Cosas de la mamá: mi guitarra.

3 comentarios:
Ayer me reencontré con mi guitarra, con mi guitarra eléctrica. Después de muchas mudanzas en que fue trasladada en su estuche, sin ningún uso, hace unos años descubrí que se habían roto sus clavijas, pero ahí quedó... Hace unas semanas decidí llevarla al taller y finalmente ayer llegó a nuestro hogar, funcionando y sonando maravilloso. Amplificador enchufado, guitarra prendida y una tarde muy entretenida. Yo remontada totalmente a mi adolescencia...

¿Por qué les cuento esto? Porque no es sólo mi guitarra, no es sólo mi hobby. Porque Rocío NO PUEDE MÁS DE RISA cuando cantamos, cuando guitarreamos. Ha pasado por varias etapas, al principio quería canciones infantiles, después arpegios, después más fuertes... Ahora le gusta mucho cuando cantamos. Le gusta mucho también cantar. ¡Le fascina la música! Y que no creo que sea casualidad... La música tiene algo de herencia familiar por acá, mi papá cantaba y tocaba guitarra.

Cuando Rocío tenía 3 ó 4 años, volví a tocar guitarra, la acústica. Toqué muchísimo (MU CHÍ SI MO) durante mi adolescencia, pero cerca de los 18 dejé de tocar... Retomé varios años más tarde buscando algo con lo que Rocío y yo pudiéramos divertirnos juntas, algo que a las dos nos gustara hacer. Y me emociona cuánto le gusta a ella... Cómo se pone a bailar en cuanto ve que saco la guitarra del estuche, antesala de que vamos a cantar.

Por mucho tiempo fue parte de nuestra rutina diaria... Después de almuerzo, nos tirábamos en la cama y cantábamos. Teníamos casi una rutina artística, jajaja. Compusimos canciones, ella cantaba harto. Aprovechaba las letras que ella podía decir, la "A" la "E", o cuando soplaba... Y leseábamos juntas, pasándolo bien. 

Yo feliz tocando guitarra, feliz compartiendo con mi hija algo que me gusta mucho y feliz de que a ella también le guste. Rocío conociendo a su mamá, las otras cosas que hace además de ser su mamá y que además algunas son divertidas! Jajaja. Yo también reencontrándome, empezando a ver a la Sonia que existía antes de que naciera Rocío. Agradecida de haber aprendido cuando chica a tocar guitarra porque hoy disfruto mucho guitarreando con mi hija. De a poco, viendo cuántas cosas mías, de antes, me han permitido ser la mamá que soy para Rocío. 

En fin... Acá va un video del año pasado. Estábamos fuera de práctica pero está lindo igual. Es el primer video que tengo de las dos guitarreando, gracias a Alejandro que estaba también compartiendo y disfrutando ese momento :).


3 comentarios:
  1. que lindo el vídeo
    y que bueno debe ser tocar algún instrumento yo nose tocar ninguno

    ResponderEliminar
  2. Cosas de la mamá y de la hija, para mi la música es un lazo que han disfrutado y compartido desde que Ro era una bebé, rica ella, y que decir de la dulce voz de la mamá?? :)

    Un abrazo ...

    ResponderEliminar
  3. Ya, ahora si!! PRESENTE!!!!!!!
    Qué bueno tener ese hobby para compartir con la Ro, se nota que lo disfruta, que entiende todo, que es/era parte de su rutina, sus cantos, su risa, su cuerpo lo disfruta. Una excelente manera de conectarse más a ti, se hacen compinches, sólo con la mirada traviesa sabe lo que le vas a decir. Seguro le encantará retomarlo a diario, jeje. Espero que esten bien los tres en casita, regaloneando y por lo que leí, disfrutando una rica torta ( me dejaste con antojo). Cariños para la Ro y un abrazo grande para ti!

    ResponderEliminar