Activismo activo

3 comentarios:


Hoy hice una escena de película. No de cuentos de hadas ni de terror, sino de esas de asaltos de banco, inspirada en el comienzo de "Pulp Fiction". Entré abruptamente a una panadería y grité a todo pulmón con el corazón acelerado: 

 “¡ATENCIÓN! El dueño de la camioneta Nissan blanca estacionada afuera sepa que está bloqueando la vereda e impide el paso de sillas de ruedas y coches”. 


Sí, ese es el tipo de vergüenzas que hago pasar a mi hija (aunque elijo pensar que ella me ve con orgullo!).

Saben por qué? PORQUE ME ABURRÍ!!!! Se espera que yo, madre abnegada y mamá de alguien sistemáticamente discriminada, me las arregle sin molestar, baje a la calle para esquivar el vehículo y siga mi camino. Así como el caballero que fue a comprar pan en un vehículo gigante, bloquee la vereda y siga su vida sin siquiera enterarse de que su falta de empatía (por ser amable...) afectó a otros. 

YA BASTA. No voy a andar todos los días gritando, pero mucho menos quedándome callada. Pueden haber formas más elegantes de educar y crear conciencia, pero me parece tan importante que nos atrevamos a alzar la voz!!!! 

¿Cuántas veces hemos bajado a la calle haciendo un esfuerzo físico extra? (Ni hablar de la seguridad). 
¿Cuántas veces hemos hecho un sobre esfuerzo nosotras para adaptarnos a una ciudad inaccesible? ¿Cuántas veces hemos adaptado nuestras vidas porque la sociedad no considera a nuestros hijos? ¿Cuántas nos hemos quedado calladas ante la discriminación? 
¿Cuántas veces hemos pagado nosotras el costo de una sociedad discriminadora? 

Y la más importante de todas, ¿cuánto tiempo más vamos a aguantar esta sociedad indolente?
¿Quién más ya se aburrió? ¡Que levante la mano!!

PS: olvidé contar el final!!! El dueño estaba frente mío, a un metro, en la fila para pagar. Me dijo que lo esperara un poco, que inmediatamente movía el auto. Lo miré fijo y le dije: no tengo porqué perder mi tiempo esperándote. Me di media vuelta y salí como rockstar, sintiendo que el estadio nacional me aplaudía... 😎 
3 comentarios:
  1. 👏👏👏👏👏👏te felicito yo hago lo mismo

    ResponderEliminar
  2. Yo no habría hecho lo mismo, no por que no piense que se debe hacer, sino, por que no me atrevería.
    Te felicito por apegarte a tus principios.

    ResponderEliminar