Comentario de lectura: "Cordones para las zapatillas"

Durante las últimas semanas, el libro de Daniel Rodríguez "Cordones para las zapatillas" ha llegado a las manos de muchos lectores gracias a la Fundación Mapfre (promoción finalizada). Quisiera aprovechar este espacio y el hecho de que somos realmente muchos los que tenemos la suerte de tener este libro en nuestras manos, para que lo comentemos y hagamos más valiosa la lectura: qué les gustó, que les aportó, qué aprendieron...

Así que los invito a compartir sus comentarios: ¿qué significó para ustedes "Cordones para las zapatillas"? ¿Con qué se quedan de su lectura?


Comentarios

  1. Sonia, a mí me gustó y mucho este libro.
    Me animó para seguir adelante contra viento y marea, sin desanimarme cuando algunas metas son difíciles de conseguir o no se consiguen.
    Me dió la visión que es posible que tenga mi hijo de la vida, que aunque más o menos creo que la conozco, siempre está bien leerla y verla escrita.
    También me hizo sustituir la palabra "discapacidad" por "diversidad funcional" y para siempre.
    Personalmente, me confirmó la situación en la que se encuentra en España la educación inclusiva o integradora y la actitud de la administración y personal docente ante ella.
    La familia Rodríguez para mí, es un ejemplo a seguir, y por ello declaro abiertamente que desde que leí este libro, soy fan incondicional de ella.
    Me gustaron las reflexiones de Daniel acerca de la diversidad funcional, en el sentido de que son realistas, como las de cualquier mortal, sin abordar temas como la lástima o la discriminación como chantaje emocional y fácil.
    Admiro a este chico y a su familia por no haber renunciado ni tirado la toalla ante situaciones adversas y haber seguido hacia delante y unidos. Soy de las que opinan que la suerte no aparece de repente, sino que hay que buscarla y conseguirla.
    He de decir también, que viví en Gijón desde que tenía 11 años hasta los 28 y también cursé los estudios de Bachillerato (B.U.P.) y el curso de orientación universitaria (C.O.U)en la Universidad Laboral, con lo que los lugares a los que alude me resultan muy conocidos. Guardo muy gratos recuerdos de esa etapa de mi vida. Y me enteré, después de 30 años, que ese instituto contaba con programa de integración!!!!!! Lo que son las cosas y las vueltas que da la vida.
    La última vez que estuve en Gijón fué en el año 2006 y espero poder conocer a esta familia en vivo y en directo la próxima vez que la visite, aunque mi agenda esté apretada por tener familia en ella y la de Daniel también, por su trabajo y por la cantidad de actividades que lleva a cabo.
    Resumiendo, recomiendo este libro. Es fácil de leer, o al menos para mí fué así.
    Espero editen más tiradas para que más personas puedan leerlo y aprender de él.

    Un abrazo.

    Cristina S.

    ResponderEliminar
  2. Lo termine! y me quedo con varias reflexiones la primera que es fundamental el apoyo de la familia y de nosotros como padres; dos estamos año luz de la educacion que puedan tener nuestros hijos respecto de España y Europa en general; tres la diferencia que tiene una persona con difrencia mental a la fisica, es importante destacar esto porque es posible llegar muy lejos siempre y cuando tengas tu mente fuerte y sana...............y por ultimo me encanto por la enseñansa que me deja para seguir luchando por entregarle las herramientas a mi hija para que sea una mujer plena y los mas independiente posible.

    Waleska Lopez

    ResponderEliminar
  3. Como ya comente una ves y lo vuelvo a decir :
    Expectacular el libro, me quedaron dos cosas muuuy gravadas y creo que son muy importantes para la vida diaria de toda persona no solo la gente con alguna dificultad:
    "Sólo tenemos una vida pero muchas formas de vivirla"
    "Personas con diversidad funcional, no gente con discapacidad"
    Me encanto!! creo que una buena idea seria hacer un tipo de "cadena de favores" con este libro, ir pasandolo a la gente que uno conoce y pueda conocer el mundo de la gente con diversidad funcional. Se que cada persona es diferente pero siempre hay algo en común :D Yo ya lo comparti con otro y tu??

    ResponderEliminar
  4. Me encanto el libro... yo estoy empezando recién todo este proceso, y leerlo fue un alivio... me ayudo a sentir las oportunidades que puede tener mi hijo.

