Control con el pediatra

Esta semana tuvimos control con nuestro pediatra, debido a la "supuesta" neumonia que tuvo a finales de mayo (ver post). Por esos días, él estaba fuera del país y no lo pudimos ver, pero sí nos asesoró por SMS a la distancia, lo que agradecí mucho. De todas formas, había que hacer un control posterior, quizás no tanto más tarde pero no tenía muchas horas disponibles antes...

En todo caso, lo de la neumonia fue un detalle dentro de la consulta. Hay que tomar una radiografía de tórax y comparar con la de ese momento, pero al parecer todos opinan que no tuvo neumonia. Qué fue entonces, ni idea... Pero se recuperó demasiado rápido para haber sido neumonia. Ojalá sus pulmones estén hoy impeques, esta semana realizaremos la radiografía.

La consulta más bien giró en torno a cuanto ha crecido Rocío. No sólo físicamente, que ha crecido bastante (18 kilos y 111cm!!!!), sino también emocionalmente, por decirlo de alguna manera. Nuestro pediatra estaba muy contento porque sintió que por primera vez se conectaba con Rocío, que ella estaba ahí en su consulta. Lo normal era que Rocío llorara desconsoladamente en cuanto comenzábamos a desvertirla. Ni hablar el show cuando la poníamos en la camilla...

Pero esta vez fue distino. Un par de aaaah aaaaah reclamando y nada más. Así que mientras él la examinaba (que por cierto no escuchó ningún ruido en sus pulmones), ella intentaba jugar con los instrumentos que cuelgan en la pared, con su ropa, con la toalla de papel que cubre la camilla... Explorando el entorno, así de sencillo pero tan complejo que ha sido para ella poder hacerlo!

Yo le comenté que lo mismo nos había pasado con ABR, que las evaluaciones también son en estas "camillas del terror" y que Rocío siempre había llorado despavorida, pero en esta última evaluación de abril estuvo feliz, tranquila y sonriente. No lo dije porque me guste hablar de ABR siempre y sea terriblemente monotemática, noooo... Sino porque es un dato más que indica que este es realmente un cambio en Rocío.

Nuestra última consulta había sido el control de los 6 años, los primeros días de septiembre de 2010 y es increíble cómo ha crecido y cómo han mejorado/cambiado las cosas. ¡Rocío ya tiene 7 dientes de leche menos! Le conté que ahora dormía toda la noche, que estaba yendo al colegio, que habíamos ido a ABR Canadá y sobre sus progresos motores. No es que yo me olvide de estas cosas, pero conversar con él en la consulta me permitió hacer una rápida evaluación del último año de Rocío y fue muy positiva.

¿Y saben qué me contó él? Que este verano había leído nuestro libro "Mamá Terapeuta". Por supuesto me dio un poco de pudor, pero me encantó saber que su interés por su paciente daba para comprar un libro y además leerlo, jajaja. Lo mejor es que dijo le había ayudado a conocer nuestro día a día, nuestro lado "del escritorio", nuestra realidad... Precisamente, la idea del libro. Y además entendió mejor por qué mi amor por ABR ;).

En fin... Fue una consulta muy positiva. Realmente me encanta nuestro pediatra y me siento muy afortunada de poder contar con él: me escucha, me comprende, me acepta, me respeta y me ayuda de verdad. Salí con una sensación de tranquilidad muy agradable, fue como una evaluación positiva del trabajo hecho este último tiempo y a veces lo necesitamos! Claro que nada ni nadie es perfecto: se me quedó en su consulta el cuaderno con las órdenes!!! Es lo que hay ;).

Comentarios

  1. juajuauajuajua......LA VIDA ES MARAVILLOSA!!!! conocer y re-conocer el amor en tod@s quienes convergemos en un mundo conciente.....me hace muuuuuuuuuuuuyyyyyyy feliz!...cuál es la gravedad de dejar el cuaderno en la consulta?: hacerme reir hasta la última letra. ;)
    Cariños Hermosa Familia Integradora, Inclusiva y Conciente.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro mucho. Ojalá no todos, porque lo veo imposible de momento, pero sí algunos tomaran ejemplo de tu pediatra. Pero de todas formas, son indicadores de que van surgiendo cambios en la sociedad y nosotras/os somos los que tenemos que ir dando pasitos, compartiendo nuestras vivencias con las personas que nos rodean e ir sembrando semillas en ese sentido. Un abrazo.

    Cristina

    ResponderEliminar
  3. Hola!!! qué linda la casa nueva!! (el blog), está muy lindo :) Y qué lindas cosas de Rocío, realmente se ve enorme es las últimas fotos que has puesto, y todos los otros cambios son excelentes, y genial también contar con ese tipo de profesionales como apoyo, cuesta encontrarlos, pero valen la pena!!!
    Ale, mamá de Salvi

    ResponderEliminar
  4. P. D.: ...y esa foto?
    Ale, mamá de Salvi

    ResponderEliminar
  5. No es el cuaderno con las órdenes, es el cuaderno con el "plan" :D

    ResponderEliminar
  6. Melodía: me contagiaste tu buen humor!! :))))

    Cristina: así es, todos vamos aportando. No es justo que pidamos inclusión si no nos abrimos nosotros primero, no?

    Ale: gracias!!! La casa nueva te agradece los piropos ;) (Bueno, Rocío también jejeje). La foto es una foto genérica, quise mostrar los instrumentos de la pared con que jugaba Ro :)

    Artangelo: jajajaja... Lo puse con maldad, me encanta que se le llame "órdenes", es horrible, no? :D En realidad, no sé como llamar al cuaderno ese... El cuaderno con nuestro historial de consultas pediatricas???

    ResponderEliminar
  7. Que tranquilidad es contar con un pediatra así, que en vez de una "autoridad" sea un apoyo, el que verdaderamente se preocupa por el bienestar de toda la familia y no tan solo por la salud física de el "paciente". Bueno ustedes no se merecen menos :)
    Rocio cada día más grande y como siempre portandose a la altura de las circunstancias, exquisita!
    Lo del cuaderno bueeeeeeee no todo podía ser perfecto, Merphy tenía que andar metido jajajaja

    Pd: el Blog se ve grande, ordenado, lindo... da la impresión que va creciendo junto con Rocio :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Presidenciales Chile: Propuestas sobre Discapacidad de Beatriz Sánchez

Se busca colegio (con integración...)

Sobre la homilía del Papa Francisco y la Discapacidad