¿Y el dolor de espalda?

4 comentarios:
Hace más de 1 mes en el post "Cambio #4: bienestar para todos", les comenté de mi dolor de espalda... Un dolor que consideraba "crónico" y como "gaje del oficio" de tener una hija con discapacidad física que crece, crece y crece... Se los comenté a modo de ejemplo de esta nueva filosofía de buscar el bienestar no sólo de Rocío, sino de TODOS. Ejemplo de cómo NO me quiero sentir y escribí una larga lista de lo que estaba haciendo para no sentir más ese dolor.

¿Me creen si les digo que el otro día me di cuenta de que ya no me duele la espalda? La verdad es que ni yo lo creo mucho... La semana pasada simplemente me di cuenta de que ya no me dolía! No sé cuándo desapareció, parece que fue aliviándose todos los días, lentamente, como respuesta al conjunto de cuidados, al autocuidado mío, al cuidado de Alejandro ayudando en los traslados de Rocío y las tareas domésticas de más fuerza, a divertirnos trotando juntos... Un trabajo en equipo por el bienestar común :).

Me pareció importante compartirlo con ustedes. Quizás porque yo misma pensaba que no se podía aliviar ese dolor... Pero, ¡se puede! No diría que tengo una espalda hiper resistente, seguiremos cuidándola y cuidándonos, pero hoy no siento todos los días dolor en mi espalda, no siento malestar para ir al supermercado, estar de pie, etc. Hoy me siento mejor :)

Así que vuelvo a preguntarles... ¿cómo se sienten ustedes? ¿cómo se quieren sentir? ¿qué necesitan hacer para sentirse así? Y agrego una más: ¿qué mejoraría el bienestar de su conjunto? No sean fomes, compartan! :)
4 comentarios:
  1. Hola Sonia!!!
    Qué puedo decirte de mi espalda... está casi destruida!!! Tengo una vértebra desviada desde antes de quedar embarazada de Valen... y cada tanto caigo en cama!
    Me cuesta mucho pedir ayuda cuando tengo que hacer esfuerzos con Valen, pero gracias a Dios, cuando estaba llegando al límite de mis fuerzas Valen comenzó a caminar (con bastante dificultades, pero camina!) y eso nos dio más independencia en algunas cosas.
    Cambié de auto hace un año, y comenzó a gustarme cuando descubrí que no debía hacer tanto esfuerzo para sentar a Valen en su silla!!! El auto es más alto!!!
    Mi espalda mejoró bastante al no tener que hacerle upa todo el tiempo, pero estoy pensando en incorporar a mi vida una faja...
    Cuántas veces anteponemos a los niños y no nos damos cuenta que tenemos que estar bien para atenderlos!!!
    Besos para Ro!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. (Tercer intento de comentario)
    Mi sugerencia es el Body Balance que combina Yoga, Tai Chi y pilates. En mi opinión, con el TAi chi es suficiente, mejora la postura y la respiración, relaja, estiiiiira la columna, todo con movimientos muy lentos, linda música, y termina con una relajación tipo meditación, muy placentera.No lo seguí haciendo porque me quedaba lejos de casa y el horario era muy incómodo. No encontré algo más cerca, pero me encantaría.
    Este año intenté con un gimnasio especialista en columna y espalda, la actividad se llama re-educación postural, y la verdad es que mejoró mucho mi dolor crónico de cuello y cabeza, pero me abuuuurre el gimnasio. Decididamente apuesto al tai-chi.
    Y, como Fabi, en casa, tratamos de adaptar todos los movimientos a mejorar la postura, que las sillitas no sean imposibles de acceder, comodidad en la bañera, al cambiarlo, etc. (Y también cambiamos de auto por uno más alto, es tan lindo subirlo y bajarlo!!!)

    ResponderEliminar
  3. como les comente llevo 5 años con dolores de espalda, esa es la edad de mi primer hijo Bastian y Isidora de 2 años ya el dolor de espalda no pasa e realisado varias cosas para que aquel dolor se desaparesca pero sigue hay conmigo, pero en realidad no e tomado consiencia que me debo cuidar y estar bien para ellos mis bebes entre el trabajo y las terapias de mi hijo y la casa no tengo tiempo para mi solo se que cuando tengo alguna actividad en mi trabajo trato de buscar muchas escusas para no asistir ya que me siento culpable que a quel tiempo que me puedo dedica para mi se lo estoy quitando a mis hijos para estar con ellos ya que trabajo bastante es muy dificil compatibilisar todo,voy a intentar realizar un poco de yoga ojalas que sea constante, saludos para ti sonia y a tu hermosa hija Rocio.

    Adios.

    ResponderEliminar
  4. Cómo siempre pones un tema que llega al hueso! Literalmente!!!!!! Creo que no nos damos cuenta del esfuerzo que hacemos a diario hasta que este se hace presente en un dolor constante de espalda, cuello, brazos, etc... La respuesta está en delegar, esa gran palabra que no absorbemos ni llevamos a nuestra rutina. Delegar, buscar la comodidad sin sentir que nos anteponemos a la necesidad de nuestros hijos, descansar adecuadamente y sin culpa, darnos un tiempo para nosotros. Eso es lo primero que debiéramos aprender en esta maternidad. Es difícil por que es innato que el hijo va siempre primero, pero debemos entender que si no estamos bien, quién los cuida¿?
    Besos y cariños a la Ro y un gran abrazo para ti!!!

    ResponderEliminar