    Al leerlo también pensé, quiero ser una mamá así, (también una mamá como tú)... jugada al máximo.

    muchos cariños para ti Sonia, por acompañarnos, aunque sea indirectamente en esta experiencia.

    cariños de Sophia Grossi y su hijo Samuelito.

    ResponderEliminar
  5. Mamá, el libro navega parajes de la vida de un discapacitado que contra todo pronóstico va superando escollos que para uno parecen simples y cotidianos.... pequeñas batallas obteniendo grandes triunfos..... es bueno, para las personas que participamos en la vida de seres con capacidades especiales... gracias nuevamente por el dato :)

    ResponderEliminar
  6. COMENTARIO DEL LIBRO:
    “CORDONES PARA LAS ZAPATILLAS”

    Este libro me ha hecho recordar sobre todo mis primeros años de infancia y sobre todo toda mi etapa escolar desde el colegio hasta la universidad en centros educativos con “servicio de integración”
    En mi caso, aunque toda mi escolarización transcurrió en la década de los 90; cuando comenzaba en España; la integración escolar de niños discapacitados; en colegios ordinarios, este sistema dejaba muchísimo que desear; ya que por ejemplo; se desarrollaba de la siguiente manera:

     No se podía escoger el centro educativo al que querías ir; sino que te imponían ir; a un centro alejado de tu barrio; donde supuestamente; estaban todos los elementos necesarios; para desarrollar la integración de niños con discapacidad.

     Debías permanecer 8 horas completas en el recinto escolar; ya que, al disponer de servicio de integración; el colegio, te obligaba a utilizar un servicio de autobús y el comedor escolar; y el servicio de autobús solo se podía utilizar entre las 8 y las 5 de la tarde; con lo cual, no había posibilidad de reducción de horario escolar; para niños con necesidades especiales; por lo que estos; debían permanecer de 9 a 17 de la tarde dentro del colegio.

     Dentro del colegio; la integración escolar, solo se realizaba entre comillas; ya que, a la hora del patio; cuando los demás niños; querían jugar con los niños especiales; los profesores y educadoras; no se lo permitían o se lo limitaban; con la excusa de que; al jugar con nosotros; nos podían hacer daño o nos podíamos caer de nuestras sillas; con lo cual, nuestra presencia en el patio; se limitaba a estar sentados alrededor de las educadoras; en un rincón del patio; viendo como los demás niños; jugaban y estaban en el patio.

     Las educadoras, eran un poco frías en el trato con los niños; y tenían un horario muy estricto; para atender las necesidades físicas de los chavales; por lo que, a veces trataban con sequedad a los niños; especialmente cuando los niños; se hacían sus necesidades encima y era necesario cambiarles la ropa.

     En clase, los niños muchas veces; eran simples oyentes; y tenían pocas posibilidades reales de participar en clase.

    En el instituto; todo continuó exactamente igual; y fue solo al llegar a la universidad; cuando realmente pude comenzar a integrarme en la vida escolar; ya que allí se carecía de educadoras y era necesario tener voluntarios para acceder a los servicios y espacios de la universidad.
    Tuve la suerte de tener una gran voluntaria; que tenía un gran grupo de amigas; las cuales, desde el primer día; me acompañaron en todos los traslados por la universidad; todos los servicios etc.
    Por todo ello, yo coincido plenamente con Daniel Giménez Diáz ; en la idea; de que toda mi educación primaria y secundaria fue bastante caótica; y en que solo pude; integrarme socialmente de forma real; cuando comencé a ir a la universidad y por lo tanto; a relacionarme, con mi voluntaria y su grupo de amigas.
    En cuanto a la vida familiar; también coincido plenamente con Daniel Giménez; ya que, al igual que a él, mi familia aceptó con sentido común y responsabilidad; mi situación de discapacidad; además de que; siempre buscaron, apoyos asequibles y reales dentro de la comunidad; para ayudar a manejar mejor mi discapacidad; y por último; conforme fui creciendo; me inculcaron la idea; de que debía ser yo misma; quien debía buscar los apoyos, ayudas y defender mis derechos; cuando fuera mayor; y eso es lo que hago en la actualidad; en asuntos como la ley de dependencia, compras personales etc.

