente en la mañana he tenido una resonancia magnética de un hombro el cual ya he ido a ver que pasa de no soportar el dolo, pero a su vez bajandome de la camilla me ha dado un tirón en las lumbares que por poco le digo a las técnicas que por favor me hagan en todo el cuerpo, que es tanto lo que me duele que con solo el hombro no llego a ningún diagnóstico jaja, y si, bromas a parte es tan maltratado nuestro curpo por tanto "mirar" para el de nuestros hijos, nuestra casa, marido y obligaciones que un dia no podremos seguir, y lo importante que somos para todo y para nuestros hijos un dia por nuestra MISMA CULPA terminaremos enfermas y con muchos problemas.. Yo por favor, recomiendo:
    Tres veces por semana ir al gimnasio si no se puede 1 hora. pures 40 minutos, es TAN beneficioso para nuestro cuerpo y nuestra mente, que únicamente después de hacer de esto una rutina nos damos cuenta que se puede poner en segundo lugar muchas cosas que le damos prioridad, pero no esta.. Yo me voy al gimnasio dos o tres veces a la semana al dejar mi hija la colegio y ahi queda mi casa, echa un desastre, camas sin hacer, banco de ABR en medio del salón. balon. toallas de abr por suelo, la comida pendiente, y yo sin casi arreglarme para ir a la calle...pero al salír del gimnasio ME RIO DEL MUNDO ;)))).. Soy la mujer mas feliz y con mas bienestar que existe sobre la tierra y no me importa como quedó la casa, que luego arreglo y que cuando dejo de ir al gim por ella, luego al dia siguiente está exactamente igual..
    Y lo segundo: Salir alguna vez al mes con una amiga a reir, reir y reirse hasta de uno, de nuestras vidas, de nuestras circunstancias y de los que pasan por nuestro lado,
    Ahhhh y tercero: Cada quince dia una cenita "romantica" incluso en casa viendo una peli con nuestra pareja, donde salgan temas cualquieras, menos los cotidianos, todos los que en el apuro del dia a dia no se pueden hablar..
    Estas tres cosas a mi, me aportan muchísimo aire fresco, bienestar y mente positiva, IMPRESCINDIBLE EN ESTA VIDA QUE NOS HA TOCADO! ;)

    ANIMENSE Y PIENSEN EN LO IMPORTANTE QUE SOIS!!.. Para hacer felíz a los demás, primero tenemos que estar bien y felices nosotras..

    Kenia

    ResponderEliminar
  11. Sonia, me lanzo a escribir un comentario sin haber podido leer este post y tam`poco los iniciales de este tema (con las ganas que tengo), pero bueno, ya me desquitaré de lecturas pendientes en unos dias que se avecinan relajados...
    En lo que quiero colaborar con mi opinión es que es ABSOLUTAMENTE OBLIGATORIO CUDIDARNOS, hoy mismamente en la mañana he tenido una resonancia magnética de un hombro el cual ya he ido a ver que pasa de no soportar el dolo, pero a su vez bajandome de la camilla me ha dado un tirón en las lumbares que por poco le digo a las técnicas que por favor me hagan en todo el cuerpo, que es tanto lo que me duele que con solo el hombro no llego a ningún diagnóstico jaja, y si, bromas a parte es tan maltratado nuestro curpo por tanto "mirar" para el de nuestros hijos, nuestra casa, marido y obligaciones que un dia no podremos seguir, y lo importante que somos para todo y para nuestros hijos un dia por nuestra MISMA CULPA terminaremos enfermas y con muchos problemas.. Yo por favor, recomiendo:
    Tres veces por semana ir al gimnasio si no se puede 1 hora. pures 40 minutos, es TAN beneficioso para nuestro cuerpo y nuestra mente, que únicamente después de hacer de esto una rutina nos damos cuenta que se puede poner en segundo lugar muchas cosas que le damos prioridad, pero no esta.. Yo me voy al gimnasio dos o tres veces a la semana al dejar mi hija la colegio y ahi queda mi casa, echa un desastre, camas sin hacer, banco de ABR en medio del salón. balon. toallas de abr por suelo, la comida pendiente, y yo sin casi arreglarme para ir a la calle...pero al salír del gimnasio ME RIO DEL MUNDO ;)))).. Soy la mujer mas feliz y con mas bienestar que existe sobre la tierra y no me importa como quedó la casa, que luego arreglo y que cuando dejo de ir al gim por ella, luego al dia siguiente está exactamente igual..
    Y lo segundo: Salir alguna vez al mes con una amiga a reir, reir y reirse hasta de uno, de nuestras vidas, de nuestras circunstancias y de los que pasan por nuestro lado,
    Ahhhh y tercero: Cada quince dia una cenita "romantica" incluso en casa viendo una peli con nuestra pareja, donde salgan temas cualquieras, menos los cotidianos, todos los que en el apuro del dia a dia no se pueden hablar..
    Estas tres cosas a mi, me aportan muchísimo aire fresco, bienestar y mente positiva, IMPRESCINDIBLE EN ESTA VIDA QUE NOS HA TOCADO! ;)

    ANIMENSE Y PIENSEN EN LO IMPORTANTE QUE SOIS!!.. Para hacer felíz a los demás, primero tenemos que estar bien y felices nosotras..

    Kenia

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Sobre la homilía del Papa Francisco y la Discapacidad

Presidenciales Chile: Propuestas sobre Discapacidad de Beatriz Sánchez

Se busca colegio (con integración...)