Ley N° 20.535

9 comentarios:
El pasado 3 de octubre de 2011 se publicó la Ley N° 20.535 que "Concede Permiso a los Padres de Hijos con Discapacidad, para ausentarse del Trabajo", con la modificación del artículo 199 bis del Código del Trabajo, al cual se le agregaron tres nuevos incisos. Yo no soy experta en estos temas, pero intentaré reproducir la mayor cantidad posible de información para que se entienda.

Antes de esta publicación, se podía ausentar del trabajo la madre de un menor de 18 años cuando su salud requiriera atención personal de sus padres por motivo de un accidente grave, enfermedad terminal en su fase final o enfermedad grave con probable riesgo de muerte. La nueva ley incorpora la figura del cuidador de un niño con discapacidad. Textualmente dice:

Iguales derechos y mecanismos de restitución serán aplicables a los padres, a la persona que tenga su cuidado personal o sea cuidador en los términos establecidos en la letra d) del artículo 6º, de la ley Nº 20.422, de un menor con discapacidad, debidamente inscrito en el Registro Nacional de la Discapacidad, o siendo menor de 6 años, con la determinación diagnóstica del médico tratante.

Bien, me parece más que razonable que se considere la discapacidad en este artículo. O sea, lo mínimo. Ahora bien, quizás soy muy exigente, pero esto no me convence. Voy a enumerar algunos detalles de esta ley para no quedarnos con el título y con la idea de que esta es una noticia maravillosa. Al menos en mi opinión no lo es y creo que revela un problema fundamental. Ustedes la pueden leer íntegra en este enlace y formarse su opinión.


¿Cómo funciona?
  • El derecho es a un permiso para ausentarse del trabajo por el número de horas equivalentes a diez jornadas ordinarias de trabajo al año.
  • El tiempo no trabajado deberá ser restituido por el trabajador mediante imputación a su próximo feriado anual o laborando horas extraordinarias o a través de cualquier otra forma que convengan libremente las partes.
  • También, se podrá descontar el tiempo equivalente al permiso obtenido de las remuneraciones mensuales del trabajador, en forma de un día por mes o en forma íntegra si el trabajador cesa su trabajo.
  • Se deberá dar aviso de la ausencia al trabajo al empleador dentro de las 24 horas siguientes al ejercicio del derecho.

¿Ventajas?

En mi opinión, cuestionables. ¿Poder cambiar al año 10 jornadas laborales de día es suficiente? ¿Cuántos tienen tal red de apoyo que así lo permitiría? ¿Cuántos aquí han tenido a sus hijos enfermos mucho más tiempo? ¿Cuántas hospitalizaciones por invierno? ¿Por qué no mejoramos en flexibilidad laboral, en beneficios reales que nos ayuden a darles a nuestros hijos la atención que merecen y necesitan? ¿Por qué no nos humanizamos un poco? Además, ¿acaso hoy no tenemos que generar el triple de ingresos para poder pagar todo lo que en teoría son derechos de las personas con discapacidad pero que en Chile simplemente se vulneran? Rehabilitación, educación, salud... don't get me started.


Pero...

...el problema es otro.
Creo que esta nueva ley pone en evidencia un problema fundamental de nuestra realidad chilena: la ausencia de la figura del cuidador. Sí, está definida en la Ley 20.422 de manera bastante general, pero ¿no les parece que esta nueva ley presenta una falla lógica fundamental? ¿Se puede ser cuidador de un niño dependiente y simultáneamente tener un trabajo de oficina regular? Alguien que está dedicado de manera permanente al cuidado del niño en el hogar, como se define la figura del cuidador en la ley, no está todo el día en una oficina, ¿o sí? Permítanme compartir la definición de cuidador de la Ley N° 20.422 Art. 6

d) Cuidador: Toda persona que proporciona asistencia permanente, gratuita o remunerada, para la realización de actividades de la vida diaria, en el entorno del hogar, a personas con discapacidad, estén o no unidas por vínculos de parentesco.