    ResponderEliminar
  7. Daniel Rodríguez Díaz21 de septiembre de 2011, 07:58

    Muchas gracias por vuestros comentarios sobre "Cordones..." Vosotras sí que tenéis mérito!Nuestro futuro depende de ese día a día que trabajáis infatigables y renunciando en gran parte a vivir vuestras propias vidas para regalárnosla a nosotros. Todo mi cariño y ánimos para las familias que están volcadas en ofrecerles una vida digna a sus miembros más vulnerables.
    A la compañera española que se identifica con el contenido de "Cordones..." quiero decirle que no renuncie jamás a conseguir el objetivo de tener una vida independiente y en libertad. Son demasíados los compañeros con limitaciones funcionales que viven encerrados en centros sin ninguna capacidad para decidir sobre sus vidas. Su realidad es tan triste que, entre todos, tenemos que luchar para que los gobiernos no sigan invirtiendo en centros de aislamiento y marginación. Los recursos deben ir a parar a las personas con diversidad funcional para que ellas mismas los administren en su propio beneficio. De otra forma no existe vida independiente para nosotros. Un beso niña y lucha con todas tus fuerzas.

    ResponderEliminar
  8. María Rosa Martinez Navarro21 de septiembre de 2011, 08:37

    muchisimas gracias Daniel por tus palabras hacia mi y ten por seguro que seguire tus consejos a rajatabla. Saludos, abrazos y besos desde Elche (Alicante) España.

    ResponderEliminar
  9. QUE LINDOS COMENTARIOS YO NO TENGO EL LIBRO PORQUE NO SE SI ES PARA MI NIÑO QUE ES SORDO PERO ME ENCANTARON TODO LO QUE DICEN AHY DEBE SER FABULOSO EL LIBRO Y DEJA MUCHA ENSEÑANSA POR LO QUE SE VE LAS FELICITO Y SIGAN ADELANTE CON MUCHO AMOR FUERZA Y MUCHA FE EN EL FUTURO

    ResponderEliminar
  10. A mí aún no me llega el libro, pero ayer una amiga me envió el siguiente mensaje:

    "Pame!!

    Durante estos días he estado leyendo un libro que me enviaron gratuito, me gustaría que tb lo leyeras, y que revisaras la pagina, la verdad siento que es muy buena, es española, pero tiene mucho apoyo pra la diversidad funcional, entre más lo he leido más te admiro, créeme, y siento, que este país no ha avansado lo suficiente en el tema, al menos esa es la senzación que tengo.

    Espero no te sientas ofendida ni nada por el estilo, ya que en ninguna instancia ha sido esa mi intención.

    Este es el link para el libro gratuito (se demora en llegar)
    http://www.mapfre.com/fundacion/es/conocenos/presentacion-del-ibro-cordones-para-las-zapatillas.shtml

    Un abrazo cariñoso, que esten bien,

    Clau"

    Me dió mucho gusto leer su mensaje. No pierdo las esperanzas de que llegue el libro a mis manos... Por lo menos ahora está en manos de una amiga, que me lo puede prestar!
    Cariños a todas y en especial a Daniel, que lindo su comentario!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  11. Buen dia a todos,
    por favor, necesito poder leer este libro, me apunté en la página de la asociación, pero creo que ya no lo envían. Si hay alguien que lo haya leíso ya y me lo pueda prestar, (me comprometo a devolverlo), les estaría muy agradecida.
    Dejo mi correo por si alguien quiere escribirme, anasabate@hotmail.com.
    Muchas graciss.

    ResponderEliminar
  12. SONIA ME ENCANTO EL LIBRO , MUY CLARO Y EJEMPLO A SEGUIR!!!! LO QUE ME DEJO MEJOR DICHO CON LO Q MAS ME IDENTIFICO ES Q TODO SE PUEDE Y QUE EL APOYO DE LA FAMILIA ES FUNDAMENTAL, CARIÑOS Y BESOS Y RECOMENDAME OTRO!!!!!BETIANA MAMA DE BATUI ARGENTINA

    ResponderEliminar
  13. Hola! Yo no tengo problemas de diversidad funcional, ni hoy por hoy de ninguna índole por suerte, pero para mi también ha sido una gran lección y lo tendré presente de ahora en adelante. También espero que lo lean mis hijos que hoy tienen 10 y 5 años. Me ha dado una reserva de fuerza para cuando la necesite y me ha hecho comprender mejor algunos aspectos de la vida. Muchas mas cosas me gustaría comentar pero lo que si me gustaría es que se reeditara y se pudiera conseguir en librerías y bibliotecas, ya que son muchas las personas a las que me gustaría recomendarselo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Sobre la homilía del Papa Francisco y la Discapacidad

Presidenciales Chile: Propuestas sobre Discapacidad de Beatriz Sánchez

Yo tengo un sueño