Una nueva aventura de Turismo "Accesible"

No hay comentarios.:
Salir de la casa con una persona con discapacidad, usuaria de silla de ruedas, ya es una aventura. Generalmente, uno va eligiendo caminos y lugares conocidos para hacer la vida diaria más fácil, pero... A la hora de dar un paseo o tomar vacaciones la cosa cambia. Sé que este no es solo un problema mío sino de muchos. Comparto algunas cifras dadas por la Red de Turismo Accesible de Chile:


  • 9 de cada 10 personas con discapacidad viajan al extranjero (porque Chile es más inaccesible y mucho más caro!).
  • 95% jamás ha viajado solo (la inaccesibilidad reduce o elimina la independencia).
  • Las personas con discapacidad invierten EL TRIPLE en vacaciones, para intentar compensar la inaccesibilidad de los espacios (por ejemplo: habitaciones más grandes, cuidador, etc).

Pero... Las personas con discapacidad también quieren/queremos salir a pasear y creo que para fomentar el turismo accesible es relevante que demos a conocer nuestras experiencias como usuarios y fomentemos las buenas prácticas. Por eso, hoy les cuento nuestra experiencia en las "Termas del Corazón" ubicadas en San Esteban, Valparaíso, Chile.

Primero lo primero: son carísimas. Simplemente lo son. Las termas en general entiendo que son caras, pero me parece brutal. La "promoción" es 40.800CLP el día de piscina más almuerzo (uno abundante pero con mala relación precio/calidad). Pero acá vamos al punto 3 del listado anterior sobre el gasto extra: Rocío tiene problemas regulando la temperatura por lo tanto una piscina fría es difícil para ella. Puede estar unos minutos, pero no se justifica un paseo de un día a un sitio para ir a una piscina fría.

Ya que Rocío ama el agua, hemos hecho un largo periplo en búsqueda de un lugar con agua tibia. Pero aun no damos con ese lugar... Un capítulo de ese periplo fue el paseo a estas Termas: la siempre atractiva posibilidad de salir de Santiago pero en un viaje corto y tener piscinas tibias para Rocío. 

Acá va nuestra historia de "accesibilidad" en las Termas del Corazón:

Llegamos al lugar y había un gran letrero en el estacionamiento que decía en inglés "Reservado para personas con Discapacidad". Era un lugar esquinado, con pendiente y por donde transitaban los peatones.

Mientras hacíamos las maniobras para estacionarnos en este espacio, llegó un joven a preguntar qué estábamos haciendo. Le explicamos que veníamos con alguien con discapacidad y nos contestó muy amablemente con perfectas líneas de un diálogo "estamos preparados para recibir a personas con discapacidad. Podrá ver que todo el recinto tiene rampas y ascensores. ¿Necesita usted una silla o cuenta con una propia?". Aquí ciertamente hubo algún tipo de capacitación.

Luego, afortunadamente nos muestra dos espacios que estaban más lejos pero que sí se podían usar y estaban debidamente señalados. Además, conectados con la entrada principal mediante una gran rampa. 

El mismo joven nos mostró donde estaba el ascensor y las distintas direcciones de las rampas. Estaba tan concentrado en esto que olvidó la información básica de donde ir a pagar y nos estaba enviando a otro sitio. (Como dato al margen: sugiero no preguntar "¿usted viene con el descuento groupon?" inicialmente porque no se siente bien saber que había un descuento del que me perdí, no?).


Hasta ahí, todo bien. Podríamos decir que el ítem "acceso" del lugar funciona perfecto. Recuerden la fórmula simple de la cadena de accesibilidad: acceso, circulación y uso. Cuando se habla de "accesibilidad" a veces se confunde con solo los accesos, pero lo importante es no romper la cadena completa.

Sobre la circulación, es cierto que todo contaba con rampas y puertas anchas, aunque las rampas rara vez tenían la pendiente reglamentada. Pero hasta los baños recónditos del lugar tenían rampa y un baño "tipo" accesible. ¿Se han fijado que los baños siempre funcionan para inferir el grado de accesibilidad de un lugar? Si no hay, si está más o menos o si cumple la norma al pie de la letra les aseguro que reflejará el resto del lugar. Muchos creen que si tan solo EXISTE ya cumple, pero lo más importante son las características y detalles del baño. En este caso, eran cualquier cosa.

Ahora sobre el uso. ¿Cuáles creen que serían los usos de este lugar? Una lista no exhaustiva sería: usar las piscinas, usar los baños, usar el restauran y usar los camarines para cambiarse. Adivinen... Aquí es donde toda la accesibilidad de esfumaba. Se rompía completamente la cadena de accesibilidad.

Sé que no todos viven esta experiencia porque los grados de discapacidad son diferentes. Pero Rocío necesita una superficie horizontal para poder vestirse. Así como los bebés necesitan mudadores horizontales, seguros y limpios, nosotros necesitamos una camilla (dicho sea de paso, en Inglaterra las mamás están exigiendo estas camillas o "Changing Places" en los baños accesibles. Por acá la única opción que existe es EL SUELO DE LOS BAÑOS PÚBLICOS y eso es simplemente guácatela. Problemas del primer mundo, no?).

Nuestra experiencia en las "Termas del Corazón" habría sido precisamente guácatela si no fuera por algo que resulta clave y generalmente invisible en la cadena de accesibilidad: la actitud de las personas. Al ver que no había ninguna superficial amplia donde ponerle a Rocío el traje de baño, solicitamos al personal del lugar por una camilla. Respuesta de persona Nº1: por supuesto, le ayudamos de inmediato. Persona Nº 2: no, no se puede. Persona Nº 1: "pero si están las camillas de masaje que no se están ocupando...".

Resultado: tuvimos un camarín VIP. La pieza de masajes se transformó en nuestro propio camarín personal. Sin duda una solución parche y debieran aprender que necesitan en los camarines una camilla amplia, pero quiero destacar que la actitud de la gente es finalmente la que hace que un lugar sea accesible o no (basta con recordar la noticia de esta semana: Capitán declara "un peligro" a niño con autismo y simplemente no lo deja subir al avión). Eso es discriminación. No hacer una infraestructura accesible también. Por ley, la falta de ajustes razonables es discriminatoria y denunciable.

Para terminar con la cadena de accesibilidad: la piscina, el restaurant y los baños, tampoco contaban con las medidas de accesibilidad necesarias. Si fuese un adulto usuario de silla de ruedas, creo que habría tenido bastantes problemas para usar las instalaciones. Nosotros pudimos funcionar porque Rocío aun es relativamente manejable.

Finalmente, toda la inaccesibilidad desaparece cuando veo la imagen más linda del mundo: a mi hija tremendamente feliz.

- EL FIN -















No hay comentarios.:
Publicar un comentario