Se confunden los roles de padres y cuidadores. Creo que en Chile la figura del cuidador, asistente personal o como lo llamen, no existe como figura visible. En otros países, incluso de Sudamérica, está contemplada como ayuda del Estado, lo que me parece un real beneficio. En Chile, la realidad parece ser que las madres intentamos duplicarnos como podamos, el trabajo del cuidador es considerado parte del rol de madre y no como el trabajo que es, con todo lo que eso implica. Básicamente, si estamos hablando de un cuidador, esa persona "trabaja" cuidando a la persona con discapacidad, por lo tanto no necesita pedir de ningún permiso cuando esta se enferma.

Lo que me lleva a la siguiente pregunta: ¿hay en Chile estudios sobre los cuidadores? Si hay más de 2 millones de chilenos en situación de discapacidad y un porcentaje importante de ellos necesita asistencia, estaríamos hablando de una cantidad significativa de la población que se encuentra en esta situación indefinida. ¿Cómo elaborar políticas públicas efectivas si no conocemos cuál es la realidad?

Volvemos al tema de las últimas semanas: la figura del cuidador. Es el tema que ronda en mi cabeza últimamente y noticias como la de esta ley simplemente me confirman que es materia pendiente y que urge trabajar en ella. Por calidad de vida y también por la dignididad y protección de las personas con discapacidad.


He dicho.


9 comentarios:
  1. Tienes toda la razón con tu análisis, me parece que se burlan de nosotros los cuidadores y la sensación que me queda es de decepción y que como siempre te la tienes que arreglar solo. Tendrías que tener un gran sueldo que te permitiera pagarle a otra persona para que cuide a tu hijo, para que cuando hagas efectivo el permiso, no te afecte que te lo descuenten del sueldo. Ja! Que burla mas grande, como tu dices esta gente del gobierno no tiene idea de como ayudarnos ni como ayudar a nuestros hijos.
    Que decepción!!

    ResponderEliminar
  2. Este tema da para mucho, como siempre, pienso que muchas las personas a cargo de las leyes no tienen conocimiento en lo absoluto de lo que es la discapacidad, no se hacen los estudios necesarios y por lo tanto no se redactan bien las leyes. Se necesitan estudios a fondo, viendo la realidad de las personas con discapacidad y todo el entorno. Las 10 jornadas laborales es un chiste, que sea hasta los 6 años del niño igual. Uno no maneja la salud de las personas con discapacidad, no maneja el tiempo en que se mejora, ni cuantas veces se puede enfermar en el año. Lamentablemente, en muchos casos, es mejor no trabajar y dedicarse a ser el cuidador del hijo si no se tienen las facilidades o beneficios... o como sea que se llame tener la posibilidad de mantener la casa, el hijo y además cuidar de él.
    Con respecto al tema del cuidador, las mamás y papás asumimos ese rol, muchos dejando de lado la vida laboral para entregarse de lleno al cuidado del hijo. Esto en muchos casos cuando se puede mantener la familia con un sueldo. Asumiendo que en Chile el sueldo mínimo es una porquería y que los tratamientos, movilización, terapia, etc. de un niño o persona con discapacidad muchas veces quintuplica dicho sueldo.
    Tristemente vivimos en este país donde se desconoce demasiado el tema de la discapacidad, por lo mismo es difícil que se dicten leyes cuerdas, que realmente beneficien a las personas y demuestren respeto por ellas.

    ResponderEliminar
  3. lo siento lei tu post y me indigno la ley, lei la ley por si la interpretación estaba un poco errada pero me indigno mas, o sea ahora entiendo tu enojo y lo comparto al 10^infinito, es la ecencia del machismo aca en Chile, la mujer en la casa cuidando a los hijos y el marido ganandose el pan, o sea que pasa si el $, (que es MUY importante para las terapias a las enfermedades que la ley incluye) no alcanza, y todos en la famila tienen que aportar, si te botan de la isapre (que me paso) y fonasa no cubre todo, si no tengo una red de apoyo para que a mi hij@ sea cuidado, si en la sala cuna no me lo aceptan por que lo ven enfermos y no quieren hacerse cargo del "cacho", (que pasa) si mi casa no esta en condiciones de recibir a un hijo con problemas medicos, toy tan indignada que podria estar todo el dia escribiendo contras...
    Dicen a y escriben z.... en vez de ayudar la estan cagando

