Mi viaje, parte II

Ay, el par que me tocó por padres... Tan lindo que estaba Montreal, yo disfrutando mi estado de estrella internacional, de unos días preciosos y tenían que subirse de nuevo al auto para seguir paseando...

Llegamos a un lugar muy loco llamado Toronto, donde vive una prima de mi mamá que me regaló un gato de mentiritas pero que se parece bastante a mi gata... Sólo dormí dos noches ahí, pero sentí que estuve más días. Me sacaron a pasear de noche por unas calles muy iluminadas. Pusieron algo encima de mi coche que no me dejaba disfrutar del viento... Pero al menos sonaba gracioso, sobre todo cuando llovía. Yo intentaba sacar mi manito a cada rato y a veces conseguía que no me pillaran jijiji.

Al día siguiente estábamos mirando por la ventana y ahora sí que pude ver la nieve. Mis papás consiguieron una pieza en la mitad de una nube, son lo máximo. Yo pensé que eso era lo más alto que se podía estar, pero después fuimos a comer a otra nube!! Estábamos en el piso 115 (aunque mi mamá les dijo 150... Ustedes saben la edad y la memoria!).


Pero aquí ya no se portaron tan bien mis papás, porque ellos comían y comían cosas deliciosas y a mí me sólo me dieron mi comida de siempre... Por más que intenté robarme algo, solo conseguí un vaso de agua que encima me mojó entera. Al menos me sirvió para ir a dar un paseo.

Después mi awelita me bañó aprovechando que aquí había una tina grande. Amo bañarme... Claro que ella no se esperaba que yo ya me muevo mucho más que la última vez que me bañó sin mi reposera... Jeje, yo solo quería nadar en esa agüita tan calentita!!!!

Al día siguiente, pam!!! Al auto de nuevo! No digo yo... Igual me gusta andar en auto. Me siento cómoda, puedo mirar el paisaje y mi awelita me pone la música que me gusta. Aprovecho de practicar eso de bajar la ventana y abrir la puerta, estoy cada día más cerca de conseguirlo... (ayer me compraron una silla más grande para el auto, así que me siento y me veo mucho más linda, además ahora veo mejor el paisaje!!! Me encanta).

Ahora el viaje fue muy ruidoso, llovía mucho y también nevaba. Cuando nos bajamos del auto, estaba nevando y anduve harto tiempo debajo de la nieve. Mi techito hasta se cubrió de nieve y quedó blanco. Un poco más y no veía!!

Y llegamos a otro restaurant... Los adultos se lo pasan comiendo. Claro que acá sí que no entendí nada, porque comimos en la mitad de la selva. Tendré que preguntarle a mi guía en el colegio, porque a mí me parece que esto no era así... Había muchos árboles, animales... De vez en cuando habían rayos y todos los animales se asustaban y ponían a gritar. Ahí es cuando me divertía yo jijiji.

Después salimos y ya no nevaba... Pero caminamos hasta llegar un lugar muy raro que escuchaba mucha agua cayendo. Estoy segura de que si me sacaban ese techo me habría salpicado un poquito... Eran las Cataratas del Niágara. Había un lugar donde las pude ver desde mi coche. Me parecieron gigantes. Cuando sea grande voy a venir a nadar aquí.


Y cuando la cosa empezaba a ponerse entretenida, adivinen... Auto!!! Auto y más auto. Ya iba a ser la hora de mi comida y mis papás todavía arriba del auto. Íbamos camino a una ciudad llamada Cleveland donde vive la abuela de mi mamá. Yo pensé que era como mis abuelitas, pero su abuelita tiene el pelo todo blanco y habla bajito. Ella se parece más a las abuelitas que veo en el discovery kids. Me dio un beso bien grande y le gustó mucho la tarjeta que le dibujé yo.

De Cleveland aun no veo mucho, sólo sé que es muy frío así que ayer me llevaron a comprar una parka. Yo me reía de tanta cosa que me querían poner: parka, guantes, gorros, bufandas... Ese plástico sobre mi coche no sé a quién se le ocurrió. Espero que no se les ocurra nada más o que se pongan a hacerme algo de ABR, no? :)

Nos leemos! Seguro todavía me quedan muchos paseos más...

Comentarios

  1. Fueron al Rainforest Cafe :) top!!!
    Que lindas las fotos! Aprovechen lo que les queda!! Dense una vueltecita por NYC

    ResponderEliminar
  2. Rocío, que rico que estés disfrutando tu viaje, siempre serás nuestra estrella, no importa donde estés :) y las fotos que nos mostraste son maravillosas.
    Sigue disfrutando con tus awelis, ellas son infinitamente cariñosas y ojalá te sigan comprando muchas cosas lindas por allá.
    Un besote apretado para ti.

    Elizabeth

    ResponderEliminar
  3. Hola Rocío, después del entrenamiento que tanto te gustó, llegaron las merecidas vacaciones :), me alegro que estés conociendo lugares nuevos y ojalá que todos te gusten mucho, para que guardes los mejores recuerdos de este viaje.
    Sigue pasándolo increíble y por supuesto sigue contándonos de tus aventuras del "otro lado del mundo" porque somos muchos muchos los que disfrutamos y nos emocionamos leyendolas.
    Besitos para ti y para toda tu familia...

    ResponderEliminar
  4. Que entrete es leer tus aventuras por el mundo, me encanto tu experiencia en los 115 metros, perdona a tu mama por la exageración, debe haber sido la emoción jajaja, y dile que no te saque pica cuando se come los mansos postres, comparto tus risas en el restaurante selva, aunque me hubieran dado mucho susto-nervios los papagayos, trata de no congelarte saludos a tu familia, besosssssss.

    ResponderEliminar
  5. Rocío que entretenido ha sido tu viaje!! Seguro te sirve para escribir un libro con tus aventuras. Dile a tus papis que te den algo rico para comer! Un abrazote y abrigate bien!!

    ResponderEliminar
  6. Rocío que linda aventura...me ha encantado leerte, me alegraste un día triste asi que muchas gracias!
    Sigue disfrutando, cariños a tus papis!
    Natalia

    ResponderEliminar
  7. Ro, te ves preciosa aun detras de ese plastico loco!! bsos de Bruno!

    ResponderEliminar
  8. Rocio, me encantan tus comentarios...los adoro y bueno, los adultos somos así... comemos, comemos y comemos jajajajaja sigan disfrutando su viaje.

    ResponderEliminar
  9. Rocio me encantan tus comentarios... sigan disfrutando del viaje ¡Ah, y sí, los adultos somos así: comemos, comemos y comemos! jajjajaj. Un besote para ti.
    Marisol, mamá de Martín

    ResponderEliminar
  10. Rocío!!! La media aventura que estás viviendo!!! Y sí, tus papás (y todos los adultos) estamos un poco locos. Pero qué importa?Gracias a su locura has podido conocer todos esos lugares rarísimos. Lo que más me gustó fue el viaje a la selva con animales gritones... me imagino tu carita de sorpresa.
    Un abrazo enorme!!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Sobre la homilía del Papa Francisco y la Discapacidad

Presidenciales Chile: Propuestas sobre Discapacidad de Beatriz Sánchez

Se busca colegio (con integración...)