    ResponderEliminar
  4. Uuuuuuufff!
    Que frustrante darse cuenta que vulnerables somos todos, por que pareciera q estas leyes son tan aisladas y si todos tuviéramos conciencía q de un momento a otro podemos estar en esta situación, quizás entenderíamos q no estamos en un estado q apoye y contenga de forma real para estas situaciones. La ley me parece hecha por una empresa más q por el estado.
    Pronto viene la teletón e independiente de su bella labor, sigue reforzando la idea de q no es el estado el q debe hacerse cargo, sino todos los chilenos cada cierto tiempo.
    Cuando decidan salir a reclamar a la calle chicas, me avisan! Jajajajaja tengo la pancarta lista!
    Cariños!

    ResponderEliminar
  5. Y quienes no pueden trabajar porque no ganan lo suficiente como para poder pagar a un cuidador o simplemente porque quieren ser los padres los cuidadores de sus hijos, debieran recibir un sueldo por parte del estado. He dicho!

    Pilar Forno

    ResponderEliminar
  6. Comentè algo en el muro de FB, pero quiero aclarar que no hay que confundir roles, un CUIDADOR ò ACOMPAÑANTE TERAPÈUTICO no es familia, ni medico ni otra cosa, ejecuta todo lo que el equipo interdisciplinario tràtese de medicos, kinesiologos, fonoaudiologos, psiquiatras, traumatologos, etc, ordenen es el ùltimo eslabòn de la cadena y quien lleva a cabo el trabajo y brinda sus CONOCIMIENTOS al paciente, pero no confundamos roles, asesoramos basados en los conocimientos que tenemos, pero RESPETAMOS SIEMPRE, a la familia, respecto a la parte gubernamental y sistema de salud...es otra cosa.

    ResponderEliminar
  7. Muchos papás asumen el rol de cuidadores o acompañante terapéutico por que no hay otra forma de cuidar al hijo por que no existen los medios económicos. Aprendemos todo lo necesario para actuar ante cualquier circunstancia. No se cuestiona al cuidador o a las personas que cuidan se cuestiona la ley, el estado, la ignoracia, la falta de ayuda y respeto, etc.

    ResponderEliminar
  8. Sonia: Más de lo mismo, por qué al elaborar las leyes no se consulta antes a alguna organización, fundación, asociación, corporación o agrupación relacionada con la discapacidad????? O directamente a alguna persona con discapacidad y a su familia???? Siempre a medias, doble trabajo pues. Hay buena intención o lo parece o quieren que lo parezca, pero luego casi siempre se quedan a la mitad de camino. Dictan una ley y después, con los años, la modifican por estar mal redactada o estar incompleta o confusa. Está bien que se modifique por los cambios tecnológicos, económicos o de cualquier índole que afecten al desarrollo de un país, pero que se haga por segunda vez porque la primera no fue correcta o acertada, es un chiste, una pérdida innecesaria de tiempo y plata. No es justo, no. No sé si es querer y no poder o si es una burla y falta de respeto hacia las personas. Me parece un insulto a la inteligencia humana.

    Un abrazo.
    Cristina Sanjuán

    ResponderEliminar
  9. Excelente Sonia, es curioso como se maquillan las cosas para que lo que es un desastre aparezca como un beneficio. Me parece vital lo que estas comentando respecto de la figura del Cuidador que no esta visible. Me parece de urgencia total el hacer ese estudio y visibilizar a los cuidadores, como se van a hacer politicas publicas si no se ve a estos en que condicones estan?? Buenisimo separar cuidador de mama, no es sinonimo y los hombres me parece que tenemos un rol a cumplir aqui.

    Un fuerte abrazo y felicitaciones por tu blog
    Jose

    ResponderEliminar